En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...

Alemania se enfrenta a “los pecados de sus antepasados”
...leer más...

La recesión y la violencia, problemas agravados por la pandemia en el continente africano
...leer más...

El ministro de Exteriores nigeriano reafirma las razones detrás del bloqueo de Twitter en el país
...leer más...

La República Africana Unida, una propuesta para cambiar el nombre de Nigeria
...leer más...

Angola lanza el “Proyecto Escuelas de Referencia” para mejorar la calidad de la educación
...leer más...

La región del África Subsahariana es la más cara para enviar y recibir dinero
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La tragedia de Libia: actuaciones y responsabilidades internacionales, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Qudus Onikeku: “Las personas más globalizadas del mundo, son los africanos” por Gemma Solés i Coll
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >


Susan Thomson

Profesora asociada de estudios sobre Paz y Conflictos y directora del Programa de Estudios de la Mujer en la Universidad Colgate. Ha publicado Ruanda: del genocidio a la paz precaria, New Haven, CT: Yale University Press (2018), Ruanda: ¿Un fénix de las cenizas del genocidio? New Haven, CT: Yale University Press, y Susurrando la verdad al poder: la resistencia cotidiana a la reconciliación en la Ruanda posterior al genocidio, Madison, WI: University of Wisconsin Press (julio de 2013) y es coeditora de Desafíos emocionales y éticos para la investigación de campo en África: la historia detrás de los hallazgos. Londres: Palgrave Macmillan (2013).

Ver más artículos del autor

Ruanda se está tragando lo suyo (o por qué debería leer No Molestar)
23/03/2021 -


El libro de Michela Wrong sobre el asesinato del exjefe de inteligencia de Ruanda es una obra magistral de periodismo de investigación.

No Molestar: la historia de un asesinato político y un régimen africano que se ha vuelto malo, de Michela Wrong, es una gloriosa pieza de periodismo. Cuenta la historia de Patrick Karegeya, quien fuera jefe de Inteligencia externa de Ruanda convertido en crítico del gobierno, y su desencuentro con los líderes ruandeses.

Karegeya fue asesinado en un hotel de lujo de Johannesburgo y su cuerpo fue encontrado el 1 de enero de 2014 por su frenético sobrino, David, que había pasado el día implorando al personal que localizara a su tío. Inicialmente se habían negado a entrar en la habitación de hotel de Karegeya, citando el letrero de No Molestar que colgaba del pomo de la puerta. Cuando David tuvo finalmente acceso a la habitación, Karegeya estaba muerto, estrangulado en lo que claramente era un asesinato íntimo, aparentemente gracias a las maquinaciones de un operativo del gobierno de Ruanda conocido como Apolo.

Para Wrong, el asesinato de Karegeya proporciona un pasaje a más amplias conversaciones sobre cómo ha sido gobernada Ruanda desde el genocidio de 1994. ¿Por qué miembros de la élite como el antiguo jefe de Inteligencia abandonan Ruanda? ¿Y qué nos dicen estas huidas sobre la estabilidad política de Ruanda?

Las opciones de narración de Wrong atraen al lector a la compleja cultura política poscolonial de Ruanda, mientras nos recuerdan que la historia del asesinato de Karegeya es un paradigma de cómo la revolución se come a los suyos. El gobernante Frente Patriótico Ruandés (FPR) ha devorado durante mucho tiempo a críticos del régimen en formas que prácticamente han excluido el espacio para el diálogo o el debate. Es un gobierno diseñado para controlar más que para gobernar.

El presidente Paul Kagame, el rostro de la supuesta notable recuperación de Ruanda, apenas aparece en el libro de Wrong. En cambio, su presencia está entretejida en la historia como un actor subsidiario que marca el tono de quién vive y quién muere, y por qué. Wrong logra esto a través de un ingenioso dispositivo de encuadre, dado que se dice que los ruandeses se enorgullecen de su capacidad para engañar, ¿de quién te puedes fiar? Como enseñan los proverbios ruandeses, lo mejor es no confiar en nadie, especialmente no en figuras de autoridad como el presidente.

Al contar la historia de la vida de Karegeya, con toda su contradicción e imperfección humana, Wrong revela también las contradicciones del régimen de Ruanda. Por eso, tampoco quiere que afecte la implementación de una singular visión de unidad étnica y desarrollo económico. Cuenta la historia de un hombre que ayudó a fundar el RPF gobernante, ordenó, e incluso, probablemente, cometió, innumerables asesinatos políticos, y cuyos propios cuentas morales lo llevaron a dejar el gobierno y, finalmente, Ruanda.

El asesinato de Karegeya fue claramente político, ya que los líderes del FPR habían tratado de intimidarlo para que se sometiera. Pero el jefe de Inteligencia no era producto de la cultura política secreta y estéril de la élite de Ruanda. Karegeya era un tipo amante de la diversión, que contaba historias y se divertía, que amaba a las personas que lo amaban, un conjunto de características inusuales para el jefe de espionaje de cualquier país. Al leer sobre él en toda su complejidad humana y maestría política en Ruanda y la región, queda claro que Wrong pudo pasar horas y horas con Karegeya y miembros de su círculo íntimo.

Las historias que Wrong elije, que emocionan en su admiración por Karegeya como esposo, padre y amigo, hacen de No Molestar uno de los mejores libros que he leído sobre Ruanda en mucho tiempo. El detalle de su escritura, el alcance de su investigación con ruandeses de todo el mundo y la estructura y el estilo del libro lo convierten en una obra magistral de periodismo de investigación. Nunca hay una sensación de voyerismo, solo testimonios, ya que Wrong comparte lo que ha aprendido de sus entrevistados ruandeses de manera que permite al lector dar sentido al material en sus propios términos. Y, de manera crítica, creo, que Wrong no se hace parte de la historia más de lo necesario para hacerla avanzar, algo que pocos extranjeros que escriben sobre Ruanda pueden afirmar.

Las múltiples y variadas voces desde Ruanda, Uganda, Sudáfrica y otros lugares brillan a través de sus propios testimonios. Destacan un par de ejemplos en particular. El primero es la naturaleza de la relación entre el joven Kagame y su contemporáneo Fred Rwigyema, dos hombres cuya relación anima partes de mi libro de 2018 sobre Ruanda. Wrong, en su estilo matizado pero accesible de escritura, guía al lector a través de la complejidad de la relación de los dos hombres, las debilidades y fortalezas de cada uno, y cómo su relación afectó no solo la fundación del entonces rebelde RPF en la década de 1980, sino también las relaciones diplomáticas de Ruanda con Uganda desde entonces. Fred murió el segundo día de la guerra civil de Ruanda, lo que lo convirtió en un mártir para muchos. Wrong presenta tres versiones diferentes de cómo murió Fred, dejando que los lectores decidan por sí mismos antes de pasar a explicar qué significa, en la actualidad, su asesinato para Ruanda y la región de los Grandes Lagos. Esta imparcialidad sin pretensiones es algo muy apreciable en un libro sobre Ruanda, en los que todo se disputa acaloradamente y casi siempre se presenta en blanco y negro, en términos de nosotros contra ellos.

Wrong se gana también la confianza de su lector al tratar con la misma ética otros acontecimientos políticos fuertemente controvertidos: ¿Qué partido en la guerra civil de Ruanda (1990-1994) derribó el avión del entonces presidente Juvenal Habyarimana en abril de 1994? Y lo qué sucedió en el Triángulo Luwero de Uganda a principios de la década de 1980, el sitio de la base entonces rebelde del Movimiento de Resistencia Nacional de Yoweri Museveni, así como una terrible campaña de asesinatos, pillaje y saqueo. Fue en la resistencia de Uganda donde muchos de los miembros fundadores del FPR perfeccionaron tácticas que luego usarían para tomar Kigali. Karegeya estaba allí. También estaban Rwigyema y Kagame.

Al contar esta historia, Wrong incluye, para servir la historia, sólo parte de la violencia que estos jóvenes ruandeses perpetraron. A lo largo de No Molestar la violencia nunca es gratuita, nunca sin contexto, y siempre continúa la narrativa sin detenerse en los detalles espeluznantes. Los ruandeses, como nos enseña la historia de Karegeya, han sido durante mucho tiempo objeto de una violencia gratuita en lo que se escribe sobre su gente y su país.

Ésta es la belleza de la escritura de Wrong y una perfecta ilustración de por qué No Molestar merece el tiempo y el esfuerzo del lector. Es un libro arraigado en la escucha profunda, recíprocas relaciones de investigación y reflexiva escritura. Patrick Karegeya es solo uno de los muchos antiguos aliados que han muerto en suelo extranjero a manos de agentes ruandeses. Deja que Michela Wrong te muestre por qué estas muertes importan.

Susan Thomson

* Thomson y Wrong conversan sobre No Molestar en una entrevista para New Books Network in African Studies.

Fuente: African arguments

[Traducción, Jesús Esteibarlanda]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Paul Kagame reconoce los crímenes contra los hutu

- ¿Se prepara Ruanda para bloquear las redes sociales?

- Los ruandeses expresan su hartazgo en Bruselas, París, Ginebra, La Haya, Lyon

- Riesgo de ejecución para la activista ruandesa Idamange Yvonne Iryamugwiza: Firma la petición

- Arresto de la activista ruandesa Yvonne Idamange Iyamugwiza

- El "héroe" de Hotel Ruanda acusado de villano

- Judi Rever y la investigación que implica al presidente ruandés en crímenes de guerra

- Cooperación entre Ruanda y China

- Las inundaciones en Ruanda crean fuertes perdidas para los campesinos

- Ministros de Relaciones Exteriores de Ruanda y Burundi se reúnen para normalizar relaciones

- Los ingresos de Ruanda por minerales raros se reducen a la mitad

- Ruanda espera la extradición desde Bélgica de presuntos genocidas

- Ruanda aprueba el cultivo de cannabis para la exportación

- Se habla a menudo del milagro ruandés, pero, ¿de qué se trata?

- El héroe de ’Hotel Rwanda’ pide ayuda la comunidad internacional para su liberación

- Detenido el héroe de la película Hotel Ruanda en extrañas circunstancias

- Preocupación en Ruanda por pérdidas en los sistemas de suministro de agua

- Kizito Mihigo recibe a título póstumo el premio Vaclav Havel

- La Policía Nacional de Ruanda garantiza justicia a las victimas de violencia policial

- Comunicado sobre graves violaciones de Derechos humanos con relación a los supervivientes del genocidio contra los tutsi

- El Fondo de Población de las Naciones Unidas en Ruanda asegura dinero para promover la salud y derechos reproductivos de los jóvenes

- Los medios de comunicación ruandeses firman un acuerdo para obtener servicios legales gratuitos

- Los militares ruandeses declaran haber evitado un ataque armado desde el territorio de Burundi

- Ruanda presenta su nuevo plan nacional sobre el clima

- Ruanda clasificado como el segundo país más pacifico de su región

- Investigadores ruandeses descubren una nueva cepa de tuberculosis

- El presidente de Ruanda pide eliminar las sanciones contra Sudán y Zimbabue

- Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 2/2)

- Las mujeres ruandesas en el mantenimiento de la paz (parte 1/2)

- El sector turístico de Ruanda estimulará el turismo interno

- El ajedrez ruandés en tiempos de coronavirus

- Un periodista y un trabajador de los medios de comunicación ruandeses detenidos desde el mes de abril

- La ONU confirma la muerte de Augustin Bizimana, uno de los responsables del genocidio de 1994

- La empresa ruandesa de drones Leapr Labs gana el premio Lago Kivu Flying

- El impacto de los desastres naturales sobre la economía de Ruanda

- Los intore de Ruanda, un adoctrinamiento inquietante

- El baile ikinimba de Ruanda

- Las fuertes lluvias dejan 12 víctimas mortales en Ruanda

- Las fuertes lluvias desplazan a varias familias en el noroeste de Ruanda

- El cierre por el COVID-19 se extiende en Ruanda 15 días más

- El distrito de Kayonza, Ruanda, inicia la exhumación de los restos de las víctimas del genocidio Tutsi

- Kwibuka26 continuará el programa de conmemoración en Ruanda

- Kizito Mihigo: “El mensaje es más importante que el mensajero” (parte 2/2)

- Kizito Mihigo: De niño prodigio a enemigo público (parte 1/2)

- Asesinato político en Ruanda del artista Kizito Mihigo


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios