En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Hombres armados secuestran a cuatro personas en Nigeria
...leer más...

Nuevas protestas de los padres afectados por el secuestro de sus hijos en Nigeria
...leer más...

El presidente de Eritrea visita Sudán para aliviar posibles fricciones
...leer más...

La UE y EE.UU. sugieren métodos alternativos en la lucha de Nigeria contra Boko Haram
...leer más...

Sudán ratifica la Convención sobre los derechos de la mujer, con excepciones
...leer más...

Alerta inestabilidad: Una moción de censura contra Zoe Kabila en RD Congo
...leer más...

Gabón quiere ser readmitido en el grupo de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas
...leer más...

Un muerto al pisar una mina un coche de una misión católica en la República Centroafricana
...leer más...

El periodista francés secuestrado en Malí aparece en un vídeo pidiendo su liberación
...leer más...

Biden no ha tomado por el momento ninguna decisión respecto a la cuestión del Sáhara Occidental
...leer más...

Estados Unidos apoya la distribución mundial de las vacunas de coronavirus a precio de costo
...leer más...

Estados Unidos apoya el plan estratégico de eliminación de la malaria de Sierra Leona
...leer más...

Las principales empresas africanas tecnológicas colaboran para impulsar la transformación digital del continente en 2021
...leer más...

Museveni tendrá una investidura con presencia internacional
...leer más...

Uganda interviene para mediar en las negociaciones de la presa del Renacimiento
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Thomas Lubanga seguirá en la cárcel y los menores soldados luchando, por Chema Caballero

16 de diciembre de 2014.

El pasado día 1 de diciembre, la Corte Penal Internacional(CPI), con sede en La Haya, desestimó el recurso interpuesto por Thomas Lubanga contra su sentencia por el uso de niños y niñas como soldados y esclavas sexuales en la República Democrática del Congo (RDC).

En marzo de 2012, Lubanga fue condenado a 14 años de prisión en la primera sentencia dictada por la CPI desde su creación en 2002.

El antiguo señor de la guerra había sido presidente del partido político Unión de Patriotas Congoleños (UPC) para, más tarde, en 2002, convertirse en el Comandante jefe de su ala militar, las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo, formadas en su mayoría por miembros de la etnia Hemahttp://es.wikipedia.org/wiki/Hema Este grupo rebelde congolés utilizó gran cantidad de menores soldados en el conflicto de Ituri durante los años 2002 y 2003. Ituri, en el nordeste de la RDC, es una región rica en oro, diamantes, petróleo y coltan.

Lubanga fue detenido en marzo de 2005 y trasladado a La Haya un año después. El 26 de enero de 2009 se inició el juicio contra él. El proceso fue largo y lleno de altibajos que incluso llevaron a que los jueces de la CPI decretaran la libertad de Lubanga en 2008, decisión que tuvieron que revocar tras la apelación del fiscal. Por su parte, los grupos de derechos humanos también criticaron que la acusación contra este señor de la guerra se limitara al uso de menores soldados cuando también fue responsable de distintas masacres, violaciones, saqueos

Finalmente, Lubanga fue declarado culpable por el uso de menores de 15 años como soldados el 14 de marzo de 2012, dictándose la sentencia que le condenaba a 14 años de cárcel el 10 de julio del mismo año.

El 7 de agosto de 2012, la CPI emitió su primera declaración sobre los principios que debían guiar la reparación de las víctimas de los crímenes cometidos por Lubanga. En ellos establecía que el Fondo Fiduciario para las víctimas recogiera las propuestas de reparación que luego serían aprobadas por la cámara.

El 3 de octubre, Luganda apeló tanto el veredicto de culpabilidad como la sentencia dictada por los jueces de la CPI, solicitando su absolución y la anulación o reducción de la sentencia. El fiscal del tribunal también pidió que la condena se revisase al alza. Él había solicitado a la sala una pena de entre 20 y 30 años de prisión para el antiguo señor de la guerra.

Durante la vista mantenida el 19 y 20 de mayo de 2014 con motivo de la apelación, se discutió largamente sobre la edad de los niños y niñas que habían estado bajo el mando de Lubanga. La defensa intentaba demostrar que todos ellos eran mayores de 15 años y se habían alistado voluntariamente. Sin embargo, durante el juicio ya se había probado que la gran mayoría de ellos eran menores de esa edad y que habían sido forzados a unirse a las filas de las Fuerzas Patrióticas para la Liberación del Congo. Como diversos testigos declararon, los rebeldes iban casa por casa exigiendo a las familias un impuesto que les permitirían seguir viviendo en sus aldeas y mantener sus vidas; este consistía en dar un hijo o una hija a los rebeldes.

Finalmente, el 1 de diciembre la sala de apelaciones de la CPI desestimó todos los recursos y mantuvo la sentencia. Lo cual no deja de ser una noticia muy buena.

En marzo de 2012, cuando Lubanga fue declarado culpable,en este mismo blog afirmamos que la decisión de la CPI suponía un paso muy importante en la lucha contra el uso de niños y niñas soldados en todo el mundo. La ahora Fiscal Jefe del Tribunal, Fatou Bensouda, también manifestó la misma ideaal decirque el juicio dio voz a los niños y niñas que el señor de la guerra Thomas Lubanga “ha transformado en asesinos; aquellas niñas que el Sr. Lubanga ofreció a sus comandantes como esclavas sexuales (…) Niños y niñas que fueron utilizados en las hostilidades. Que se usaron para matar, violar y saquear”.

La realidad es que después de dos años y medio y a pesar de algunas iniciativas y buenas noticias en este campo, siguen existiendo tantos niños y niñas soldados y esclavas sexuales en todo el mundo como el día en que fue sentenciado Thomas Lubanga. Muy poco ha cambiado en este ámbito. En algunos países se desmovilizan menores (Sudán del Sur, Chad, Myanmar) mientras que en muchos otros se reclutan (Malí, República Centro Africana, Estado Islámico, Libia…).

El verdadero problema, en lo que se refiere a niños y niñas soldados y esclavas sexuales, sigue siendo que no hay voluntad política para poner fin a esta situación. Los instrumentos jurídicos internacionales están ahí y los pasos a seguir se conocen. Sin embargo, tenemos que repetir, una vez más, que la realidad es que aquellos que pueden hacer algo, los países occidentales que se benefician de las guerras africanas para acceder a los recursos naturales del continente y venden las armas que matan, no quieren terminar con esta situación de la que se sirven para hacer negocios de sangre.

Original en : Blogs de El País. África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios