En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...

Alemania se enfrenta a “los pecados de sus antepasados”
...leer más...

La recesión y la violencia, problemas agravados por la pandemia en el continente africano
...leer más...

El ministro de Exteriores nigeriano reafirma las razones detrás del bloqueo de Twitter en el país
...leer más...

La República Africana Unida, una propuesta para cambiar el nombre de Nigeria
...leer más...

Angola lanza el “Proyecto Escuelas de Referencia” para mejorar la calidad de la educación
...leer más...

La región del África Subsahariana es la más cara para enviar y recibir dinero
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La tragedia de Libia: actuaciones y responsabilidades internacionales, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Qudus Onikeku: “Las personas más globalizadas del mundo, son los africanos” por Gemma Solés i Coll
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Obama y Clinton han traido de vuelta la esclavitud a Libia
04/05/2017 -

La destrucción deliberada de Libia fue un crimen de guerra según todas las normas del derecho internacional. Ese país fue sólo una víctima del plan estadounidense para eliminar los gobiernos seculares en el Medio Oriente. Bajo el disfraz de una falsa "responsabilidad de proteger", y con la cobertura de organizaciones como Human Rights Watch, la propaganda estadounidense dio a una atrocidad la apariencia de un acto humanitario.

Casi todos los días hay un nuevo informe de desesperados migrantes rescatados en el mar en el Mediterráneo. Algunos son menos afortunados y se encuentran entre los 12.000 que han muerto en los últimos tres años. Su punto de embarque es Libia, una nación convertida ahora un refugio para los traficantes de personas a causa del presidente Barack Obama y su secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Ahora vienen los informes de los medios de comunicación y de la Organización Internacional para las Migraciones de que los inmigrantes africanos están siendo abiertamente comprados y vendidos en Libia. Esta práctica no se llevaría a cabo si Muammar Gaddafi no hubiera sido asesinado por los yihadistas respaldados por Estados Unidos en 2011.

El éxito de Obama en Libia desencadenó un sin fin de desastres. Libia es una zona caliente de la actividad de ISIS junto con Irak y Siria. No es una coincidencia que los tres países fueran blanco del cambio de régimen estadounidense. Incluso el embajador estadounidense en Libia fue víctima de las maquinaciones de su gobierno en Benghazi.

Obama y Clinton esperaban continuar su victoria en Siria, pero el presidente Assad fue más fuerte de lo que esperaban. Cuando los rusos demostraron ser un aliado inseguro, Obama y Clinton no aceptaron un "no" por una respuesta. Insistieron en que Assad se tenía que ir y no les importaba cuántos sirios morían o se convertían en refugiados durante el proceso. Ahora el derramamiento de sangre continúa bajo una nueva administración.

Los países europeos luchan para lidiar con el flujo de personas de Siria y Libia que estarían en sus patrias si no fuera por los diseños de Estados Unidos en esa parte del mundo. Sin embargo, los medios corporativos no dicen nada. Pueden informar sobre la crisis de los refugiados y la crisis de los inmigrantes sin nunca declarar lo que es fácilmente demostrable, que Estados Unidos es enteramente responsable de los sufrimientos.

No puede haber un plan para revivir el movimiento por la paz que no incluya un cálculo de responsabilidad por los desastres que Obama y Clinton trajeron al mundo. "Vinimos, vimos, murió", es una de las declaraciones más memorables de Hillary Clinton, memorable por todas las razones equivocadas. Obama sabía no ser tan grosero, pero en privado llamó a Libia un "espectáculo de mierda" como si fuera un espectador y no el perpetrador.

Mientras los medios de comunicación corporativos hacen eco de atrocidades supuestamente cometidas por el gobierno sirio, las atrocidades causadas directamente por el gobierno estadounidense no se mencionan. O más bien se informa de que no hay ningún contexto de responsabilidad americana.

Incluso los informes de prensa sobre la trata de esclavos en Libia siguen el mismo lenguaje proscrito. Dirán que Gaddafi fue un autócrata y un dictador, pero omite que el desastre humanitario fue llevado a cabo por los Estados Unidos, la OTAN y los monarcas del Golfo. El desmembramiento de Libia es uno de los muchos crímenes que se empujan convenientemente por el agujero de la memoria.

Ahora vemos la suprema y terrible ironía. El primer presidente negro de Estados Unidos es responsable de la esclavitud que tiene lugar en un próspero país africano y su papel está cubierto por personas que tendrían que haber condenado sus acciones.

Los medios corporativos no cumplen con sus obligaciones más básicas. Repiten mentiras si son dichas por la gente que deciden proteger. Ocultan la verdad y la hacen desaparecer del discurso y de la historia si ciertas personas lo ordenan. Pero ese engaño no debe silenciar a las personas que están contra la guerra. Cuando leen o escuchan acerca de los refugiados y los inmigrantes que mueren o se venden como esclavos deben declarar en voz alta y clara que Obama y Clinton son los villanos en la historia.

Margaret Kimberley

Fuente:Pambazuka

[Traducción y edición, Fernando Martín]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Aisha Gadafi, el dolor de cabeza de la OTAN en Libia

- La Guerra contra el Terror de USA deja un reguero de sangre en África

- El islamismo, ideología por defecto de la primavera árabe


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios