En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


La Iglesia Congoleña denuncia "sucias elecciones" , por José Carlos Rodríguez Soto

16 de enero de 2012.

En mi anterior post hablaba de situaciones en las que la Iglesia en África no parece estar a la altura de las circunstancias y da señales de vivir de espaldas a la sociedad. Hoy tengo que mostrar la otra cara de la realidad : la que muestra una Iglesia que sabe hacer las cosas bien y tener valor profético para denunciar las injusticias y dar un sentido de orientación cuando la gente es víctima de las maquinaciones de los poderosos. Hace pocos días, el 12 de enero, la Conferencia Episcopal de la República Democrática del Congo publico un mensaje que ha tenido amplio eco en el país, en el que denuncia el fraude cometido durante las elecciones presidenciales y legislativas del pasado 28 de noviembre.

Recomiendo vivamente la lectura de la carta pastoral « El pueblo congoleño tiene hambre y sed de justicia y de paz. El coraje de la verdad » (El texto está disponible enwww.cenco.cd).

Los obispos no se han mordido la lengua al afirmar que « el proceso electoral ha estado manchado de graves irregularidades que ponen en tela de juicio la credibilidad de los resultados públicos ». En un párrafo anterior se denuncian « casos de pucherazos perfectamente planificados, numerosos desgraciados incidentes en los que ha habido muertes de personas y, en algunos lugares, un clima de terror mantenido y diseñado para cambiar los votos de las urnas … Es una vergüenza para nuestro país ». La Conferencia Episcopal Congoleña concluye que « no se puede construir un Estado de Derecho en una cultura de fraude, mentiras y terror, de militarización y de ataques a la libertad de expresión ».

Un mes antes, tras anunciarse los resultados de las elecciones el 9 de diciembre, el cardenal Monsengwo, arzobispo de Kinshasa, había dicho que los resultados finales anunciados por la Comisión Electoral Independiente « no se conformaban ni a la verdad ni a la justicia ». A esta declaración siguió una campana de desprestigio del cardenal, en la que se le dedicaron toda clase de insultos por parte de gobiernos próximos al poder en medios de comunicación estatales. Los obispos, en su carta, condenan esta campana de difamación, que –a su modo de ver – certifica « la emergencia de un pensamiento único que tiende a suprimir toda opinión contraria ».

Razones tienen los obispos para decir estas y otras cosas. Durante la campaña electoral, en octubre y noviembre, yo mismo fui testigo de casos de intimidación, secuestros de personas simpatizantes de la oposición y del uso descarado de recursos del tesoro público en favor de la campaña de Kabila, llegando incluso a repartir dinero del Estado en sobres para sobornar a los indecisos. A los líderes de la oposición que querían venir al este del país para dirigirse a los electores, se les bloqueaban los vuelos. Y el día de las elecciones el catálogo de irregularidades graves no tiene fin : presidentes de mesas electorales que se llevaban las urnas a sus casas, soldados que obligaban a la gente a ponerse en fila y les repartían las papeletas de Kabila, observadores de la oposición expulsados de los colegios electorales, lugares de la provincia de Katanga donde se dieron datos de participación del 100%, con todos los electores votando por Kabila… por no decir nada de los resultados de 2.000 colegios electorales de Kinshasa (uno de los bastiones de la oposición) que desaparecieron de un plumazo.

El pueblo vive « frustrado », reconocen los obispos. No es para menos. La campaña electoral del presidente Joseph Kabila ha utilizado descaradamente el tesoro público, algo que esta expresamente prohibido por la Constitución (el documento denuncia con claridad la « apropiación de las arcas públicas para la familia en el poder »), y el resultado es que no hay dinero para nada y que los funcionarios llevan dos meses sin recibir sus salarios. Señal de esto es que la fiesta del Año Nuevo, que en el Congo la gente celebra por todo lo alto, este año ha pasado en silencio y tristeza porque la gente no tenia nada para hacer ninguna fiesta. Durante estos días me sorprende la cantidad de veces que me paran los policías de trafico, no para intimidarme o pedirme sobornos ante infracciones inexistentes, como estaba acostumbrado a ver, sino sencillamente para mendigarme con cara de circunstancias que les de algo para que en su casa puedan comer. En estas circunstancias, se agradece que los obispos exhorten al pueblo a no ceder al pesimismo ni a la violencia. A continuación, dan sus recomendaciones a los distintos actores políticos :

- a la Comisión Electoral le exigen que corrija los graves errores cometido o en caso contrario que dimita.

- al Parlamento le piden que revise la composición de esta Comisión;

- al Gobierno, que deje de utilizar el tesoro público para sus intereses personales ;

- al ejército y la policía, que no obedezcan ordenes injustas,

- y a la comunidad internacional que apoye al pueblo congoleño en su búsqueda de justicia y paz.

Tal vez los obispos podrían haber hablado antes, pero poner de acuerdo a los prelados de 47 diócesis, mas un buen número de obispos auxiliares y eméritos no es tarea fácil y lleva su tiempo, sobre todo teniendo en cuenta que hoy hay menos obispos críticos con el gobierno que hace cinco años. Pero por lo menos la posición de la Iglesia Católica con respecto a las elecciones ha quedado clara y nadie podrá decir que se ha callado delante de injusticias tan flagrantes.

Pienso, además, que hay que poner este mensaje en su contexto. Países como Francia, la Unión Europea, el Reino Unido y Estados Unidos han expresado de diversas formas su preocupación y críticas sobre las irregularidades cometidas durante las elecciones, aunque hablar es una cosa y tomar medidas es otra. La Unión Africana, haciendo gala una vez mas de su carácter de club de dictadores que se cubren unos a otros, dijo desde el primer momento que el proceso había sido libre y justo y que los resultados eran transparentes. Al final, sea cual sea la posición adoptada, los países donantes parecen estar dispuestos a seguir manteniendo un gobierno que se hace cada vez mas dictatorial y corrupto. Mención aparte merece el caso de bajada de pantalones de Bélgica, que en un comunicado enviado recientemente por su nuevo primer ministro al presidente Kabila, dice : « Al tomar posesión de mi cargo quisiera felicitar al pueblo congoleño por haber acudido a las elecciones que le han confirmado en el puesto de presidente de la República Democrática del Congo ». Remitiéndome a los hechos, tengo muy claro que la Iglesia defiende los valores de la democracia y los derechos humanos muchísimo mas que países que se tienen por modelos del Estado de Derecho pero después se inclinan antes quienes pisotean la democracia.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios