En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (2/3)
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (2/3)
...leer más...

Aplazadas las eliminatorias de los grupos africanos para el mundial de fútbol de 2022
...leer más...

El gobierno nigeriano aprueba la creación de un centro para el control de las armas ligeras
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (1/3)
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (1/3)
...leer más...

Dominic Ongwen, ex niño soldado, condenado a 25 años de cárcel por crímenes de guerra y de lesa humanidad
...leer más...

Marruecos introducirá un nuevo Código para el Medio Ambiente
...leer más...

Zimbabue considera la primera matanza masiva de elefantes en décadas
...leer más...

Las remesas familiares baten un récord en Zimbabue
...leer más...

Marruecos refuerza la cooperación Sur-sur con Nigeria y Yibuti
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Jacinto Román Sancho: Gorilas de llanura en el Congo, por Roge Blasco
...leer más...
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Paulo Duarte nuevo seleccionador de la selección de fútbol de Togo
...leer más...
Rutas del narcotráfico mexicano en África, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

TANZANIA: Es hora de equilibrar las necesidades de las comunidades agrícolas y las de pastoreo
06/02/2009 -

El persistente conflicto entre comunidades agrícolas y de pastoreo en Tanzania no da señales de progresar. En lugar de ser una fuente de cohesión, ninguna de las dos partes cesa de acusar a la otra de haber infringido sus derechos.

En el centro de sus enfrentamientos está la forma en que todos hacen uso de los recursos de la tierra, incluyendo l agua y los pastos. Cualquier autoridad que haya intentado mediar entre las partes enfrentadas no tiene en cuenta la cuestión de equilibrar la protección medioambiental y las necesidades socio económicas de estas comunidades.

Mientras que los agricultores mantienen su residencia permanente ¿por qué deben seguir los pastores siendo nómadas? Según los agentes de desarrollo nacional, estos pastores deberían tomar parte o estar representados en las agendas de desarrollo, pero ese proceso sería muy complicado si ellos no dejan de moverse por todo el país, con su ganado.

Los movimientos frecuentes de grandes partidas de ganado sobre suelos frágiles, han dejado tras de sí, en muchos distritos senderos de destrucción medioambiental y angustia entre la población local, que depende del medioambiente para sobrevivir, incluida la provisión de comida, material de construcción, leña para el fuego, medicinas y pastos.
Ya es hora de que las comunidades rurales de este país se asienten permanentemente y comiencen una revolución agrícola que esté basada en prácticas científicas. La nación no puede eliminar con éxito la pobreza, la ignorancia y las enfermedades prevenibles si parte de su pueblo continua teniendo una forma de vida extremadamente anticuada.

Los últimos enfrentamientos sangrientos entre agricultores y pastores en el distrito de Kilosa, de la región de Morogoro, ha causado conmoción más allá de las fronteras regionales, ya que han generado historias que ha corrido por las ondas. Gracias al gran avance de Tanzania en telefonía, tanto las víctimas como los asaltantes atrajeron inmediatamente la atención de las autoridades, incluida la policía.

Como consecuencia de esto, la calma se restauró de inmediato. Pero, mientras que las víctimas curan sus heridas, es necesario que los líderes regionales y locales conciencien a la comunidad con respecto al uso de los recursos para mantener las actividades económicas, tanto los cultivos como el ganado.

La gente corriente que utiliza los recursos como un regalo de Dios debe comprender que fue un regalo entregado a toda la humanidad, para la posteridad y por esa razón, se aprueban leyes para la protección del medioambiente y obliguen a equilibrar las necesidades humanas. Todas las actividades que se desarrollan en la tierra deben llevarse a cabo dentro de unos límites específicos.

Hay que impulsar una reducción del nivel de almacenamiento, si es necesario, obligar a ello, para asegurarse de que las comunidades de pastores mantienen rebaños saludables y económicamente lucrativos, sin destruir el medioambiente y así evitar los enfrentamientos con los cultivadores de las tierras. El mismo principio debería aplicarse estrictamente para las dehesas limitadas.

En todo el país existen suficientes provisiones legales para detener la oleada de estos enfrentamientos, algunas veces gente influyente en la sociedad como los políticos, administradores y hombres de negocios han intervenido para perpetuar los conflictos en su propio beneficio.

Los oficiales del gobierno que quieran aumentar sus ganancias algunas veces tienden a engañar a las comunidades rurales. Aparentemente, ignoran el estado de derecho y aceptan sobornos en forma de cabezas de ganado o sacos de grano para silenciar las quejas de las partes ofendidas, sin darse cuenta de que un gobierno mejorado ha permitido que el derecho a la alfabetización llegue a estas comunidades.

Nuestro sistema de gobierno tiene el deber de que la justicia esté al alcance de todos. Las comunidades locales promoverán la cohesión nacional y la estabilidad política en el sistema con respecto a sus derechos.

(EDITORIAL. This Day, Tanzania, 06-02-09)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios