En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Informe de Naciones Unidas señala a Ruanda como autora de genocidio en la R D Congo, por José Carlos Rodríguez Soto

6 de octubre de 2010.

El 1 de octubre salió por fin a la luz el esperado informe de Naciones Unidas sobre violaciones de derechos humanos en la República Democrática del Congo. Me he tomado la molestia de leer sus 600 páginas y creo que está hecho con rigor documental: cubre el periodo de 1993 a 2003, se ha entrevistado a unas 1.700 personas durante un periodo de siete meses. Se puede leer en francés y en inglés, en
http://www.ohchr.org/EN/Countries/AfricaRegion/Pages/RDCProjetMapping.aspx. Les aviso que es muy duro de leer y que hay páginas que ponen los pelos de punta. Aún así, sólo se recoge una muy pequeña parte del inmenso sufrimiento que causó la muerte al menos a cuatro millones de personas durante el que ha sido el conflicto más sangriento después de la Segunda Guerra Mundial.

El informe en cuestión concluye que bastantes de los actos que describe podrían constituir delito de genocidio y sus responsables ser juzgados por un tribunal internacional, especialmente las matanzas de refugiados hutus en la R D Congo por parte del ejército ruandés. Elaborado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, su borrador fue filtrado a la prensa a finales de agosto y cuando varios medios publicaron sus conclusiones el gobierno Ruandés que preside Paul Kagame montó en cólera y amenazó a Naciones Unidas con retirar sus algo más de 3.000 efectivos de las misiones de paz de Darfur (Sudán ) y Sudán del Sur si el informe llegaba a publicarse. Eventualmente, Kigali retiró esta amenaza después de que el secretario general de la ONU Ban Ki Moon le visitara en Ruanda a mediados de mes. Otros países, particularmente Uganda, tampoco salen bien parados. Además de matanzas, violaciones, torturas y un sin fin de horrores, se acusa a los ejércitos de estos y otros países de haber reclutado y entrenado a niños soldados y de haber saqueado sistemáticamente las abundantes riquezas naturales del Congo, particularmente oro, diamantes, bauxita, casiterita y el preciado coltán indispensable para la industria electrónica de última generación.

El informe final ha rebajado algo el tono del lenguaje, pero mantiene la acusación de genocidio para el ejército de Ruanda. Siendo así las cosas uno se pregunta cómo Ban Ki Moon tuvo la desfachatez de nombrar a Paul Kagame, responsable últimos de estos desmanes, presidente de la comisión de evaluación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Uno se pregunta también cómo este individuo ha podido pasearse por lugares como Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Alemania y otros recibiendo reconocimientos internacionales por sus esfuerzos por la paz y el desarrollo. ¿Es que nadie sabía lo que el ejército dirigido por esta persona hacía contra la población civil del Congo? Yo, personalmente, vuelvo a reafirmarme en dos de las sospechas que me han acompañado desde hace muchos años: que un muerto africano no tiene, ni remotamente, la misma categoría que un muerto occidental, ni se le concede la misma atención; y que el hecho de que Ruanda sea hoy el centro más importante de paso de minerales estratégicos hacia el mundo desarrollado explica que todo el mundo haya mirado para otra parte mientras sus tropas asesinaban a mansalva. A mi, personalmente, el informe no he me ha sorprendido. He estado dos veces en la región del Kivu en el Congo y una vez en Ruanda, y en todas estas ocasiones encontré bastantes personas que me contaron historias muy parecidas a las que se relatan en el informe.

Hoy me quedo, además, con otro muy mal sabor de boca: comprobar que, con una excepción, la prensa de España no dedica ni dos líneas a la publicación de este informe. Si los muertos hubieran sido de los Balcanes o de Oriente Medio, por ejemplo, otro gallo cantaría. No sé si se han fijado ustedes, pero no durante los dos o tres últimos años vengo observando que sólo hay dos cosas de África que parecen interesar a los medios de comunicación españoles: la primera es el problema de los piratas en Somalia, y la segunda es el secuestro de ciudadanos europeos en países del Sahel a manos de la rama de Al Qaeda que opera allí. Es decir, volvemos a lo de siempre: África es noticia cuando hay blancos de por medio, muy especialmente cuando nuestra seguridad o nuestros negocios están en juego. De lo contrario, ya pueden los africanos morir a millones que a nosotros nos interesa muy poco. Espero que llegue un día en que esta manera de gestionar la información cambie por completo.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios