En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...

La FAO alerta sobre los precios elevados de llevar una dieta saludable en África
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Cochi, Marco

Marco Cochi periodista e investigador profesional con experiencia en áreas de crisis, derechos humanos, temas de paz y seguridad en África subsahariana. Jefe de Investigación para la región del Sahel y África Subsahariana en el Centro Militar Italiano de Estudios Estratégicos (CeMiSS). Docencia en el Máster Online en Construcción de Paz y Cooperación Internacional (8ª Edición) activado en Link Campus University of Rome. Colaborador durante más de diez años para Africana, Eastwest, Metodo, Nigrizia, Il Nodo di Gordio e Informazioni della Difesa.

Experiencia previa con la enseñanza plurianual a nivel universitario en diversas conferencias y formaciones, seminarios, másteres y cursos de posgrado en la Universidad Sapienza de Roma, Link Campus University, Lumsa, Luspio, Unicusano, Universidad Roma Tre. Experiencia en proyectos de investigación a largo plazo en el Foro de Investigación y Desarrollo de África, la Asociación de Estudios Extraeuropeos, el Centro Europeo de Excelencia “Altiero Spinelli” (CeAs-Universidad “Roma Tre”), el Centro Militar Italiano de Estudios Estratégicos (CeMiSS).

Muchos años de experiencia en el área de cooperación al desarrollo, donde coordinó proyectos de educación intercultural y solidaridad internacional. Encabezó las delegaciones de vidita de los campamentos de refugiados palestinos en el Líbano y algunos países africanos. Graduado summa cum laude en Literatura Moderna, Especialista en Filosofía y Política. Maestría Universitaria de segundo nivel en Estudios de Seguridad Internacional y Postgrado semestral de Especialización en Economía sin Fines de Lucro y Cooperación al Desarrollo etc .

Autor del blog Afrofocus que seguimos en Bitácora Africana

@afrofocus

Ver más artículos del autor


¿Por qué Nigeria ha prohibido las transacciones con criptomonedas?, por Marco Cochi

25 de marzo de 2021.

En los últimos cinco años, Nigeria ha negociado más de 500 millones de dólares en bitcoins, mientras que uno de cada tres nigerianos usa criptomonedas de forma rutinaria. Un volumen enorme que ha convertido al Estado de África en el segundo mercado de criptomonedas más grande del mundo, después de Estados Unidos. Un récord que explica un reportaje de la BBC a partir de que el difícil clima económico persiste en el país, lo que lo convierte en atractivas fuentes de ingresos y monedas alternativas.

El análisis continúa destacando que un conjunto de circunstancias políticas, económicas y financieras desfavorables han creado un clima de desconfianza hacia los activos tradicionales y el circuito bancario nacional. Por esta razón, cuando el Banco Central de Nigeria (CBN en sus siglas en inglés) decidió el mes pasado prohibir las transacciones en moneda digital, se desató la ira entre los nigerianos, que ven esta moneda como un refugio seguro en una economía golpeada al 41 % de desempleo juvenil y una profunda recesión que para 2022 corre el riesgo de sumar veinte millones de pobres a los 83 actuales.

La nueva directiva del CBN sobre transacciones de criptomonedas evita que los comerciantes compren criptomonedas con sus tarjetas de crédito / débito emitidas por bancos nigerianos o reciban los ingresos de las ventas de criptomonedas. De acuerdo con la directiva, los bancos han comenzado a desactivar todas las cuentas individuales con entradas / salidas hacia y desde plataformas de criptomonedas. Y no está claro si las personas interesadas podrán reabrir estas cuentas en los bancos en el futuro.

Todo esto bloqueará las plataformas de intercambio que facilitan la compra y venta de moneda digital en Nigeria y, comprensiblemente, tendrá un efecto en el mercado local de criptomonedas. Sin embargo, los comerciantes parecen haber encontrado una forma de evitar la restricción a través del comercio entre pares, que permite a las personas comprar o vender criptomonedas de comerciantes individuales en lugar de plataformas tradicionales. En la práctica, elimina la necesidad de intercambios de criptomonedas para administrar cuentas de liquidación en bancos nigerianos.

Un comunicado de prensa del CBN explica que la decisión controvertida de prohibir las transacciones relacionadas con las criptomonedas en el país y ordenar a los bancos que cierren todas las cuentas relacionadas, se debe al hecho de que la moneda digital se utilizaría para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, además de favorecer la evasión de impuestos.

Otra razón dada por el CBN sería inherente a la volatilidad de las criptomonedas, que ya ha amenazado la estabilidad de los sistemas financieros en otros países, alimentando los temores de que un repentino estallido de la burbuja de bitcoin pueda comprometer la seguridad económica de millones de jóvenes nigerianos. En realidad, el CBN no indica claramente los motivos de la represión contra los bitcoins, que según los informantes se puso en marcha deliberadamente para producir una crisis en las transacciones de monedas digitales.

Según Shuaibu Idris, consultor de gestión de Time-Line Consult, hay aproximadamente 4 mil millones de dólares en activos integrados en criptomonedas en Nigeria. "Si los propietarios de estos activos residen en China, Singapur, India, Estados Unidos o Kenia y deciden tomar este dinero - explica Idris - la economía de Nigeria corre el riesgo de sufrir un colapso sistémico, agravado por la fuerte volatilidad de precios que caracteriza al bitcoin".

La dura postura de la mayor economía del Banco Central de África contra la moneda digital podría encontrar una mayor justificación en las protestas, el pasado mes de octubre, contra los graves abusos perpetrados por el Equipo Especial Antirrobo de la policía nigeriana, conocido como Sars (Special Anti -Equipo de Robo).

La ola de protestas fue provocada por un tuit publicado el 3 de octubre -que recibió casi 11.000 retuits- en el que se informó del asesinato de un niño asesinado por la policía en Ughelli, una ciudad del estado del Delta. La decidida reacción de la población, cansada de ser sometida a detenciones indiscriminadas y torturas (ampliamente documentadas por Amnistía), resultó en la disolución del notorio departamento de policía por parte de la presidencia de Nigeria.

Durante las semanas de las protestas sucedió que dos bancos nigerianos cerraron la cuenta corriente de una asociación que participaba en las manifestaciones callejeras. En respuesta, los miembros convirtieron sus ahorros en bitcoins y comenzaron a recaudar fondos en la criptomoneda para continuar su lucha.

Mientras tanto, la Comisión de Bolsa y Valores de Nigeria (SEC) ha anunciado que tiene la intención de introducir regulaciones sobre la compra y venta de criptomonedas, lo que indica que entran en la categoría de transacciones de valores. La agencia gubernamental encargada de regular y desarrollar el mercado de capitales en el país africano dijo que había identificado algunos riesgos en el sector de activos digitales, pero no explicó bien los motivos.

También hay que recordar que no es la primera vez que el Banco Central de Nigeria intenta controlar el mercado de las criptomonedas. Ya en 2017, la institución financiera había advertido a los bancos locales que no facilitaran las transacciones relacionadas con las criptomonedas. Pero eso no ha detenido la popularidad de las criptomonedas en la nación de África Occidental, que desde entonces ha visto aumentar el volumen de comercio de bitcoins en al menos un 19 % por año.

Finalmente, cabe señalar que el vicepresidente nigeriano Yemi Osinbajo parece ir en contra de la tendencia con las decisiones restrictivas del CBN. El vicepresidente, al tiempo que expresó su preocupación por el posible uso indebido de las criptomonedas y sus implicaciones para los consumidores, declaró que "el banco central y la SEC deberían encontrar formas de regular las criptomonedas en lugar de prohibir su uso, instando a desarrollar un sistema que apoye el crecimiento y la innovación".

Osinbajo debe haber sentido que las criptomonedas desafiarán al sistema bancario tradicional en los próximos años y Nigeria deberá estar preparada para enfrentar un cambio radical.

Original en: Afrofocus



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios