En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Un domingo en la parroquia de los Salesianos en Bangui. por José carlos Rodríguez Soto

13 de febrero de 2013.

Cuando el pasado domingo, a las seis de la mañana, dije al taxista que me llevara a la parroquia de San Juan en el barrio de Galabadja, a las afueras de Bangui, el buen hombre me puso cara de responderme “haré lo que pueda”. Una vez que entramos en el suburbio, uno de .los más pobres de la capital de la República Centroafricana, le costó lo suyo hasta que preguntando a varios viandantes y equivocándonos de ruta unas cuantas veces finalmente fuimos a para a un amplio recinto en el corazón de la barriada. A la entrada de la parroquia, un gran mural de San Juan Bosco nos da la bienvenida al tiempo que nos informa que aquí trabajan los Salesianos.

Había conocido a su párroco, el español Agustín Cuevas, pocos días antes. Un veterano de África que con varias décadas de trabajo anteriormente en Chad y Guinea Ecuatorial, este conquense está ahora al frente de esta parroquia que es un enjambre de actividades. Presidió la eucaristía el obispo Albert Vanbuel, un belga simpático y dicharachero de algo más de 70 años, que hasta hace poco años fue párroco en este barrio. Acaba de llegar a Bangui después de dejar su diócesis de Kaga-Bandoro, en el norte del país, donde pasó varias tensas semanas de ocupación por parte de los rebeldes de Seleka. “Habla el Sango perfectamente y sin acento”, me dice uno de los líderes de las comunidades de base que me invitaron el domingo a que les dirigiera un seminario sobre resolución de conflictos después de la misa.

El ambiente que percibo en la parroquia es el mimo que ha visto en otros lugares míseros de África: en los slums de Nairobi, en los suburbios de Kampala, en la Goma castigada por una guerra después de otra, en Juba… Un lugar donde hay vida y donde la gente encuentra un oasis de paz en medio de sus mil dificultades cotidianas. Los Salesianos llevan adelante la administración de una escuela primaria donde estudian varios cientos de niños. En sus salones parroquiales funciona también un club juvenil y hay una amplia biblioteca que se llena por las tardes y noches de muchos niños y jóvenes que encuentran lo que no tienen en sus casas: una silla y una mesa para sentarse y estudiar con tranquilidad con luz eléctrica. Saliendo de la parroquia, en el recinto de al lado, Agustín me enseña un dispensario limpio y ordenado que funciona 24 horas al día y donde tienen maternidad. Cuando llego, me muestran un niño que acaba de nacer y la matrona sale a decirnos que dentro tiene otras dos mujeres que están dando a luz.

Y, terminada la visita, al final me enseña dos campos de fútbol donde juegan varios chavales. “Menos mal”, le digo bromeando, “ya estaba yo pensando que si veo una institución de los Salesianos que no tenga terrenos deportivos os voy a denunciar al cardenal Bertone”.

En Bangui hay dos comunidades de los hijos de Don Bosco. Además de la parroquia, tienen una gran escuela de formación profesional que ofrece educación y salidas profesionales a muchos jóvenes que acuden a sus aulas. Sacarla adelante, manteniendo la estructura de talleres y maquinaria, no es fácil en el que figura como el segundo país más pobre del mundo y donde –según Naciones Unidas- el 60% de su población vive con menos de un dólar al día. Una vez al mes se reúnen todos los miembros de las dos comunidades para comer juntos y pasar unas horas de encuentro fraternal. He tenido la suerte de venir el día del mes que tocaba la jornada común. Durante la comida escuchamos con atención al obispo, que nos relata lo duro que le ha resultado bregar con unos rebeldes cuyo único programa parece ser robar, destruir y, aterrorizar a la población. Cuando vuelvo a casa, pienso que en Bangui, como en muchos otros lugares de la geografía de la pobreza, la vida de la gente sería aún más dura si no tuvieran con ellos a comunidades religiosas que reparten educación, salud, servicios sociales y consuelo espiritual.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios