En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Barra Martínez, José Antonio

José Antonio Barra Martínez es licenciado en Historia por la UNED y ha realizado un master en Técnicas avanzadas de investigsación histórica, artística y geográfica , asímismo es agricultor ecológico

Ver más artículos del autor


La epidemia de cólera en Yemen, la de peste en Madagascar y las perspectivas del hambre para el siglo XXI, por José Antonio Barra

20 de noviembre de 2017.

El cólera es producido por una bacteria que se trasmite a través de agua o alimentos contaminados. Está asociado a la miseria, a las aglomeraciones y a los desplazamientos masivos y desorganizados de personas. Es propio de contextos donde el abastecimiento de agua potable y los saneamientos (desagües) no existen o son precarios En el mundo se producen de uno a cuatro millones de casos anuales que dan lugar a entre 20.000 y 140.000 muertes.

Una buena parte de los casos se curan solos, pero en los restantes produce diarreas violentas que pueden provocar la muerte en cuestión de horas. Los enfermos necesitan un tratamiento urgente pero sencillo consistente en la rehidratación mediante sales disueltas en agua. Los casos más graves requieren rehidratación intravenosa y antibióticos. Para controlar las epidemias de cólera son fundamentales el restablecimiento de la potabilidad del agua y las medidas higiénicas de todo tipo.

En octubre de 2016 apareció el cólera en Yemen. Tuvo una pequeña expansión hasta finales de año y luego retrocedió hasta considerarse casi desaparecido en Marzo de 2017. Pero en Abril repuntó de forma explosiva y durante todo el verano se han estado produciendo más de cuatro mil casos diarios. En estos días (principios de Noviembre) todavía se dan más de dos mil casos nuevos al día. En total, más de novecientos mil afectados. Da miedo. La tasa de mortalidad, sin embargo, es bastante baja, situándose en torno a un dos por mil, lo que sin duda se debe a la actuación de organizaciones internacionales que distribuyen sobres con sales para la rehidratación oral. Una epidemia como la de Yemen, tan profunda y tan duradera, sólo puede explicarse en un contexto dramático de miseria y desplazamientos masivos provocados por la guerra. Una guerra de la que ya ni se habla.

En estos momentos hay, además, brotes de cólera de diversa envergadura hasta en doce países africanos, siendo especialmente graves los de República Democrática del Congo, Sudán del Sur, y Noreste de Nigeria.

La Organización Mundial de la Salud dice textualmente que el cólera es“un indicador clave de la falta de desarrollo social”, y que “recientemente se ha observado un resurgimiento de esta enfermedad en paralelo con el aumento incontenible de los grupos de población vulnerables que viven en condiciones de falta de higiene”.

En Madagascar, por otro lado, hay un brote significativo de peste. La peste es endémica en este país donde todos los años produce episodios de poca importancia en lugares remotos, pero esta vez la enfermedad ha saltado a las grandes ciudades (originalidad que ya tuvo el Ébola en África Occidental) y desde finales de Agosto hasta el catorce de Noviembre ha producido algo más de dos mil casos con 171 fallecidos. La peste, muy contagiosa, se cura sin embargo con antibióticos, con los que hay que tratar a los enfermos y a sus contactos.

No, el mundo no va bien. Hace algunas semanas salió el informe anual de la FAO sobre el hambre (“El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017”) en el que se indica que “tras haber disminuído de forma constante durante más de una década, vuelve a aumentar el hambre en el mundo, que afectó a 815 millones de personas en 2016” en África, Asia, América y Caribe. Respecto a los conflictos, el mismo informe dice que en la última década su número ha aumentado alcanzando un máximo histórico nunca antes conocido, y que se han vuelto más complejos e irresolubles, además de estar cada vez más agravados por el cambio climático.

En cuanto al hambre, parece haber cierta coincidencia de opiniones en que el planeta tiene capacidad para producir la comida que vamos a ir necesitando. Tenemos un cierto margen de maniobra que -bien manejado- permitiría producir suficiente comida incluso a pesar del cambio climático. Manejar bien ese margen incluirá seguramente cambios de paradigmas, por lo que cualquier optimismo debe ser más que moderado. También dicen los expertos que, en el mejor de los casos, las zonas del planeta donde se produzca la comida y las zonas donde se necesite no van a coincidir, de modo que habrá países que tendrán necesariamente que importar alimentos, como los del Sahel y en general toda el África Subsahariana, donde el cambio climático será muy duro. No está nada claro que estos países vayan a poder importarlos, y en caso de que pudieran, tampoco sabemos si sus ciudadanos podrán comprarlos.

En esta parte del mundo el cólera y la peste nos preocupan poco. Tenemos agua potable, alcantarillados, antibióticos, ... No hay por qué darle la importancia que se le dió al Ébola. Estamos tan confiados que apenas si se oye alguna noticia. Pero nuestra seguridad no es tal: el virus del Chikungunya viene provocando desde 2007 un goteo de casos en el sureste de Francia y parte de Italia: produce una enfermedad muy leve, pero nos avisa claramente de que estamos todos en el mismo barco. Y respecto al hambre, ya lo dice Rafael Amor en la canción No me llames extranjero: “el hambre no avisa nunca, vive cambiando de dueño”.

No, el siglo XXI no va nada bien. Más vale que empecemos a pensar en cómo manejar el “margen”.

Nota: Para mantenerse al día sobre las epidemias citadas son útiles los siguientes enlaces de la OMS (conviene abrir siempre la versión en inglés):

- Cólera de Yemen

- Peste de Madagascar

- Resumen de epidemias y otras emergencias en la región africana de la OMS (que incluye -ojo- sólo una parte del África Subsahariana):



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios