En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El primer presidente blanco en África Subsahariana desde el apartheid, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La tragedia de Libia: actuaciones y responsabilidades internacionales, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Situación de Mali: un verdadero falso regreso al orden constitucional
26/04/2012 -

Con un estrépito ensordecedor, amplificado por las declaraciones grandilocuentes, en las diferentes emisoras de la CEDEAO / ECOWAS, se nos ha ofrecido un retorno al orden constitucional en Mali. Al creer la historia del retorno, hay que creer en el nacimiento de una nueva era en África, donde toda confiscación de la legitimidad popular está prohibida. Sobre todo porque el acuerdo marco negociado por el mediador de la CEDEAO precisa, basado en el espíritu de la constitución del 20 de febrero de 1992, los términos del proceso citando artículos de una importancia fundamental.

El proceso grotesco y absurdo representa, sea cual sea su justificación, para todos los demócratas africanos de Mali y de otros lugares, una derrota ideológica frente a la fuerza bruta, contra el compromiso de cualquier tipo por parte de las élites de Mali y frente a las peores depravaciones. Es además especialmente desolador y cínico que el padre de esta misma constitución sea al que se ha querido hacer salir, cuando después de dos lustros, debería salir mecánicamente como muy tarde el 8 de junio. Hay un ejemplo reciente en un país del África occidental, Mauritania, donde ocurrió lo mismo. A este efecto, el de Mali debería servir para enriquecer cualquier procedimiento judicial en la materia, y permitir una comparación útil.

En Mauritania, el presidente Ould Cheikh Abdallahi, democráticamente elegido, dimitió después de un golpe de fuerza dirigido por un militar a cargo de su seguridad y además, jefe de Estado Mayor del que acababa de expulsar. La naturaleza y las causas son las mismas: la brutalidad, la transgresión del derecho, y el pisoteo y confiscación de la legitimidad popular. Otro elemento de comparación es la existencia de un Acuerdo Marco, aunque para Mauritania, el lugar del asesinato es Dakar. Más sustancialmente, la esencia jurídica es la misma. El regreso al orden constitucional. La cuestión es ¿cómo? En los dos casos se prevé un interino, el presidente del Senado en Mauritania y el de la Asamblea Nacional para Mali. Por otro lado, ninguno de los dos presidentes interinos puede ejercer las prerrogativas del presidente que ha dimitido.

En Mali, está claramente escrito en la constitución que en caso de vacío, “no puede aplicar los artículos 38, 41, 42 y 50”. Estos artículos abordan particularmente el nombramiento del primer ministro, el jefe del gobierno y los ministros, el referéndum y la ratificación, la disolución y la toma de medidas excepcionales, en definitiva, antes de su dimisión efectiva, el presidente debe tomar todas estas decisiones, para un regreso a un verdadero orden constitucional.

En Mauritania, antes de dimitir, el presidente Uld Cheikh Abdallahi nombró el gobierno interino encargado de la dirección del periodo transitorio y excepcional y todo conforme a la constitución de su país. A pesar de nuestra firme condena del golpe de estado, todo el proceso se hizo conforme a la ley.

En Mali, no se puede decir lo mismo. Es una violación flagrante de la constitución, de las leyes y reglamentos en vigor. Es grotesco y engañoso hablar de otra cosa. La dimisión del presidente Touré, aceptada por él mismo para evitar el bloqueo y por amor a su país, no resuelve todo. Debería haber sido la culminación de un proceso claro, promulgado por la ley fundamental de Mali. En efecto, este acto importante y heroico del presidente Touré, mecanismo de activación de todo el proceso, debería haber ido precedido del nombramiento de un gobierno y de la toma de medidas excepcionales conforme a las disposiciones de la constitución del 25 de febrero de 1992, por el presidente que ha dimitido. En efecto, en su infinita sabiduría, el legislador de Mali supervisó todo el proceso para evitar que se tomaran medidas arriesgadas. El regreso al orden constitucional no será un eslogan o un último recurso. Es una mecánica basada en las normas que derivan de actos que funcionan igual que las muñecas encajables.

Tenida cuenta de la obra de teatro de mal gusto interpretada en el lugar de las prescripciones del ordenamiento jurídico de la República de Mali, todo es falso y anticonstitucional. El único gobierno legítimo de Mali es y sigue siendo el del presidente que dimitió, nombrado conforme a las disposiciones del artículo 38 de la constitución.

Por otra parte, los socios de desarrollo no han caído en esta trampa, y han suspendido sus créditos a Mali. El nuevo gobierno es más bien una estructura títere, es decir, que no merece la pena tomarlo en serio y pende de un hilo, en la medida en que, en ausencia de la fuerza del estado de derecho, está sometido a golpes de acordeón, asociados a un comportamiento incierto de una panda de aventureros.

El regreso al orden constitucional supone una recuperación de todo, según lo que dicta la constitución de Mali y conforme a la jurisprudencia mauritana. El gobierno nombrado por el presidente interino actúa de forma ilegal. Por lo tanto, en un momento u otro, sus miembros responderán de su prevaricación.

Irène COULIBALY

(L’Indicateur du Renouveau, Mali, 26-04-12)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios