En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (2/3)
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (2/3)
...leer más...

Aplazadas las eliminatorias de los grupos africanos para el mundial de fútbol de 2022
...leer más...

El gobierno nigeriano aprueba la creación de un centro para el control de las armas ligeras
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (1/3)
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (1/3)
...leer más...

Dominic Ongwen, ex niño soldado, condenado a 25 años de cárcel por crímenes de guerra y de lesa humanidad
...leer más...

Marruecos introducirá un nuevo Código para el Medio Ambiente
...leer más...

Zimbabue considera la primera matanza masiva de elefantes en décadas
...leer más...

Las remesas familiares baten un récord en Zimbabue
...leer más...

Marruecos refuerza la cooperación Sur-sur con Nigeria y Yibuti
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Jacinto Román Sancho: Gorilas de llanura en el Congo, por Roge Blasco
...leer más...
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Paulo Duarte nuevo seleccionador de la selección de fútbol de Togo
...leer más...
Rutas del narcotráfico mexicano en África, por Carlos Luján Aldana
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

LAS ALTERNATIVAS A LA CRISIS ACTUAL EXISTEN, AQUÍ Y EN ÁFRICA
17/12/2012 -

Estas alternativas no vendrán ni rápidas, ni fácilmente, pero son posibles y necesarias. La cuestión fundamental consiste en si queremos realmente despertar y superar esta crisis o preferimos seguir siendo esclavos del sistema impuesto por una minoría.

Los hechos son devastadores para dos tercios de la humanidad. Unas 60.000 personas mueren cada día de hambre o por desamparo en el mundo, mientras que en cada uno de esos días se gastan 4.000 millones de dólares en armamento.

La razón por tanto para que el hambre solamente mate a unas 35.000 personas diarias no es solo el desajuste financiero, sino más bien la codicia y la irresponsabilidad de sus propietarios y directivos.

Según el informe de la ONU sobre el desarrollo humano, un niño que nace en Noruega tiene una esperanza de vida de 81,1 años. Si nace en la Republica Democrática del Congo su expectativa se reduce a 48,4 años.

Los mecanismos que fallan en la sociedad no son solo económicos, cuando cada día circulan en los mercados de divisas alrededor de 4 billones de dólares sin pagar impuesto alguno, afirma Vicenc Navarro.

Existe un gran vacio de valores y una concentración de poder en muy pocas manos que permiten a los responsables disimular sus efectos reales. Los directivos financieros del mundo dan prioridad al beneficio y al lucro antes que a las necesidades de los seres humanos.

Por eso en España existen 3.1 millones de viviendas vacías, es decir: 100 sin utilizar por cada una de las personas que no tiene hogar.

Si queremos promocionar una sociedad más humana, necesitamos otro modo de producir y de consumir, junto con otros valores. Para satisfacer nuestro nivel de producción y consumo actual de bienes y servicios necesitaríamos casi 3.5 Españas. Este estilo de vida, de política y de economía es insostenible. Otro mundo es posible y necesario.

Los cambios sociales necesitan siempre educación, fuerza social, el empeño político de la ciudadanía, ideas y voluntad para hacerlos efectivos, decisión y un proyecto capaz de encantar y motivar a la mayoría. (www.accionculturalcristians.org )

La encomia impuesta por los imperios financieros ha hecho de la acumulación el motor de su progreso. Nuestra sociedad de consumo ilimitado construye graneros cada vez más grandes, no para cubrir las necesidades de las personas, sino para controlar.

El lucro no añade ni años a la vida, ni vida y felicidad a los años. Sin embargo el lucro se ha convertido en el “tesoro” acariciado por todos. Se confunde el dinero con el valor, y la riqueza con la felicidad.

Según la Universidad del Leicester (Reino Unido), el pequeño país de Bután en la cordillera del Himalaya, con un PIB (Producto Interior Bruto), seis veces menor que el español, ocupa el puesto octavo de los países más felices del mundo.( FIB=Felicidad Interior Bruta).

El enriquecimiento de unos pocos no acaba beneficiando a todos, como afirma el neoliberalismo económico.

Existen necesidades básicas, como vivienda, trabajo, salud, educación, que deben estar siempre garantizadas para toda la familia humana, aunque unos alcancen mayores beneficios que otros.

En una familia, los mejor dotados no invierten sus dones en provecho propio sino que los ejercitan en favor de los miembros más necesitados.

Si queremos cambio, debemos ser ese cambio.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios