En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-03-16 / 2021-03-31), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El primer ministro interino de Libia se reúne con el monarca de Kuwait
...leer más...

Al-Sisi insta a Etiopía a cooperar en las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento
...leer más...

Japón suspende temporalmente el pago de la deuda de Mozambique
...leer más...

Yibuti celebrará unas elecciones con pocas sorpresas
...leer más...

Tanzania tiene nueva hoja de ruta en la lucha contra la covid-19
...leer más...

Zimbabue planea adquirir 1 millón de dosis por mes
...leer más...

Una Reserva Natural de Guinea amenazada por los furtivos
...leer más...

Las universidades católicas de Kenia reanudan las clases online tras el cierre gubernamental
...leer más...

Pedro Sánchez visita Angola
...leer más...

Me cortó la mano cuando me negué a desnudarme
...leer más...

Un ataque a una base de la MINUSMA deja cuatro fallecidos y decenas de heridos
...leer más...

Sudán declara el estado de emergencia en Darfur Oeste
...leer más...

Un tribunal de la ONU rechaza la liberación anticipada de un criminal de guerra ruandés
...leer más...

Guinea confirma 5 nuevos casos de Ébola
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Calendario electoral africano 2021: lo que pasó y lo que viene, por Omer Freixa
...leer más...
Suez y su click online, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Las mujeres de Namibia se rebelan, por Bartolomé Burgos
...leer más...
El Esperance de Túnez, mejor equipo africano de fútbol de la última década, por Pancho Jaúregui
...leer más...
África y la crisis del agua, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

George Weah, de Balón de Oro a presidente
09/01/2018 -

En 1995, Liberia celebró a viva voz: George Weah conquistó el Balón de Oro y marcó un hito en la historia del fútbol porque se convirtió, del día a la noche, en el primer jugador no europeo en ganar el prestigioso premio de la revista France Football.

De hecho, hasta hoy ningún otro jugador africano logró alzar al trofeo, ni siquiera quedar en el podio de los tres finalistas, algo que le otorga mucha más relevancia a la hazaña de Weah, quien brilló con el París Saint Germain y el AC Milán por esas fechas.

Recordemos que antes de 1995, sin querer restarle mérito alguno al ariete liberiano, el trofeo estaba destinado exclusivamente a jugadores de Europa. Por esa razón jamás lo ganaron ni Pelé ni Maradona, por citar los ejemplos más llamativos.

Más allá del Balón de Oro, Weah ganó las Ligas de Francia e Italia con el PSG y el AC Milán, respectivamente, y la Copa FA de Inglaterra con el Chelsea, además de ser considerado, según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol, el mejor jugador africano de todos los tiempos, por delante del camerunés Roger Milla y el ghanés Abédi Pelé.

Tras convertirse en ídolo mundial y héroe nacional, y al poco tiempo de decirle adiós al deporte, Weah enfocó su mirada hacia un nuevo y totalmente desconocido horizonte: ser presidente de Liberia, un país ubicado en la costa oeste de África y “fabricado” por Estados Unidos hace ya casi dos siglos.

No cabe duda, la popularidad que alcanzó durante su carrera como futbolista lo posicionó en un lugar privilegiado en el corazón de los liberianos y le abrió muchos caminos en los estratos políticos: la gente veía en él a alguien de confianza.

Sin embargo, pese a ser uno de los personajes públicos de mejor reputación en el país, en gran medida por las pasiones que despierta el fútbol en cada rincón del planeta, Weah perdió dos elecciones presidenciales, en 2005 y 2011.

Pero, como versa un añejo refrán, a la tercera va la vencida. Tras presentarse en los comicios de 2017, salió airoso en la segunda ronda de las votaciones, para convertirse así en el vigésimo quinto presidente de Liberia.

Créanlo o no, esta es la historia de un hombre que nació en la oscuridad de un insalubre barrio de Monrovia, la capital liberiana, y trabajó desde muy joven para ganarse la vida, entre señores de la guerra y la pobreza extrema.

Este funesto paisaje cambió cuando, por azares de la vida, descubrió sus habilidades excepcionales para jugar al balompié.

Ahora piensa en reducir las enormes e infranqueables brechas sociales, arremeter contra la corrupción imperante, mejorar las infraestructuras del país, combatir las huellas de la epidemia del ébola y encauzar la economía de una de las naciones más pobres y frágiles del mundo.

Un sueño de mil dimensiones, a todas luces irrealizable. Pero una vez, hace más de 20 años, Weah ya hizo realidad una quimera.

Fuente: Prensa Latina

[Fundación Sur]


Artículos Relacionados:

- La ronda final de la votación presidencial de Liberia fijada para el 26 de diciembre

- Comienzan los preparativos para las elecciones generales en Liberia

- George Weah: su próximo ’gol’ ganar la presidencia de Liberia.

- Pospuesta la segunda vuelta de las presidenciales en Liberia

- Habrá una segunda vuelta entre Weah y Boakai en las presidenciales de Liberia


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios