En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Hombres armados secuestran a cuatro personas en Nigeria
...leer más...

Nuevas protestas de los padres afectados por el secuestro de sus hijos en Nigeria
...leer más...

El presidente de Eritrea visita Sudán para aliviar posibles fricciones
...leer más...

La UE y EE.UU. sugieren métodos alternativos en la lucha de Nigeria contra Boko Haram
...leer más...

Sudán ratifica la Convención sobre los derechos de la mujer, con excepciones
...leer más...

Alerta inestabilidad: Una moción de censura contra Zoe Kabila en RD Congo
...leer más...

Gabón quiere ser readmitido en el grupo de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas
...leer más...

Un muerto al pisar una mina un coche de una misión católica en la República Centroafricana
...leer más...

El periodista francés secuestrado en Malí aparece en un vídeo pidiendo su liberación
...leer más...

Biden no ha tomado por el momento ninguna decisión respecto a la cuestión del Sáhara Occidental
...leer más...

Estados Unidos apoya la distribución mundial de las vacunas de coronavirus a precio de costo
...leer más...

Estados Unidos apoya el plan estratégico de eliminación de la malaria de Sierra Leona
...leer más...

Las principales empresas africanas tecnológicas colaboran para impulsar la transformación digital del continente en 2021
...leer más...

Museveni tendrá una investidura con presencia internacional
...leer más...

Uganda interviene para mediar en las negociaciones de la presa del Renacimiento
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Paulo Duarte nuevo seleccionador de la selección de fútbol de Togo
...leer más...
Rutas del narcotráfico mexicano en África, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
África quiere algo más que turistas que se abrazan con niños en Instagram, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

¿Un mejor acceso al agua es la clave para la igualdad de género?
03/11/2020 -

El acceso al agua ha sido reconocido durante mucho tiempo como un derecho humano básico, pero quienes buscan abordar el problema a menudo pasan por alto las formas en que las mujeres y las niñas soportan la peor parte de la escasez de agua. Ahora, el cambio climático y el coronavirus están combinando fuerzas para causar estragos en los medios de vida africanos y el medio ambiente en general, lo que obliga a las mujeres a ocupar la primera línea de la batalla del continente por la supervivencia.

Las mujeres desplazadas y refugiadas en África son un grupo especialmente vulnerable en cualquier momento, sobre todo durante una crisis sanitaria mundial. Según una encuesta publicada a principios de este mes, más del 70 % de estas mujeres informan un aumento en la violencia por parte de sus parejas desde que comenzó la pandemia de coronavirus, y más de la mitad informa un aumento en la violencia sexual. El estudio también establece una conexión interesante con la escasez de agua, ya que el aumento de la demanda de agua en los hogares significa que las mujeres y las niñas pasan más tiempo en los puntos de agua, donde son sometidas habitualmente a violencia sexual.

Estos hallazgos impactantes subrayan el impacto que los roles de género y las normas culturales patriarcales tienen en las mujeres en momentos de escasez de agua, que, a medida que se acelera el cambio climático, aumentarán en frecuencia y durarán más. El resultado es que las mujeres necesitan dedicar más tiempo a buscar agua para sus familias. Según las cifras del Programa Mundial de Evaluación de los Recursos Hídricos de la UNESCO, las mujeres del África subsahariana dedican no menos de 16 millones de horas diarias a recolectar agua. Los hombres, en cambio, dedican solo 6 millones de horas a realizar la tarea.

Los hombres no sufren como las mujeres cuando todo el hogar carece de agua”, declaró a los investigadores un hombre de Kpalbutabo, Ghana. “Las mujeres están más preocupadas por el agua porque cuidan a los niños. Las mujeres no esperan que sus maridos bañen a los niños o les laven la ropa. Es su responsabilidad. Por eso, cuando el agua escasea, las mujeres tienden a no estar tranquilas”.

Peor aún, las colas más largas y el aumento de las demandas de saneamiento debido a la pandemia de coronavirus están obligando a las mujeres a caminar distancias más largas. La violación del toque de queda es ahora inevitable para muchos. Como resultado, los recolectores de agua corren un mayor riesgo de sufrir acoso y violencia a manos de militares y policias, y los requisitos de distanciamiento social significan que caminar en grupo, una medida de seguridad tradicional, es imposible por ahora.

Lo que esto significa para las mujeres se puede ver en toda África con un efecto devastador. En el estado de Darfur Occidental en Sudán, las clínicas de salud han tratado a 297 víctimas de violación en solo cinco meses, más del 80 % de las cuales fueron violadas mientras realizaban “actividades cotidianas” como buscar agua en el río. En la región del río Uke en Nigeria, una niña fue violada en grupo a plena luz del día. Su comunidad ha dejado de denunciar casos de violación a la policía local.

Afortunadamente, ahora hay un impulso creciente de las organizaciones internacionales y de los gobiernos africanos para mejorar la distribución del agua en todo el continente, y hacerlo a través de una lente de género. Además de solucionar los problemas a largo plazo que sustentan la escasez de agua, cerrar la brecha con el suministro de agua embotellada es una solución rápida para ayudar a las comunidades a superar lo peor, ya sea en el contexto de la covid-19 o como un medio para simplemente reducir exposición de las mujeres a entornos hostiles en su camino hacia fuentes de agua distantes.

De hecho, la diferencia que puede hacer el acceso al agua potable se ve fácilmente cuando no solo se considera la higiene y la seguridad personal, sino también la contaminación. La contaminación es una fuente importante de sufrimiento para comunidades enteras, y las mujeres, que a menudo están en desventaja social, a menudo no tienen más remedio que seguir bebiendo agua tóxica. Tomemos el caso del lago Baringo, en Kenia, con unos niveles de fluoruro 35 veces mayores que el nivel recomendado por la Organización Mundial de la Salud. Ésto ha provocado que varios miles de habitantes locales desarrollen fluorosis esquelética, una condición debilitante que conlleva dolor de huesos y articulaciones. Si bien los hombres y los niños se han visto afectados, son las mujeres del lago Baringo las más afectadas.

Ester Yokoi es una de estas mujeres que ha dependido del lago para beber agua durante los últimos 50 años. Hace tres décadas, esta madre de seis hijos perdió el uso de sus piernas debido a la fluorosis esquelética y ahora se ve obligada a arrastrarse por el suelo para llegar a las orillas del lago. Allí rompe rocas con un martillo de metal para venderlas como lastre. Apenas gana lo suficiente para vivir, y mucho menos para comprar agua embotellada o un tanque de almacenamiento de agua de lluvia. El agua embotellada sería una solución rápida para restaurar algo de dignidad, mientras que los programas de desarrollo más amplios deberían centrarse en la limpieza y restauración del medio ambiente.

El problema de la escasez de agua es un nexo conmovedor que combina el cambio climático, la seguridad y la salud como quizás ningún otro. Para las mujeres de todo el mundo, pero en particular para las comunidades desfavorecidas del África subsahariana, el acceso al agua potable significa dignidad, autonomía y un camino hacia una mayor igualdad de género.

Fuente: Africa Times-Imagen: wikipedia-CJTF-HOA

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- ¿Es el feminismo antiafricano?

- Aumenta la prostitución infantil en Kenia por la covid-19

- Aïcha Yatabary: “No habrá regiones ni desarrollo sostenible sin la emancipación y la participación de las mujeres”

- Nicholle Kobi: la artista afro-parisina que está cambiando la infrarrepresentación de la mujer negra

- Tanzania termina con la escasez de agua en Mbalizi

- Zambia se enfrenta a una de sus peores sequías

- Cuaderno Febrero 2020. El reto mediombiental en el África Subsahariana

- Restricciones en el suministro de agua en Nampula, Mozambique

- Namibia busca soluciones a la escasez de agua potable

- Inversión en un proyecto de agua en Tarime

- La sequía azota Zimbabue

- El conflicto por el agua en Libia

- África y el cambio climático

- #WorldWaterDay, protejamos nuestros recursos naturales pero protejamos a nuestras mujeres y niñas también

- Cuaderno Octubre-Noviembre 2013. EL AGUA EN ÁFRICA 2013

- El agua en África


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios