En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Somalia restablece los lazos diplomáticos con Kenia
...leer más...

Portugal enviará más soldados a Mozambique para ayudar en la lucha contra el terrorismo
...leer más...

Cientos de personas se manifiestan en Sudáfrica en apoyo al pueblo palestino
...leer más...

Yoweri Museveni celebra su investidura sin dejar de ahogar a la oposición
...leer más...

Alemania trata de acercar posturas con Marruecos
...leer más...

El estado de Burkina Faso dona alimentos a la Iglesia católica a través de OCADES Caritas Burkina
...leer más...

La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo apoya la recuperación del clima empresarial en Marruecos con una subvención de un millón de dólares
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (3/3)
...leer más...

Londres se disculpa por no reconocer a los soldados coloniales que murieron por Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (3/3)
...leer más...

40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Sofitel Luxury Hotel, por Chema Caballero

26 de mayo de 2011.

Las noticias de estos días se centran en la detención del director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn. Como este señor es inocente hasta que se demuestre lo contrario no voy a opinar sobre los motivos que le han llevado a la prisión de Rikers Island.

Me detengo en algo que comentan muchos periódicos: el tren de vida del señor Strauss-Kahn que supuestamente había ido a Nueva York a pasar un fin de semana con su hija, estudiante de máster allí. Como tantas otras veces se alojó en el Sofitel Luxury Hotel que se encuentra en el número 45 de la calle 44 oeste, muy cerca de Time Square, centro neurálgico de la ciudad. Hasta aquí todo de lo más normal. Lo que llamó mi atención fue que, según los periódicos, cada noche en ese hotel cuesta 3.000 euros.

Entré en la página del hotel (http://www.sofitel.com/gb/hotel-2185-sofitel-new-york/index.shtml) y no encontré ninguna habitación con ese precio. Eso sí, la más económica que aparece es de 322,82 euros la noche (sin desayuno). No sabría qué comentar: ¡qué no debe haber en esa habitación para que te cobren esa cantidad y ni siquiera te den de desayunar! Si en cualquier hotel de incluso 50 euros la noche te pones las botas en el bufe del desayuno. Pero este es un mundo que se me escapa. Dicen los periódicos que la habitación 2086 donde se alojaba Strauss-Kahn es una suite con dormitorio, baño de mármol, tres salones y un surtido mini bar. Lo del nutrido mini bar lo entiendo, pero lo de los tres salones para pasar un fin de semana se me hace difícil de imaginar. Todo esto debe ser un pequeño ejemplo del nivel en el que viven personas como el director ejecutivo del FMI. Y, a pesar de eso, creí que a los periodistas se les había colado un cero de más.

Comentaba estas cosas con una amiga, mientras tomábamos una cerveza y mirábamos al mar, y ella, que sabe mucho de esos metamundos, me dijo que las habitaciones de 3.000 euros no se anuncian en la web porque no están al alcance de cualquier ciudadano. Me dijo que volviera a visitar la página y me fijara en que seguramente pedirían un número de socio o de tarjeta de fidelidad. Y así es, parece que existe un “A club” al que no tienen acceso el común de los mortales.

Curioso que esta persona que está imponiendo a tantos ciudadanos europeos, entre ellos a los españoles, bajadas de sueldo, congelaciones de pensiones y otros recortes sociales y al que nuestros políticos obedecen sin rechistar ni cuestionar, no tenga ningún reparo en gastar esas cantidades de dinero (¿Por cierto, quien paga ese tipo de facturas? ¿Las paga él de su bolsillo? ¿Las pagamos todos los contribuyentes a través de las aportaciones que hacen nuestros gobiernos al FMI?…)

La zarpa del FMI también llega a África. En los años 80 y 90 del siglo pasado, por ejemplo, impuso políticas neoliberales que tuvieron efectos devastadores y que aumentaron, considerablemente, la brecha entre ricos y pobres y dispararon la corrupción y que no son ajenas al surgimiento de muchos de los conflictos que asolaron gran cantidad de países subsaharianos.

No han cambiado mucho las cosas en el continente después de casi veinte años y el alivio de la deuda a cambio de políticas neoliberales sigue causando estragos, a pesar de que las perspectivas del FMI anuncien un fuerte crecimiento económico para los países del África subsahariana. Crecimiento que, curiosamente, no está repercutiendo en la creación de puestos de trabajo o en la reducción de la pobreza.

Incluso los informes favorables al FMI apuntan a que sus operaciones en África son confusas, vagas y poco transparentes y adolecen de una enorme brecha entre los objetivos que están sobre el papel y la práctica: http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=40377

En una de esas paradojas que de vez en cuando nos proporciona la vida, descubrimos que la persona que ha presentado la denuncia contra el todo poderoso director general del FMI es una migrante africana, de nombre Ophelia, proveniente de Ghana, uno de los países estrellas de los programas del organismo internacional.

Y todo esto coincide con el desalojo de la Puerta de Sol de los jóvenes que tras la manifestación del pasado domingo decidieron acampar en una de las plazas más representativas de la capital. El mismo gobierno que aplaudió a los jóvenes tunecinos que tomaron las calles, a los cientos de personas que durante semanas acamparon en la plaza Taharir de El Cairo, a los que lo intentaron en la plaza de la Perla de Manama, en Baheim… ahora, de noche, desaloja a sus propios ciudadanos, porque las revoluciones, cuando se producen en el patio de nuestra casa, molestan y dan miedo.

Como homenaje a Ophelia y a todas las mujeres africanas que tienen que dejar sus países buscando una vida mejor por culpa de los poderosos de este mundo os dejo con una mujer de Ghana, Ohemaa Mercy, que canta góspel. Esta canción se titula Wobeye Kese:

Original en Blog ONGDYES



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios