En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Estado civil: soltero y con diez hijos, por José Carlos Rodríguez Soto

9 de octubre de 2013.

Cuando trabajo en África suelo dedicar bastante tiempo a dirigir talleres de formación sobre resolución de conflictos para líderes. Como cada maestrillo tiene su librillo, el mío suele empezar por una sesión en la que los participantes (que en la mayor parte de los casos no se conocen entre ellos) comparten algunos de sus datos personales –mezclando detalles digamos oficiales con .otros más ligeros- de dos en dos durante algunos minutos para después cada uno presentar a su compañero a todo el grupo: aquí, a mi derecha, fulanito de tal, que tiene equis años de edad, nacido en tal pueblo, de profesión maestro, desde hace dos años líder del comité local de paz de tal barrio, le gusta mucho la música congoleña y no le gusta la gente que se pasa la vida chismorreando, etc ,etc. Aplauso general, alguna risa, y pasamos al siguiente hasta que se complete el círculo. Ahora ya nos conocemos, y de paso hemos roto el hielo y creado buen ambiente para hoy y los siguientes dos o tres días.

Naturalmente, uno de los datos que suelen decir es su vida familiar : si están casados o no, si tienen hijos y cuántos… Hay un detalle que no deja de sorprenderme en la República Centroafricana, y es las poquísimas veces que me he encontrado con participantes que estaban casados. Y no estoy hablando de gente joven que aún están ocupados con sus estudios o con ahorrar con vistas a formar un hogar, o de la chica de 20 años que tiene un hijo fruto de una relación con un medio novio que hizo mutis por el foro cuando no quiso cargar con su responsabilidad, sino de otro tipo de “soltería”: el del hombre que tiene sus cuarenta o cincuenta años y te dice: soy soltero y con cinco hijos (o siete, o nueve o diez).

Durante el último de los talleres que dirigí en Bangui, para líderes locales entre los que se contaban magistrados, jefes de policía y autoridades de una de sus prefecturas, de los 20 participantes sólo dos estaban casados. El resto eran solteros y con una retahíla de hijos como para darles el premio nacional de natalidad. Aún a riesgo de equivocarme, no me resulta demasiado difícil imaginarme el resto de las circunstancias: para empezar, dudo mucho que todos sus retoños hayan nacido de la misma mujer, y por lo que se refiere al cuidado y educación de los niños, me pregunto qué relación habrán tenido con su padre, el cual se ha paseado durante varios años por lo ancho y largo de la geografía del país engendrando criaturas para después marcharse a otro lugar donde el deber le llamaba y dejarlas a cargo de la madre, que para eso están las mujeres.

Son niños que habrán crecido sin poder sentarse en las rodillas de un padre que les cuente historias, les ayude a hacer los deberes del colegio, les escuche cuando estén tristes o les eduque sobre lo que está bien y lo que está mal. Y mucho menos habrán crecido esos niños en un hogar donde habrán visto a su padre y su madre que se quieren. Eso sí, el tipo en cuestión alardeará ante sus compañeros de ser “un hombre como es debido”, que se ha pasado por la piedra a toda la que se le haya puesto por delante y como prueba de que es un verdadero macho ha dejado constancia de su buen hacer con una buena descendencia.

Una de las cosas que suelo decir en mis talleres, cuando hablamos sobre la parte que toca los derechos humanos, es que todos somos muy sensibles cuando nos conculcan nuestros derechos, pero parecemos perder esa misma sensibilidad cuando se trata de cómo respetamos nosotros los derechos de los demás, especialmente de los más débiles. Y cuando pongo como ejemplo la cantidad de niños abandonados en el país por padres irresponsables, siempre me suele saltar alguno (que tal vez se dé por aludido) espetándome que qué tiene que ver eso con lo que estamos tratando.

Uno de los convencimientos que tengo sobre temas políticos y sociales es que la democracia no es sólo cuestión de organizar elecciones libres cada pocos años, sino de crear un sustrato cultural en la sociedad que reconozca la dignidad de la persona, y eso empieza por el concepto que se tenga por la familia y por el ejercicio de la responsabilidad en el propio círculo de los seres más allegados. Muchos programas de buen gobierno y de fortalecimiento de la cultura democrática en países frágiles deberían empezar por poner énfasis en la unidad familiar y crear incentivos para que la gente se dedique a los seres más próximos con los que convive en su hogar.

De lo contrario, que nadie se extrañe que el soltero con diez hijos, cuando llegue a un puesto de autoridad, se convierta en un tirano corrupto que hace la vida imposible a las personas a las que gobierna.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios