En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Hombres armados secuestran a cuatro personas en Nigeria
...leer más...

Nuevas protestas de los padres afectados por el secuestro de sus hijos en Nigeria
...leer más...

El presidente de Eritrea visita Sudán para aliviar posibles fricciones
...leer más...

La UE y EE.UU. sugieren métodos alternativos en la lucha de Nigeria contra Boko Haram
...leer más...

Sudán ratifica la Convención sobre los derechos de la mujer, con excepciones
...leer más...

Alerta inestabilidad: Una moción de censura contra Zoe Kabila en RD Congo
...leer más...

Gabón quiere ser readmitido en el grupo de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas
...leer más...

Un muerto al pisar una mina un coche de una misión católica en la República Centroafricana
...leer más...

El periodista francés secuestrado en Malí aparece en un vídeo pidiendo su liberación
...leer más...

Biden no ha tomado por el momento ninguna decisión respecto a la cuestión del Sáhara Occidental
...leer más...

Estados Unidos apoya la distribución mundial de las vacunas de coronavirus a precio de costo
...leer más...

Estados Unidos apoya el plan estratégico de eliminación de la malaria de Sierra Leona
...leer más...

Las principales empresas africanas tecnológicas colaboran para impulsar la transformación digital del continente en 2021
...leer más...

Museveni tendrá una investidura con presencia internacional
...leer más...

Uganda interviene para mediar en las negociaciones de la presa del Renacimiento
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Sueño de verano, por Chema Caballero

7 de septiembre de 2011.

Hoy, inesperadamente, me he topado con el fin del verano. Bajaba por la rue Blanche, y, al doblar la esquina de la rue Moncey, camino de la Gare St. Lazare, me sorprendió una ráfaga de aire frío que arrastraba algunas hojas de árboles doradas, las cuales revoloteaban alrededor de las finas gotas de lluvia que empezaban a empaparme. Fue un regreso brusco a la realidad de la rutina, un volver a tener que orientarme en el laberinto de cualquier ciudad que nunca es la que, de verdad, me gustaría habitar.

En este paréntesis vacacional, los vaivenes de las bolsas, los dictados de los mercados, los disturbios ingleses y las alharacas, amén de las consabidas noticias de amoríos, bodas y rupturas que, normalmente, proporciona la estación, han hecho que los problemas del continente africano queden, un poco más de lo habitual, en segundo término. Aunque de vez en cuando se hacía un hueco en la prensa internacional, casi siempre los fines de semana, cuando las noticias escasean más, la hambruna del cuerno de África.

Una de las noticias que la prensa no ha considerado digna de mención ha sido el que los gobiernos e instituciones del continente se hayan comprometido a contribuir con 350 millones de dólares para paliar el hambre que se sufre en Somalia y los países vecinos. Esto es un gran esfuerzo al que se suman las iniciativas privadas que están surgiendo en toda África para ayudar a los damnificados, como la organizada en Kenia bajo el nombre Kenyans for Kenya (www.kenyans4kenya.co.ke) para motivar a los ciudadanos a que donen pequeñas cantidades de dinero.

Pero no es solo el sacrificio económico lo que cuenta. No podemos olvidar que la mayoría de los campos de refugiados, a los que llegan las personas que huyen del hambre, se encuentran en países de la zona, como Kenia o Etiopía. Esto supone una enorme presión social, económica y medioambiental para los lugares de acogida.

Es muy de elogiar que el continente africano se organice para socorrer a sus vecinos, como también lo es el que la comunidad internacional y las ONG lo hagan. Gracias a estas iniciativas y esfuerzos se podrán salvar las vidas de muchas personas hasta que llegue la próxima hambruna y tengamos que volver a movilizarnos.

Como tantas otras veces, se están poniendo parches sobre el terreno (muy necesarios, en la presente situación) sin atacar las causas que provocan tantas muertes.

Las sequias son cíclicas en la zona y, aunque suponen un momento duro para la población, no son la única causa de la situación actual. Posiblemente las guerras y los malos gobiernos hayan influido mucho más que el clima, como también la especulación que realizan los inversores con los productos de primera necesidad ( www.ongdyes.es/es/noticias/632-el-hambre-cotiza-en-bolsa), lo que está llevando a que los alimentos básicos alcancen precios astronómicos en todo el continente.

Algunos países africanos intentan prevenir este tipo de escenarios poniendo en práctica la Declaración de Maputo (www.unesco.org/cpp/sp/declaraciones/maputo.htm), a través de la cual los estados africanos se comprometieron a invertir el 10% de sus presupuestos en agricultura. Curiosamente, los gobiernos que están implementando esta resolución son todos democráticos. Esto afianza lo que dijo el economista indio, Amartya Sen: “las hambrunas no se dan en democracias funcionales”.
Por eso, una vez pasada la emergencia, deberíamos dirigir nuestros esfuerzos a la prevención, ayudando a la eliminación de las dictaduras y las guerras y fomentando políticas que garanticen la autosuficiencia alimentaria de todos los países del continente, aunque eso, ahora, nos parezca el sueño de una noche de verano.

Os dejo con algo de música que todavía recuerda a la falta de preocupaciones del verano, viene de Tanzania. La canción es Diamond, interpretada por Moyo Wangu.

Original en ONGDYES



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios