En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


Esperando un avión que no llega a Bunia, por José Carlos Rodríguez Soto

9 de septiembre de 2014.

Un nuevo viaje de trabajo me lleva al Noreste de la República Democrática del Congo. En estos trayectos casi nada suele salir de acuerdo a lo previsto y ya es el tercer día que estoy en Bunia, donde según el plan deberíamos haber parado apenas unos minutos para cambiar de .vuelo. Salí, con mi compañero, de Libreville, el pasado miércoles 3 de septiembre y tras pasar una noche en Entebbe (Uganda) cogimos un avión de la MONUSCO con destino a Dungu. Ese día nos dejaron en Bunia, y ayer cancelaron otra vez el vuelo a causa del mal tiempo. Espero salir hoy, sábado 6.

Bunia fue, a primeros de los años 2000, el epicentro de una de las muchas guerras que han asolado el Este del antiguo Zaire desde 1996. Aquí campó por sus fueros el señor de la guerra Thomas Lubanga, que cumple condena en La Haya por crímenes de guerra, especialmente por reclutar a miles de niños soldado para su milicia del UPC (Unión de Patriotas Congoleños) en esta región del Ituri, donde bandas armadas de las etnias Hema y Lendu mataron a infinidad de civiles y destruyeron poblados. El que era entonces su número dos, Bosco Ntaganda, conocido como “Terminator” está hoy también en el banquillo de los acusados en la Corte Penal Internacional por cargos muy similares.

La ciudad de Bunia ofrece un aspecto tranquilo, y la inseguridad tiene que ver hoy más con la criminalidad común, una lacra de post-guerra de la que los congoleños de esta zona no consiguen librarse. Me hospedo en un albergue para personal de Naciones Unidas que tiene un aire de centro social de cuartel, todo muy funcional y austero, no en vano la misión de la ONU en este país es de mantenimiento de la paz, lo cual quiere decir que todo gira en torno a un componente militar. El contenedor donde duermo, las duchas en el exterior , las garitas con cascos azules que protegen el recinto, y el patio para hacer deporte podrían recordar a cualquier español de mi quinta el campamento donde hizo la mili en tiempos pretéritos. Uno duerme aquí arropado en una calma envuelta en la música sukús que suena durante la noche en las discotecas no muy lejanas.

Entre las idas y venidas al aeropuerto para acabar escuchando tras horas de espera que el vuelo ha sido cancelado, paso una buena parte del tiempo en el bar-restaurante del albergue, donde tienen una buena conexión a internet. Me sorprende lo bien que se come a cuerpo de rey en este lugar, donde uno puede elegir excelentes platos por baratísimos precios que giran en torno a los cinco dólares, con una buena sección de cocina india. No en vano la mayor parte de los soldados de la MONUSCO presentes en Bunia son de India o de Bangla Desh y ni que decir tiene que muchos de ellos son clientes habituales de esta cantina. Al terminar la tarde, aquí se junta una buena parte del personal de la ONU para cenar, tomar una cerveza, ver una película o hacer uso del gimnasio. Huelga decir que este tipo de centros sociales para el personal de la ONU en países como el Congo intenta evitar que su personal acabe yendo a pasar sus ratos de ocio en lugares poco recomendables.

En cuanto suba esta entrada al blog, cerraré la maleta y tomaremos de nuevo rumbo al aeropuerto. Espero escribir el próximo post desde Dungu.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios