En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Líderes sudaneses viajan a París para una conferencia internacional de apoyo a la transición
...leer más...

Argelia registra un aumento de los casos de la variante india
...leer más...

Estados Unidos designa por primera vez desde 2011 a un enviado especial para Libia
...leer más...

Zambia recibirá el apoyo sanitario chino en forma de vacunas
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU prolonga el mandato de la Fuerza Provisional de Abyei
...leer más...

Donación de Webb Fontaine a la Fundación PROSMI de Guinea para apoyar a las mujeres
...leer más...

Somalia restablece los lazos diplomáticos con Kenia
...leer más...

Portugal enviará más soldados a Mozambique para ayudar en la lucha contra el terrorismo
...leer más...

Cientos de personas se manifiestan en Sudáfrica en apoyo al pueblo palestino
...leer más...

Yoweri Museveni celebra su investidura sin dejar de ahogar a la oposición
...leer más...

Alemania trata de acercar posturas con Marruecos
...leer más...

El estado de Burkina Faso dona alimentos a la Iglesia católica a través de OCADES Caritas Burkina
...leer más...

La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo apoya la recuperación del clima empresarial en Marruecos con una subvención de un millón de dólares
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (3/3)
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
¡Champán para todos!, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
El origen africano de la palabra chévere, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Un sacerdote anglicano presidente de las Seychelles, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Jacinto Román Sancho: Gorilas de llanura en el Congo, por Roge Blasco
...leer más...
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Riesgos de Mozambique en 2019
07/02/2019 -

Los riesgos miden o estiman el grado de probabilidad de que un fenómeno suceda, produciendo efectos negativos en las realidades relacionadas con él. Por ejemplo, existen métodos que evalúan los riesgos de crédito, de rentabilidad, de vida, de accidente, de calamidades, entre otros. Riesgos de las instituciones y también el riesgo de fenómenos de inestabilidad en una región o país.

Este texto tiene como objetivo presentar aquellos que son, en la opinión del autor, los mayores riesgos de Mozambique en 2019. El riesgo de inestabilidad política y social y los riesgos económicos (sobre todo relacionados con la inversión, la tasa de cambio, la inflación, el crecimiento de empleo). La secuencia presentada no presenta ninguna gradación de los riesgos considerados.

- Riesgo 1: Estabilidad militar y política en Cabo Delgado (Palma). Nada indica una pronta solución. La opción militarista y securitaria ha demostrado no ser una solución y la actuación de los rebeldes posee características de guerrilla, generalmente sin solución por vía exclusivamente militar. Nada indica que el gobierno este abordando el asunto de forma integral, considerado los diversos motivos de la crisis (por ejemplo, pobreza, extracción de recursos –tierra-, tráficos, étnicos, religiosos). La posibilidad de alargamiento del territorio afectado por el conflicto es real y ya se dan estas señales. La continuidad de esta inestabilidad puede provocar la retirada de las inversiones (y no solo en la zona afectada).

- Riesgo 2: Año electoral. Este período puede ser un factor de inestabilidad social. Las experiencias anteriores y, concretamente, las elecciones autárquicas (municipales y regionales) de 2018, no inspiran confianza en la transparencia de las elecciones. No son previsibles cuáles serán las consecuencias si existen casos de fraude, en particular, las de los partidos de la oposición y particularmente, la RENAMO. Huelga recordar que el proceso de desmilitarización de la RENAMO fue suspendido después de las elecciones autárquicas, siendo, probablemente, el resultado de la insatisfacción de la RENAMO por los casos comprobados de fraude. Esta actitud puede significar el mantenimiento de la capacidad militar como presión o aviso para las elecciones generales en octubre de 2019. La incertidumbre de los resultados (cada vez mayor) en el sentido del cambio de partido dominante o ausencia de mayoría absoluta, retrae considerablemente la inversión, aumenta los gastos públicos (colocado erróneamente como inversión en el presupuesto del estado), reduce la actividad empresarial y del estado, entre otras consecuencias.

- Riesgo 3: Deuda externa y en particular la deuda exoculta. Este proceso está cargado de incógnitas por lo que respecta al final de las investigaciones y las decisiones judiciales en curso, tanto individualmente como en el pago de la deuda. Las consecuencias son demasiado conocidas y ya han sido verificadas: inestabilidad macroeconómica, desaceleración económica, aumento de la pobreza, deuda pública no sostenible, reducción drástica de la inversión extranjera (retirando los grandes proyectos), inversión interna incluyendo lo público, contracción de los gastos públicos, cierre de pequeñas y medianas empresas, desempleo, inflación, entre otras. Las consecuencias son intergeneracionales y las decisiones de responsabilidad y liquidación de los crímenes eventuales de fraude y corrupción tienen un reflejo inmediato. El proceso no está concluido. Veremos qué pasa en 2018.

- Riesgo 4: Credibilidad del gobierno e imagen del país. Las evoluciones de los riesgos 1, 2 y 3, determinarán la recuperación (o no) de la credibilidad del gobierno, de las instituciones judiciales y, en general, del sistema político. En sentido negativo, la no recuperación de la credibilidad dificultará la inversión, la cooperación, cuyas consecuencias internas sobre la economía no son similares a las apuntadas: reducción de la inversión, de la cooperación, del crecimiento, del empleo, de la inflación, del nivel de vida de los ciudadanos, entre otros.

- Riesgo 5: Represión, derechos humanos y retroceso de la democracia: la verificación de los riesgos 1, 2, 3 y 4 podrá influenciar al gobierno y reforzar los mecanismos de defensa del poder y de un estado frágil que facilite o cubra diferentes tipos de tráfico, corrupción y negocios no transparentes. Si así fuera, es de esperar que exista más represión sobre las voces críticas (amenazas, ataques, palizas, asesinatos) y, por lo tanto, más abusos contra los derechos humanos, mayor control del aparato ideológico (sobre todo de los órganos de información) y asfixia económica de las organizaciones no “alineadas” con el sistema y movimientos militares de intimidación (ya en curso). Las tácticas de gobierno mediante mentiras, distracción y silencio se podrá agravar. Por otro lado, serán reforzadas las medidas de captura y creación de colectivos clientelares, principalmente los funcionarios públicos en los diferentes niveles jerárquicos y territoriales, empresarios y líderes comunitarios. En 2018, según The Economist, Mozambique fue clasificado, por primera vez, como controlado por un régimen autoritario. Existen señales con características fascistas en el ambiente político y social.

- Riesgo 6: Contexto económico internacional. No se puede excluir la posibilidad de que los cambios en la economía internacional se reflejen negativamente (o positivamente) en Mozambique. Actualmente, la mejoría de algunos indicadores de la economía nominal (tasas de cambio y de intereses e inflación), resultan sobre todo de entradas de divisas de las exportaciones de carbón, aluminio y algunas commodities agrícolas con precios en alza, del precio favorable (aunque muy volátil) del petróleo, de una política interna restrictiva contrayendo la demanda y las importaciones. Considerando los niveles alcanzados, es probable que se den bajas en los precios de algunas de las materias primas exportadas por Mozambique afectando a la balanza de pagos y a la recuperación de las variables nominales macroeconómicas y de la producción en algunos sectores. Se puede todavía esperar alguna subida de las tasas de interés internacionales, agravando el volumen y los servicios de la deuda y afectando a la inversión externa en las pequeñas y medianas empresas.

- Riesgo 7: Clima. Las previsiones climáticas apuntan hacia situaciones de emergencia por inundaciones y sequías, que siempre han sido sufragadas, principalmente, por la cooperación y los donativos. Noticias recientes indican de la existencia de poblaciones en situación de hambre y escasez de recursos asignados al Instituto Nacional de Gestão de Calamidades para socorrer estas situaciones.
Riesgo 8. Seguridad alimenticia. La verificación conjunta de los riesgos anteriores implicará claramente, el aumento de la pobreza sobre todo en el medio rural con la reducción de la producción agraria, el empeoramiento de la seguridad alimentaria y la necesidad de importar más bienes alimenticios.

Como se observa, los riesgos son reales. La confirmación de los mismos, de forma aislada o combinada, podrá incrementar las consecuencias sobre la sociedad y la economía que, en resumen, son las siguientes: inestabilidad política y social, crisis económica, reducción de la cooperación y de la inversión externa y desacreditación del gobierno y de las instituciones mozambiqueñas.

Compete al gobierno la toma de medidas destinadas a reducir los riesgos de origen interno y gestionar los riesgos externos no controlables por el gobierno para mitigar sus efectos. La reducción de los riesgos depende de medidas integradas para la resolución del conflicto en Cabo Delgado, de la realización de elecciones transparentes, asumir las consecuencias políticas, criminales e institucionales de las exdeudas ocultas, evitar los excesos autoritarios y el refuerzo de la democracia. Solamente así puede haber una recuperación de la credibilidad en el gobierno y en las instituciones, una recuperación de la inversión y la cooperación, y la reversión continua de la crisis económica. La fuga de responsabilidades, el refuerzo de la represión, la mantenimiento de las instituciones y de las promiscuidades como mecanismo de defensa y continuación del poder, serán actitudes históricamente efímeras. La gran cuestión es saber si la FRELIMO tiene la capacidad de reposicionarse y qué consecuencias tendrá dentro del partido. Este es el riego 9, sin duda el determinante. Dicho de otro modo, ¿es posible cambiar algún ADN?

João Mosca

[Traducción, Joaquín Barceló Orgiler]

Fuente: OMR Destaque Rural nº 48

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Mozambique un país autoritario, con certeza

- Los islamistas vuelven a asesinar en el norte de Mozambique

- Detenidos más de cien extremistas tanzanos que iban a infiltrarse en Mozambique

- Al Shabaab mozambiqueño vuelve a decapitar en Cabo Delgado

- Frelimo vence las municipales de Mozambique en 44 de los 53 municipios

- El recuento provisional en las municipales de Mozambique da el triunfo al Frelimo

- El proceso de reintegración de los hombres de Renamo en las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique deberá durar 210 días


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios