En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Catholic Relief Services se asocia con la Universidad Católica de Malaui
...leer más...

Kenia reabrirá su embajada en Mogadiscio
...leer más...

Sudáfrica expulsa a una docena de diplomáticos lesotenses
...leer más...

ACNUR estima que hay alrededor de 56.000 refugiados en Angola
...leer más...

El desempleo juvenil de Tanzania no mejora
...leer más...

Burundi celebra un año de la muerte de su expresidente
...leer más...

Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Causas y perspectivas de la crisis política en Somalia, por Marco Cochi
...leer más...
El primer presidente blanco en África Subsahariana desde el apartheid, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >


Echeverría Mancho, José Ramón

A José Ramón siempre le han atraído el mestizaje, la alteridad, la periferia, la lejanía… Un poco las tiene en la sangre. Nacido en Pamplona en 1942, su madre era montañesa de Ochagavía. Su padre en cambio, aunque proveniente de Adiós, nació en Chillán, en Chile, donde el abuelo, emigrante, se había casado con una chica hija de irlandés y de india mapuche. A los cuatro años ingresó en el colegio de los Escolapios de Pamplona. Al terminar el bachiller entró en el seminario diocesano donde cursó filosofía, en una época en la que allí florecía el espíritu misionero. De sus compañeros de seminario, dos se fueron misioneros de Burgos, otros dos entraron en la HOCSA para América Latina, uno marchó como capellán de emigrantes a Alemania y cuatro, entre ellos José Ramón, entraron en los Padres Blancos. De los Padres Blancos, según dice Ramón, lo que más le atraía eran su especialización africana y el que trabajasen siempre en equipos internacionales.

Ha pasado 15 años en África Oriental, enseñando y colaborando con las iglesias locales. De esa época data el trabajo del que más orgulloso se siente, un pequeño texto de 25 páginas en swahili, “Miwani ya kusomea Biblia”, traducido más tarde al francés y al castellano, “Gafas con las que leer la Biblia”.

Entre 1986 y 1992 dirigió el Centro de Información y documentación Africana (CIDAF), actual Fundación Sur, Haciendo de obligación devoción, aprovechó para viajar por África, dando charlas, cursos de Biblia y ejercicios espirituales, pero sobre todo asimilando el hecho innegable de que África son muchas “Áfricas”… Una vez terminada su estancia en Madrid, vivió en Túnez y en el Magreb hasta julio del 2015. “Como somos pocos”, dice José Ramón, “nos toca llevar varios sombreros”. Dirigió el Institut de Belles Lettres Arabes (IBLA), fue vicario general durante 11 años, y párroco casi todo el tiempo. El mestizaje como esperanza de futuro y la intimidad de una comunidad cristiana minoritaria son las mejores impresiones de esa época.

En la actualidad colabora con Fundación Sur, con “Villa Teresita” de Pamplona, dando clases de castellano a un grupo de africanas, y participa en el programa de formación de "Capuchinos Pamplona".

Ver más artículos del autor

Humor con cortapisas
04/12/2018 -

El pasado 29 de noviembre, ahora que tanto se habla de la necesidad de reformar la Constitución, Ana Pastor, Presidenta del Congreso de los Diputados en Madrid, inauguró en el mismo palacio del Congreso la exposición “La Constitución en viñetas” en la que se plasma cómo han visto la Constitución los humoristas gráficos desde su redacción en 1978 hasta su 40 aniversario. Las viñetas desacralizan, y el humor ayuda a que no se pierda la esperanza. Boris Vian (1920-1959), polifacético intelectual francés, decía que “L’humour est la politesse du désespoir” (“el humor es la urbanidad de la desesperación”). Puede que lo sea hoy un poco entre los españoles que se sienten prisioneros de un sistema que parecía tan moderno y democrático cuando lo aprobaron. Pero sí que lo es, ¡y cómo!, entre los ciudadanos del Magreb. “No habrá manuales escolares porque el gobierno ha agotado todo el papel imprimiendo billetes”. “Los harragas [emigrantes] que tienen un visado Schengen, prefieren viajar en barca para no tener que volar con Air Algérie”. Son dos de los muchos y sabrosos titulares aparecidos en “El Manchar”, un sitio argelino francófono con cientos de miles de seguidores. Su equivalente en Túnez sería “LerPesse.com”, que se presenta como un periódico digital en toda regla pero con informaciones decididamente estrafalarias: “Un avión de Tunisair despegó en horario. La compañía se excusa y se compromete a devolver el dinero a los 43 pasajeros que llegaron tarde”. “Maduro aliviado al constatar que Argelia tiene aún más problemas que Venezuela”. Tampoco tienen desperdicio los titulares de la página marroquí “Bopress” (“Achnapress” hasta 2016): “Qatar incapaz de financiar a Daesh [Estado Islámico] tras la compra de Neymar para el PSG”. Y con motivo del mundial 2018: “Cinco pilares del Islam y cinco goles. Rusia homenajea a los musulmanes vapuleando a Arabia Saudí en el partido de inauguración”. Este último titular hace que nos preguntemos si, o hasta qué punto, los humoristas magrebís son capaces de “reírse” de todo. ¿Libertad de expresión? ¿Se sienten los humoristas realmente libres?

“Libertad” y “humor” no son vocablos neutros. Su significado varía según las diferentes lenguas y culturas. Consecuencia de la colonización francesa, existen en los tres principales países del Magreb medios de comunicación, prensa y sitios web tanto en árabe como en francés. Y las preferencias lingüísticas apuntan a modos distintos de pensar y poner en práctica conceptos tan fundamentales como los derechos humanos o la libertad. Felicitándome un día porque un amigo tunecino se había mostrado feroz defensor de la “libertad”, otro amigo me preguntó enseguida “¿Te hablaba en árabe o en francés?”. En estas líneas me refiero principalmente a los medios de comunicación francófonos.

En un estudio sobre la libertad de la prensa escrita de Marruecos (L’Année du Maghreb, 15/2016, pp45-60), Mohamed Naimi llegaba a ciertas conclusiones que, con algunos matices, pudieran ser las mismas en lo concerniente a Argelia y Túnez. Naimi nota las diferencias entre el discurso político oficial, lo que las organizaciones internacionales de prensa, tipo Periodistas sin Fronteras, observan, y las encuestas sobre el terreno. Su conclusión es que la libertad de prensa es bastante frágil, y que la prensa es “híbrida”, libre y al mismo tiempo no-libre, a imagen del régimen político marroquí. Observa también cómo se dio una cierta liberalización entre 2011 y 2013, coincidiendo con la Primavera Árabe, y una tendencia posterior al control gubernamental de los periodistas.

En Túnez tras la matanza de quince militares en un ataque islamista en 2014, el gobierno de Mehdi Jomaa cerró varias mezquitas y medios de comunicación controlados por los yihadistas. Pero reaccionando al atentado contra Charly Hebdo de enero de 2015 en Paris, un comunicado del Ministerio de Asuntos Religiosos hacía un llamamiento a los medios de comunicación para que “se comportaran de manera ética y evitaran vilipendiar las religiones, las costumbres y lo sagrado, para no herir los sentimientos”. “¡Qué difícil es ahora ser caricaturista!”, reaccionó “Z”, que publica de manera anónima desde 2007. “Sobre todo si se ha nacido en un país socialmente musulmán. Por una parte uno no puede no llorar con Charly, pero al mismo tiempo se pretende que, porque somos “musulmanes”, mostremos más solidaridad [con lo musulmán] y mayor indignación”.

El resultado es una cierta autocensura, y lo que cada caricaturista imagina son “líneas rojas” que debe respetar. En Marruecos se trata ante todo del rey, la integridad territorial y la religión. La página tunecina “LerPesse” (variante de La Presse, diario tunecino) se burla del conjunto de la clase política tunecina, pero sin mostrarse acerba con personas concretas. Prefiere resaltar el conservadurismo del conjunto de la sociedad tunecina. Por su parte Nazim Baya, farmacéutico y fundador de El Manchar se ha impuesto una sola línea roja, la religión. Su humor popular se ríe de los dirigentes y poderosos, lo que hace que algunos lo traten de “izquierdista”.

Pero a veces ni la autocensura es suficiente. El 1er Salón Internacional de la Caricatura tenía que haberse celebrado en Orán, Argelia, del 7 al 22 de abril de este año con viñetas de 54 autores. Las zancadillas burocráticas y una intencionada inercia de la administración provincial y nacional lo hicieron imposible. Finalmente, su organizador, Nour El Yakine Ferhaoui, consiguió que el periódico en línea Le Matin d’Algérie, publicara las viñetas a partir del 14 de mayo (14 mai Le Matin d’Algérie Expo Caricatures). Vale la pena echar una ojeada. Hay varias del argelino Dilem, aunque no ésta, bastante significativa, con la que termino estas líneas.

Dilem, HIC, et Baaziz dessinent et chantent l’Algerie

"Z", caricaturiste tunisien: "la liberté avant la sécurité"

Ramón Echeverría

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Argelia y la libertidad de expresión. El mensaje de Bouteflika

- Sin prensa libre tampoco existe pueblo libre

- Entrevista al dibujante Zapiro: creador de actualidad en Sudáfrica

- El partido marroquí PAM no dejara entrar a la prensa a su Consejo nacional extraordinario

- Comunicado del Gobierno de Somalia por el Día Mundial de la Libertad de Prensa

- Amnistía Internacional condena el descenso de la Libertad de Prensa en Nigeria

- Cinco países africanos no celebraron el Día de la Libertad de Prensa

- Continúan las confiscaciones de prensa en Sudán

- Informe Mundial 2016 de HRW sobre Guinea Ecuatorial

- Informe de Human Rights Watch sobre Guinea Ecuatorial

- El dibujante Ramón Esono, detenido en Guinea Ecuatorial

- Amnistía Internacional condena el descenso de la Libertad de Prensa en Nigeria

- Cabo Verde cae 12 lugares en el ranking de libertad de prensa

- 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa

- La Prensa en Zimbabwe : Análisis de las libertades informativas en el país africano

- Libertad de Prensa 2015, Camerún ocupa el puesto 133 entre 180 países

- Creación del comité de apoyo a los presos políticos de Camerún

- Un periodista se enfrenta a la pena de muerte en Camerún tras una condena militar

- RFI exige la liberación de uno de sus corresponsales en Camerún


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios