En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...

La FAO alerta sobre los precios elevados de llevar una dieta saludable en África
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Cochi, Marco

Marco Cochi periodista e investigador profesional con experiencia en áreas de crisis, derechos humanos, temas de paz y seguridad en África subsahariana. Jefe de Investigación para la región del Sahel y África Subsahariana en el Centro Militar Italiano de Estudios Estratégicos (CeMiSS). Docencia en el Máster Online en Construcción de Paz y Cooperación Internacional (8ª Edición) activado en Link Campus University of Rome. Colaborador durante más de diez años para Africana, Eastwest, Metodo, Nigrizia, Il Nodo di Gordio e Informazioni della Difesa.

Experiencia previa con la enseñanza plurianual a nivel universitario en diversas conferencias y formaciones, seminarios, másteres y cursos de posgrado en la Universidad Sapienza de Roma, Link Campus University, Lumsa, Luspio, Unicusano, Universidad Roma Tre. Experiencia en proyectos de investigación a largo plazo en el Foro de Investigación y Desarrollo de África, la Asociación de Estudios Extraeuropeos, el Centro Europeo de Excelencia “Altiero Spinelli” (CeAs-Universidad “Roma Tre”), el Centro Militar Italiano de Estudios Estratégicos (CeMiSS).

Muchos años de experiencia en el área de cooperación al desarrollo, donde coordinó proyectos de educación intercultural y solidaridad internacional. Encabezó las delegaciones de vidita de los campamentos de refugiados palestinos en el Líbano y algunos países africanos. Graduado summa cum laude en Literatura Moderna, Especialista en Filosofía y Política. Maestría Universitaria de segundo nivel en Estudios de Seguridad Internacional y Postgrado semestral de Especialización en Economía sin Fines de Lucro y Cooperación al Desarrollo etc .

Autor del blog Afrofocus que seguimos en Bitácora Africana

@afrofocus

Ver más artículos del autor


La designación de la las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) como organización terrorista, por Marco Cochi

16 de abril de 2021.

El 18 de abril de hace dos años, el Estado Islámico, a través de su agencia de propaganda Amaq, se atribuyó la responsabilidad del primer ataque en la República Democrática del Congo. Al mismo tiempo anunció el establecimiento de una nueva wilaya (provincia) del Califato en África Central (Provincia del Estado Islámico de África Central - Iscap), legitimada por el difunto califa Abu Bakr al-Baghdadi, quien el 29 de abril de 2019 mostró un texto en un video dedicado al Iscap.

A lo largo de los meses los ataques han continuado y el Estado Islámico ha atribuido la responsabilidad a los rebeldes de las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), grupo armado que surgió en 1995 en oposición al presidente de Uganda, Yoweri Museveni. Luego, en un par de años, las ADF trasladaron su campo de acción a la parte oriental de la República Democrática del Congo, donde se les considera el grupo más violento entre los activos en las provincias de Kivu del Norte e Ituri.

La ADF, que en los últimos años ha tomado el nombre de Madinat Tawhid wal-Muwahiddin (La ciudad del monoteísmo y los monoteístas), tiene profundas raíces en el Islam radical que se remonta unos años antes de su fundación. Si bien muchos de sus miembros originales, incluido el primer líder Jamil Mukulu, eran figuras clave del movimiento extremista islámico de Uganda Jamaat al-Tabligh. Y desde que el Estado Islámico reclamó por primera vez un ataque en la región en abril de 2019, ha publicado varios documentos sobre la participación de ADF en el ISCAP, incluidas declaraciones publicadas en el boletín semanal al-Naba y videos publicados por Amaq.

Otra señal del vínculo entre el ADF y el Estado Islámico se produjo después de que un informe del Congo Research Group y la Fundación Bridgeway, basado en las revelaciones de un desertor del ADF, informara que el peligroso terrorista y facilitador financiero de ISIS, Waleed Ahmed Zein, arrestado en Kenia en julio de 2018, presuntamente proporcionó dinero a la ADF. Una investigación posterior reveló que Zein había transferido aproximadamente 150.000 dólares a una cuenta atribuible al ADF.

Según otro informe de la Universidad George Washington (GWU), el aumento de la violencia contra los civiles proporciona más evidencia de la afiliación de ADF con ISIS. El GWU asocia un aumento en la violencia a principios de 2018, después de la primera mención de Abu Bakr al-Baghdadi del Iscap, que registró un aumento adicional en abril de 2019, cuando el Estado Islámico reconoció oficialmente las ADF como parte del ISCAP.

Sin embargo, la correlación no es causal, como lo demuestra el hecho de que ambos picos de violencia ocurrieron inmediatamente después de que el ejército congoleño y MONUSCO, la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en la República Democrática del Congo, llevaran a cabo una serie de ataques contra las ADF por lo que la milicia rebelde llevó a cabo numerosas represalias. Otro elemento interesante para establecer la conexión real entre los dos grupos es que en 2020 los miembros de ADF publicaron de forma independiente un número creciente de videos de propaganda en WhatsApp. Esto significa que los videos en cuestión no fueron publicados por una rama oficial del Estado Islámico.

Estos elementos muestran que indudablemente existen algunos vínculos entre el Estado Islámico y el ADF. Sin embargo, estos vínculos siguen siendo inciertos y nublados por el hecho de que es difícil saber si todo el grupo o solo una parte se ha alineado con el Estado Islámico. También porque los videos que no tienen el logo de ISIS muestran que el vínculo entre las dos organizaciones no está completamente establecido. Porque, por lo general, cuando ISIS toma el control de otro grupo, pone fin a toda producción autónoma de propaganda.

Por tanto, el vínculo real entre las dos entidades es aún incierto, la única evidencia es que desde su nacimiento el grupo rebelde ha optado por tener una identidad fluida, justificando a la guerrilla armada con motivaciones políticas, religiosas, étnicas o secesionistas. La importancia real del Islam para el grupo armado ha sido a menudo cuestionada por analistas, quienes han señalado que a pesar de haber usado repetidamente la retórica fundamentalista en sus afirmaciones, el islam para las ADF es solo una fachada para disfrazar fines políticos.

Por lo tanto, el Estado Islámico puede haber cooptado una facción minoritaria de las ADF, sin poder pasar a todo el grupo rebelde a sus filas, lo que sigue siendo más convincente para atraer a otras milicias a su órbita. Especialmente aquellos no apoyados por ideologías yihadistas, que constituyen la mayoría en las provincias orientales del Congo.

No obstante, el 10 de marzo, el Departamento de Estado de EE. UU. Incluyó a la ADF en la lista de organizaciones terroristas extranjeras bajo la Sección 219 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad e incluyó a su líder Seka Musa Baluku en la lista de terroristas globales especialmente designados (SDGT) de conformidad con la Orden Ejecutiva 13224. Además de haber impuesto severas sanciones para contrarrestar la actividad del grupo, que según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en 2020 mató al menos a 849 civiles.

La designación estadounidense del ADF como un grupo satélite de ISIS lleva a examinar una transformación del grupo mucho más profunda que la que muestran los elementos examinados, con el riesgo tangible de alimentar la propaganda y la importancia del Estado Islámico dentro del grupo rebelde congoleño.

La narrativa ISIS-RDC también conduce a un diagnóstico erróneo de los impulsores de la violencia, lo que genera una preocupación considerable porque puede contribuir a un aumento de las operaciones ofensivas contra las ADF, lo que podría multiplicar las represalias contra la población civil. Sin olvidar que en el pasado el propio ejército congoleño ha estado implicado en asesinatos en masa atribuidos a las ADF.

En última instancia, hacer que la lucha contra las ADF sea parte de la guerra global contra el terrorismo excluye formas no violentas de tratar con el grupo. Las ADF son, sin duda, un grupo armado peligroso que debe combatirse, pero la narrativa incorrecta es el presagio de soluciones incorrectas.

Esto también debe causar perplejidad al haber señalado al grupo rebelde entre los posibles autores del atentado que el pasado 22 de febrero provocó la muerte del embajador italiano, Luca Attanasio, del carabinnero que lo acompañaba, Vittorio Lacovacci, y del conductor del Programa de Alimentos Mundial (Wfp), Mustapha Milambo Baguna.

Una historia dramática sobre la que tras la conmoción y el clamor de los primeros días parece haber caído el silencio, mientras siguen sin resolverse las interrogantes sobre el final de los tres hombres que transitaron por una de las carreteras más peligrosas de Kivu Norte.

Original en: Afrofocus



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios