En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
La violencia continúa en Tigray tras una complicada jornada de elecciones en el resto del país
...leer más...

La Corte de Justicia de la CEDEAO aborda el asunto de la prohibición de Twitter en Nigeria
...leer más...

Sudán y su difícil camino hacia la reintegración en la economía mundial
...leer más...

La CEDEAO reducirá a siete el número de miembros de su Comisión en 2022
...leer más...

La UE levanta las sanciones a Burundi
...leer más...

Los obispos de África austral condenan la continua exclusión de refugiados en los programas COVID-19
...leer más...

África Occidental pospone el uso de la nueva moneda “ECO” para 2027
...leer más...

La academia de las “Amazonas” de Gadafi reconvertida en parque de ocio
...leer más...

Refugiados burundeses repatriados desde la República Democrática del Congo
...leer más...

La OMS declara el fin del segundo brote de ébola en Guinea
...leer más...

Alieu Kosiah, señor de la guerra de Liberia, condenado a 20 años de cárcel por crímenes de guerra
...leer más...

Multitudinaria manifestación en Madrid en el final de las marchas de solidaridad con el Sahara
...leer más...

Haftar cierra la frontera de Libia con Argelia
...leer más...

Biden planea redesplegar tropas estadounidenses en Somalia
...leer más...

Laurent Gbagbo regresa a la Iglesia católica
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Cuesta, Amparo

Amparo Cuesta, (Hermanas Misioneras de Ntra. Sra. de África). Valenciana de nacimiento ha trabajado al servicio de la sociedad de Malawi más de treinta años. Durante su labor en África ha ejercido como enfermera, especializada en medicina tropical, encargándose de la dirección de hospitales de misión. De 1997 a 2003 participó activamente en la coordinación del Programa de Atención al Enfermo de Sida, un proyecto de vanguardia en el campo de la salud pública, dirigiendo la labor de más de quinientos voluntarios. Del 2008 al 2009 trabajo en Argel desarrollando una actividad cultural al servicio de los estudiantes argelinos. En el 2012 formo parte del staff de los Misioneros de África en su casa de Jerusalen ( Santa Ana) los cuales ofrecen sesiones de renovación espiritual y bíblica a sacerdotes y misioneros, as, con mas de 15 años de misión o sacerdocio. Desde su regreso de Malawi es parte del staff de la Fundación Sur y forma parte del grupo AEFJN- Antena Madrid (África, Europa, Fe, Justicia Net) que lucha por los derechos de los países africanos.

Ver más artículos del autor


He visto el silencio: Sebseb, Por Amparo Cuesta

30 de enero de 2009.

Todo el valle del Mz’ab es una llanura rocosa surcada por tres ríos: el M’Zab, el Metlili y el Sebseb. Solo en las épocas grandes de lluvias el agua hace su aparición como este septiembre pasado en que Ghardaia sufrió inundaciones que destruyeron barrios enteros y produjeron victimas mortales. El agua siempre busca su lecho para regresar a el y nada puede detener su fuerza.

Como no pude ir a El Golea que se encuentra a 360 Km al sur de Ghardaia me quede sin ver el interminable desierto de arena del Sahara que se extiende a partir de allí.

Todos pensamos que el desierto es arena y dunas pero el desierto tiene muchos paisajes: en algunos lugares esta formado por montañas rocosas con piedras que se elevan unas sobre otras sin que se pueda apreciar nada de tierra que las una entre si y otras veces es una inmensa planicie pedregosa en las que solo algunas serpientes y animales bajo la tierra pueden sobrevivir. El desierto también esta formado de inmensas dunas de arena que se pierden hasta el infinito y que gustan de cambiar de lugar durante las noches; algunas veces suavemente grano a grano para no despertarte de tu sueño y otras en medio de vientos de arena que llegan al desierto al terminar el invierno.
En el desierto te puedes morir de calor durante el día y congelar de frío por las noches. El desierto es un lugar de contrastes y de misterio.
No encontré billete para volver a Argel y como no hay bien que por mal no venga ese día un grupo de cooperantes y amigos todos iban a Sebseb de picnic y esa fue la ocasión que esperaba para conocer las dunas del desierto.

Sebseb es una pequeña población a 60 Km. de Ghardaia y de muy fácil acceso por carretera. Un granjero nos acogió con mucha amabilidad y nos dejo atravesar la alambrada que ha colocado para prevenir que algún animal pueda entrar en su granja viniendo de las montañas por lo que saltándola nos dirigimos hacia las dunas . Hacia un día precioso e inmediatamente necesitamos protegernos del Sol utilizando sobre la cabeza los paños en forma de turbantes mientras que nuestros pies desnudos gozaban al mismo tiempo de la frescura de la arena.
Después de la comida algunos se quedaron tumbados en la duna y otros nos dirigimos hacia un cañón formado entre dos montañas.
El efecto del desierto es inmediato.

Es tanto el silencio que te va invadiendo que poco a poco cada uno se va separando del grupo y tomando una cierta distancia para sentirse solos y poder asimilar las sensaciones que nos van envolviendo. La de una paz profunda que empieza a inundar todo tu ser y un silencio tan total que deja libre al resto de los sentidos para admirar, oler y aspirar todo lo que nos rodea. Y así las piedras parecen estar vivas y la vista descubre las flores que crecen entre ellas porque el subsuelo contiene el agua y la vida que las hace florecer. La vista reposa mirando hacia el infinito y la respiración se hace tranquila. Una sensación de bienestar se apodera de todo tu ser y quisieras que no anocheciera que no tuvieras que volver al barullo y la realidad porque allí también eres tu pero como una persona nueva y distinta. Y así respiras una y otra vez para aspirar la vida.

Dejando el cañón y ascendiendo a gatas hacia la cima de la montaña el espectáculo es sorprendente: los grupos de palmeras aquí y allá entre las dunas, el color de la arena que es dorada bajo el efecto del Sol , la grandeza del cañón y el silencio que se puede palpar y escuchar.

Siempre ese silencio.



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios