En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


La "madre" de Dieumerci, por José Carlos Rodríguez Soto

26 de junio de 2012.

Los ojos de Dieumerci lo dicen todo. Para tener 14 años le falta la espontaneidad y el brillo de un muchacho de su edad. Hace un año, fue secuestrado por los guerrilleros del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) en su aldea de Rafai, en e ste de la República Centroafricana, y desde entonces se ha visto obligado a presenciar muchos horrores, entre ellos la muerte a machetazos de dos de sus mejores amigos con los que fue arrancado de sus padres. Hace pocos días consiguió escapar, pero apenas habla y pasa todo el día sentado mirando a ninguna parte.

Casos como los de Dieumerci los he conocido a miles durante mis casi dos décadas en el Norte de Uganda, donde el infame LRA secuestró a 40.000 niños, asesinó a miles de personas y llegó a desplazar a dos millones de personas, pero aunque en la República Centroafricana –donde el LRA se infiltró en 2008- las cifras son mucho más bajas, no por eso dejan de ser una tragedia para quienes padecen estas atrocidades.

Diezmado y bajo presión militar, el LRA se marchó del Norte de Uganda a finales de 2006. Sus cientos de combatientes se instalaron entonces en el parque nacional de la Garamba, en el Noreste de la República Democrática del Congo, donde permanecieron tranquilamente mientras sus representantes negociaban un acuerdo de paz con el gobierno de Uganda en Yuba, la capital de Sudán del Sur. En abril de 2008 el documento final estaba listo pero su líder Joseph Kony -en busca y captura por la Corte Penal Internacional- se negó a firmar. Desde entonces el LRA ha adoptado una estrategia de dividirse en infinidad de grupos muy pequeños –de entre cinco y diez rebeldes- con una gran movilidad que siembran el terror en una amplia zona donde confluyen las fronteras de tres países: la República Democrática del Congo, Sudán del Sur y la República Centroafricana. Se calcula que en esta región han provocado el desplazamiento de unas 450.000 personas. Siguiendo una sanguinaria tradición de muchos años, el LRA utiliza a los menores secuestrados como porteadores y –si ven que tienen el cerebro suficientemente lavado- como niños soldado, y a las muchachas como esclavas sexuales. A los que no logran soportar la dureza de la vida en la selva o a los que intentan escapar los matan sin más miramientos.

Dieumerci logró escapar hace pocos días. Fue durante un choque armado entre un grupo de guerrilleros y una patrulla conjunta de soldados centroafricanos y ugandeses (el ejército de Uganda opera en el país desde 2009 gracias a un acuerdo con el gobierno centroafricano). Durante la escaramuza murieron dos rebeldes y Dieumerci fue rescatado junto con tres mujeres secuestradas (dos ugandesas y una sudanesa) más sus tres bebés.

En Obo, el lugar desde donde escribo estas líneas, hay una ONG italiana que se ocupa de la acogida y reintegración de los menores centroafricanos secuestrados. Hace pocos años puso en marcha un sistema de familias de acogida donde los menores que han conseguido escapar de los horrores del LRA pasan algunas semanas recuperándose antes de volver con sus padres. Marie Francine, una sonriente centroafricana que trabaja en Radio Zereda –la única emisora de FM que funciona en este aisladísimo rincón del país- se ha ocupado ya de nueve de estos menores y ahora dedica su tiempo y sus cuidados maternales a Dieumerci, y lo hace a cambio de nada. Durante los muchos años que llevo trabajando en lugares en conflicto donde tienen lugar las peores crueldades que uno pueda imaginar he aprendido que siempre surgen, como signos de esperanza, personas que muestran una gran generosidad y una humanidad desbordante. Marie Francine es una de ellas. Los medios de comunicación casi siempre se fijan (o nos fijamos) en la parte más dramática de la historia, de la que por otra parte resulta inevitable hablar si queremos hacer honor a la verdad. Por desgracia, a menudo se nos escapa mencionar la parte de la historia que contiene semillas de esperanza, cometiendo una grave injusticia. Por eso hablo hoy de esta mujer. Estoy seguro de que en esta parte de la República Centroafricana hay muchas otras personas como ella, por eso cada día me despierto con la esperanza de que seguramente me encontraré con alguna más. El día que esta zona de África conozca finalmente la paz será gracias a este ejército de personas generosas

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios