En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Somalia restablece los lazos diplomáticos con Kenia
...leer más...

Portugal enviará más soldados a Mozambique para ayudar en la lucha contra el terrorismo
...leer más...

Cientos de personas se manifiestan en Sudáfrica en apoyo al pueblo palestino
...leer más...

Yoweri Museveni celebra su investidura sin dejar de ahogar a la oposición
...leer más...

Alemania trata de acercar posturas con Marruecos
...leer más...

El estado de Burkina Faso dona alimentos a la Iglesia católica a través de OCADES Caritas Burkina
...leer más...

La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo apoya la recuperación del clima empresarial en Marruecos con una subvención de un millón de dólares
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (3/3)
...leer más...

Londres se disculpa por no reconocer a los soldados coloniales que murieron por Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (3/3)
...leer más...

40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Caballero, Chema

Chema Caballero nacido en septiembre de 1961, se licenció en derecho en 1984 y en Estudios eclesiásticos en 1995 Ordenado Sacerdote, dentro de la Congregación de los Misioneros Javerianos,
en 1995. Llega a Sierra Leona en 1992, donde ha realizado trabajos de promoción de Justicia y Paz y Derechos Humanos. Desde 1999 fue director del programa de rehabilitación de niños y niñas soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. En la , desde abril de 2004 compaginó esta labor con la dirección de un nuevo proyecto en la zona más subdesarrollada de Sierra Leona, Tonko Limba. El proyecto titulado “Educación como motor del desarrollo” consiste en la construcción de escuelas, formación de profesorado y concienciación de los padres para que manden a sus hijos e hijas al colegio.

Regresó a España donde sigue trabajndo para y por África

Tiene diversos premios entre ellos el premio Internacional Alfonso Comín y la medalla de extremadura.

Es fundador de la ONG Desarrollo y educación en Sierra Leona .

En Bitácora Africana se publicarán los escritos que Chema Caballero tiene en su blog de la página web de la ONG DYES, e iremos recogiendo tanto los que escribió durante su estancia en Sierra Leona, donde nos introduce en el trabajo diario que realizaba y vemos como es la sociedad en Madina , como los que ahora escribe ya en España , siempre con el corazón puesto en África

www.ongdyes.es

Ver más artículos del autor


Los 50 años de Taylor y la justicia internacional , Por Chema Caballero

30 de septiembre de 2013.

El antiguo señor de la guerra y ex presidente de Liberia,Charles Taylor, ha perdido la apelación contra la sentencia dictada por el Tribunal Especial para Sierra Leona (SLSC) que le condenaba a 50 años de cárcel por crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos durante la guerra de Sierra Leona (1991-2002).

El pasado 26 de septiembre, la Cámara de apelaciones del SLSC confirmópor unanimidad la sentencia impuesta a Taylor en primera instancia el 26 de abril de 2012.

La defensa del ex presidente recurrió la decisión del Tribunal y pidió su absolución alegando fallos procesales. Por su parte, el fiscal también la recurrió pidiendo aumentar la condena a 80 años.

Los jueces de la Cámara de apelación consideran que la pena impuesta en primera instancia “es justa a la luz de la totalidad de los crímenes cometidos” y consideran probado que “el acusado ayudó y promovió unos crímenes que son parte de un plan premeditado para conseguir objetivos políticos por medio de la fuerza”.

De esta forma, Taylor queda confirmado como el principal responsable de una guerra en la que murieron miles de personas, tantas otras fueron mutiladas y cientos de menores secuestrados y obligados a ser soldados o esclavas sexuales. Y todo ello, según los jueces, para tomar el control de Sierra Leona y para enriquecerse.

CharlesTaylor, según la sentencia, proporcionó a los rebeldes del Frente Revolucionario Unido (RUF) armas, munición, alcohol, cigarrillos, medicamentos y todo tipo de ayuda logística a cambio de los famosos diamantes de sangre. Así es como Taylor se las ingenió para que el RUF se convirtiera en una máquina de matar para provocar la caída del gobierno de Sierra Leona y hacerse con el control del país.

De esta forma, la comunidad internacional cierra uno de los capítulos más sangrientos de finales del siglo pasado y principios del actual. Sin embargo, en este caso quedan muchos flecos sueltos como ya hemos denunciado con anterioridad en estas mismas páginas: entre ellos la falta de justicia y reparación a las víctimas o las implicaciones de países occidentalesen la guerra de Sierra Leona.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que esta sentencia aparece justo en el momento en que la mayoría delos gobiernos africanos están demandando cambios profundos en el sistema de justicia internacional.

Estos son conscientes de la importancia de luchar contra la impunidad y mejorar la justicia y la reconciliación para combatir los efectos nocivos de los conflictos y la intolerancia en África. Además, estos fueron los valores principales que motivaron la formación de laUnión Africana (AU).Su puesta en práctica e implementación ha avanzado grandemente a medida que la democracia se ha ido asentando en el continente y los distintos países se han adherido a los tratados e instituciones internacionales pero, sobre todo, desde el fin de la mayoría de los grandes conflictos que lo asolaron en la década de los noventa.

Es, sin embargo la praxis y aplicación de estos principios a nivel internacional, especialmente la de laCorte Penal Internacional (CPI), lo que levanta ampollas en África. Las formas en que esta gestiona e intenta poner fin a la impunidad está dando pie a que diversos países africanos tengan la sensación de que su soberanía nacional está amenazada, que la legalidad internacional se ceba con los estados débiles y que los principios internacionales se aplican de forma selectiva. En la práctica esto se reduce a que la gran mayoría de los casos que tiene entre sus manos la CPI conciernen a africanos.

Muchas voces se han alzado en el continente contra la justicia internacional y su forma de actuar. Posiblemente, el caso de Charles Taylor se pueda sumar a esta larga lista de agravios ya que no se ha querido ir más allá de un ex presidente africano e investigar la implicación occidental en la guerra de Sierra Leona.

Es muy probable que Charles Taylor termine sus días en una cárcel británica mientras que los que lo apoyaron, lo financiaron y se enriquecieron pasen sus últimos años en un retiro dorado lleno de honores y con la satisfacción de la misión cumplida.

Original en :Blogs de El País . África no es un país



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios