En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Los "sentimientos cristianos" de mi amigo musulmán, por José carlos Rodríguez Soto

31 de octubre de 2012.

Si hay un tema africano sobre el que tengo que confesar mi ignorancia es el Islam. Siempre he vivido en zonas donde los musulmanes eran una minoría, y nunca he tenido la oportunidad IMG_0408(ni las ganas, tengo que confesar) de profundizar mucho en este tema. Mi compañero de blog, que entre otros muchos idiomas habla el árabe como un imán de mezquita, y tiene bastantes años de experiencia de trabajo en Egipto y Sudán, es sin duda una gran autoridad en la materia y si hay que hablar de este tema yo, pobre ignorante, le dejo la palestra a él. Sin embargo, sí que quisiera comentar sobre una reacción interesante que presencié hace pocos días de uno de los mejores amigos que tengo en Obo (República Centroafricana) y que es musulmán.

Mi amigo se llama Juma y es originario de Sudán del Sur. Es el jefe del “Barrio Árabe”, uno de los vecindarios de Obo que ostenta un nombre curioso porque no hay ni un solo árabe en él. Se trata de un conglomerado de casas habitado por musulmanes de distinta procedencia: unos son centroafricanos (sobre todo de etnia Yulu) de las provincias del Norte, otros son comerciantes chadianos, cameruneses o sudaneses, y la mayoría son ganaderos semi-nómadas Peul, también llamados Mbororo, de los cuales algunos han nacido en Centroáfrica y otros han llegado aquí cruzando varias fronteras. Suelo acudir allí bastante, entre otras cosas porque en este barrio uno encuentra algunas tiendecillas donde comprar algunos artículos básicos que no se encuentran en otras partes, y también porque me gusta charlar con algunos de mis amigos, como los jefes Peul Yacoub y Agari, que me cuentan cosas interesantísimas de la vida de los Mbororo. Juma es un hombre cordial y amigable a quien en más de una ocasión he acudido cuando ha habido tensiones entre Mbororo y Zande para intentar que se serenaran los ánimos, y es una de esas personas que cuando te sientas a hablar con él nunca parece tener prisa y te da a entender que está a gusto contigo.

Hace dos semanas, en Obo, la gente empezó a ser presa de sentimientos de angustia y miedo cuando los rebeldes del LRA llegaron a apenas cinco kilómetros del pueblo y mataron a un muchacho de 15 años y secuestraron a sus padres y a otras dos mujeres. Si han podido llegar tan cerca, razona la gente, a pesar de la presencia de tantos soldados e incluso de tropas especiales de Estados Unidos, cualquier día por la noche entrarán en algunos de los barrios y matarán a todos los que se les pongan por delante. Pocos días después del incidente, uno de los guerrilleros del LRA se acercó Obo y se rindió. Se encontró con dos cazadores que le indicaron que no tuviera miedo y le llevaron con los militares. Algunos habitantes de Obo, todavía soliviantados por el asesinato del muchacho hacía apenas unos días, perdieron los nervios y empezaron a protestar diciendo que si los del LRA mataban a gente inocente también habría que matarlos a ellos cuando se rindieran. El tema se convirtió en un punto de discusión acalorada durante una reunión de seguridad con los jefes de los barrios el pasado miércoles 24 de Octobre.

Entonces Juma pidió la palabra e intervino para calmar las aguas. Nunca podría esperarme lo que dijo:

- Nosotros, los centroafricanos, somos un pueblo con sentimientos muy cristianos. Por eso cuando se rinde un rebelde no nos vengamos, sino que le perdonamos y le tratamos bien. Creo que lo mejor que podemos hacer es seguir teniendo esos sentimientos cristianos.

No quise responderle en público, pero al terminar la reunión me acerqué a saludarle y le dije:

- Juma, creo que has hablado bien y me ha gustado lo que has dicho. Pero tengo una duda: dices que los centroafricanos tenéis sentimientos cristianos y tú mismo te incluyes, pero tú eres musulmán.

- Claro que sí, pero si nos conocieras bien sabrías que también los musulmanes tenemos sentimientos muy cristianos.

Y se quedó tan ancho. Me recordó al Khadi de Gulu, Sheik Musa Khalil, en una ocasión en la que católicos y protestantes organizamos un Vía Crucis ecuménico el Viernes Santo y acudió a ver a nuestro arzobispo para quejarse porque, según él, habíamos marginado a los musulmanes al no incluirlos en la celebración del Vía Crucis. Al final les invitamos e incluso el Khadi presidió una estación. Su número dos, que se llamaba Hassan Hussein, había vivido muchos años en Jartum y nos decía que tenía un hijo que estudiaba en el seminario mayor (obviamente no era musulmán, sino católico) y que se sentía muy orgulloso de tener a su primogénito que había decidido dedicar su vida al servicio de Dios.

Ya sé que hay lugares en África donde reina la intolerancia y el fundamentalismo y donde historias como estas serían impensables. Pero me alegra ver ejemplos cotidianos de convivencia pacífica y cordial como los que acabo de describir. Yo, por mi parte, encantado de tener amigos musulmanes con “sentimientos cristianos”. Lo único que siento es que cuando les visito me sirvan té muy azucarado, y no una buena cerveza fresca. Lamento que, al menos en este punto, todavía no tengo “sentimientos muy musulmanes”.

Original en :En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios