En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Biden no ha tomado por el momento ninguna decisión respecto a la cuestión del Sáhara Occidental
...leer más...

Estados Unidos apoya la distribución mundial de las vacunas de coronavirus a precio de costo
...leer más...

Estados Unidos apoya el plan estratégico de eliminación de la malaria de Sierra Leona
...leer más...

Las principales empresas africanas tecnológicas colaboran para impulsar la transformación digital del continente en 2021
...leer más...

Museveni tendrá una investidura con presencia internacional
...leer más...

Uganda interviene para mediar en las negociaciones de la presa del Renacimiento
...leer más...

La junta de Chad nombra un gobierno de transición
...leer más...

Macron defiende la creación de un “New Deal” para las economías africanas
...leer más...

La Corte Suprema de Malaui declara la pena de muerte como inconstitucional
...leer más...

135 países tendrán un mayor acceso a los auto-test de VIH
...leer más...

Un ataque yihadista deja 30 muertos y 20 heridos en Burkina Faso
...leer más...

La República Democrática del Congo anuncia el fin del brote de ébola
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-04-16 / 2021-04-30), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

“Señor Tshisekedi, queremos actos”, reclama el doctor Mukwege
...leer más...

Muere inesperadamente la reina zulú Mantfombi Dlamini
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Paulo Duarte nuevo seleccionador de la selección de fútbol de Togo
...leer más...
Rutas del narcotráfico mexicano en África, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
África quiere algo más que turistas que se abrazan con niños en Instagram, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Fallece Idriss Deby: un presidente guerrero, por Gaetan Kabasha
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Primavera árabe : cuentos y realidades
2 de octubre de 2011

Le Point 15/09/2011

Muchas tonterías han sido escritas y dichas en torno a las revoluciones en Túnez, Egipto y Libia. Se trata de tres escenarios distintos. Inventario.

Todas las revoluciones acarrean su cohorte de símbolos, historias edificantes, de héroes reales o fabricados. Esta fantasmagoría participa también en la edificación de la historia, a la creación de mitos fundadores.

La primavera árabe no escapa a esta regla. De no navegar contra el viento y sin querer quitarle valor a este movimiento formidable de emancipación, vamos a intentar hacer un breve inventario de esta imaginería y de estas contra-verdades.

Primera contra-verdad: el pueblo entero estaba en la calle.

Evidentemente es falso. “El día de la caída de Ben Ali, no había mucho más de 10 000 manifestantes en las calles de Túnez”, dice un observador particularmente bien informado. En Egipto, el número de la gente que protestaba en el centro del Cairo nunca pasó de 150 000. Esto no quita nada a la importancia del acontecimiento, pero le relativiza en un país de más de 80 millones de habitantes.

Segunda contra-verdad: El Internet ha sido determinante.

Por supuesto que los nuevos media han jugado un papel determinante para informar el mundo exterior. Pero han tenido una función relativamente menor en la movilización interna. En Egipto, alrededor de 2 millones de personas (de 83 millones) están conectadas a Internet.

Tercera contra-verdad: el pueblo ha tomado el poder en los tres países.

En Túnez, son los caciques que aseguran la transición complicada hacia las elecciones democráticas. En Egipto, es el ejército el que manda. Las manifestaciones de hecho han desembocado a un golpe de estado. Para el gran alivio de muchos, que ven en el ejército la garantía de una estabilidad. Si los generales no van a intervenir casi seguro en el proceso de las legislativas, sin embargo va a ser necesario que el próximo presidente sea “un militar-compatible”, según las palabras de un especialista. En Libia, sin la intervención de la Otan y la determinación de Sarkozy, Gadafi reinaría todavía en Trípoli a pesar de la exasperación de una parte de la población.

Cuarta contra-verdad: existe un peligro islamista.

Ni en Egipto ni en Túnez, ni en Libia, los salafistas no pueden imponer su ley. Por el contrario, los islamistas más o menos próximos a los Hermanos musulmanes participarán en los gobiernos. La mayoría de ellos ojean más bien el modelo turco que a los talibanes afganos o el wahabismo saudita. El hecho de escribir en el preámbulo de una constitución “la chariaa es una fuente de derecho” no implica que van a cortar la mano de los ladrones o que pongan el velo a las mujeres. Sobre todo cuando el texto reafirma un compromiso democrático, la igualdad de la mujer, la libertad de credos y de opinión.

En resumen: es indispensable delimitar, más allá de los mitos, la realidad de estas revoluciones árabes para que no nos cojan desprevenidos las evoluciones futuras.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios