En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Una liga de fútbol muy particular en Goma (R D Congo), por José Carlos Rodríguez Soto

31 de marzo de 2010.

Que en África se aprovecha todo, espacios incluidos, hasta extremos inimaginables es algo que ya conocía, pero cuando el pasado domingo 21 de marzo me encontré con siete partidos de fútbol disputándose a la vez en el mismo estadio de Goma no salí de mi asombro. Bienvenidos a la liga infantil Don Bosco, que desde 1981 se organiza en esta ciudad, la principal del Este de la República Democrática del Congo.

El impulso de este peculiar torneo deportivo es el hermano salesiano Honorato Alonso. A sus 60 años, este misionero burgalés con dos décadas largas de trabajo a sus espaldas en el país sigue dedicándose a los jóvenes más desfavorecidos de este rincón del Congo que desde 1996 ha conocido una sucesión interminable de conflictos. Derrochando una mezcla de energía imparable y la serenidad de quien sabe capear muchos temporales, cada día sigue una rutina que empieza muy de madrugada corrigiendo exámenes antes de dedicarse a la oración. Desde las siete de la mañana imparte clases de electricidad en el Instituto Técnico Industrial de Goma (ITIG) y por las tardes coordina las actividades deportivas que se desarrollan en este centro salesiano. Allí acuden cientos de niños y jóvenes de las barriadas cercanas para practicar deportes. Durante varias horas, el amplio recinto se anima con decenas de partidos de fútbol, baloncesto y balonvolea que se celebran al mismo tiempo.

Pero durante la semana el momento estelar es la liga infantil, en la que participan 80 equipos: “Cada equipo tiene que jugar siete partidos para clasificarse”, explica el hermano Honorato. “Tenemos formaciones de cuarta a primera división, con chicos desde los nueve a los 14 años, y de este modo tienen una manera constructiva de pasar el tiempo y aprender valores que van ligados al deporte, de lo contrario la vida aquí les ofrece muy pocas alternativas”.

Mientras explica los pormenores de esta liga, Honorato no pierde de vista su cronómetro y cuando llegan las cuatro de la tarde pita el final del primer tiempo. Después de diez minutos de descanso empieza la segunda parte. De nuevo el inmenso campo de fútbol es un hervidero de ruidosos chiquillos que corren detrás de balones mientras sus compañeros les animan con entusiasmo. A varios metros detrás de una de las porterías se encuentra el contingente indio de las fuerzas de paz de Naciones Unidas (conocidas como MONUC, con 17.000 efectivos, la mayor que existe en estos momentos en todo el mundo). Al otro extremo del campo, tras cruzar una carretera, se alzan las fortificaciones con alambradas del cuartel de los soldados uruguayos. Miro a ambos cuarteles y pienso que en mi vida he visto un partido de fútbol protegidos con tanta seguridad. Lo más irónico de todo esto es que todos estos niños siguen viviendo en riesgo constante de ser sometidos a toda clase de abusos, empezando por el hecho de que muchos de ellos ni siquiera tienen medios para ir a la escuela y se ganan la vida como pueden empujando carretillas, picando piedras o vendiendo cuatro chucherías en cualquier esquina de la ruidosa y caótica ciudad.

Dan las cinco de la tarde y el hermano Honorato pita el final del partido. Unos han ganado y otros han perdido, pero los casi doscientos jugadores saltan y gritan mientras se empieza a poner el sol. Cada equipo corea su nombre: King Sport, Toronto, Nyaragongo, Lion King, Real Madrid, Masembe, Darfur, Monaco, Barcelona y algunos más. Los jugadores, sudorosos y polvorientos, cuando lleguen a sus casas esta noche contarán a sus padres y vecinos las incidencias del partido y soñarán alegres con ser grandes estrellas de fútbol, aunque a ninguno de ellos se le pasará por la cabeza pensar en contratos millonarios. Se contentarían con poder ir a la escuela y vivir en paz.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios