En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Elecciones en Etiopía
...leer más...

El gobierno de EE.UU. ofrece 40 millones de dólares en ayudas a Madagascar
...leer más...

La presidenta de Tanzania ha anunciado que el país iniciará los preparativos para el uso legal de las criptomonedas
...leer más...

La “fiebre del diamante” en Sudáfrica
...leer más...

El mundo de luto por la muerte de Kenneth Kaunda
...leer más...

Sudán pide una mayor implicación de la comunidad internacional en las negociaciones sobre la Presa del Renacimiento
...leer más...

El Banco Mundial y la Unión Africana acuerdan acelerar la provisión de vacunas contra la covid-19 en el continente
...leer más...

Fin del mandato de Fatou Bensouda, primera mujer africana fiscal general de la Corte Penal Internacional
...leer más...

La isla de Mohéli, “reserva de la biosfera” según la Unesco
...leer más...

La UE no apoyará a Zimbabue si no hay reformas políticas
...leer más...

La Unión Africana inicia la investigación sobre los abusos de derechos humanos en Tigray
...leer más...

Los obispos de Eritrea se comprometen a seguir reclamando las instituciones católicas "tomadas por la fuerza"
...leer más...

El expresidente Laurent Gbagbo regresa a Costa de Marfil
...leer más...

Kenneth Kaunda, primer presidente de Zambia , hospitalizado
...leer más...

La diáspora sierraleonesa organiza una protesta virtual mundial contra las condiciones en Sierra Leona
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
La imprescindible huella femenina (y feminista) en el Afrobeat, por DJ Floro
...leer más...
Causas y perspectivas de la crisis política en Somalia, por Marco Cochi
...leer más...
El primer presidente blanco en África Subsahariana desde el apartheid, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

En Namibia, los niños perdidos de la RDA
11/11/2016 -

¿Víctimas de la historia o "milagros"? Más de 400 niños de Namibia fueron separados de sus familias y enviados a Alemania del Este (RDA, en alemás DDR) a finales de los 80 para ser criados como una pequeña y perfecta élite del futuro comunista de su país... hasta la caída del Muro Berlín.

Una obra de teatro, "Oshi-Deutsch, DDR die Kinder von Namibia" (abreviatura de "Oschivambo", lengua vernácula de Namibia y Deutsch, alemán), (Oshi-alemán, los niños de la RDA de Nambibia), estrenada en Alemania y posteriormente en Namibia, cuenta su odisea.

"Es fácil ver el lado oscuro de esta historia. Pero todo el mundo debería ser capaz de liberarse y ver que salió de bueno de nuestros años de lucha", declara, a la AFP, Ndinomholo "Dino" Ndilula co -autor de la pieza, durante la representación de la obra en Windhoek. ¿Lado oscuro? Los niños, muchos de ellos huérfanos, fueron desplazados de los campamentos de refugiados y llevados a la RDA para ser adoctrinados y preparados para la lucha, en virtud de un acuerdo entre la SWAPO, el movimiento de independencia de Namibia, respaldado por el bloque soviético, y el gobierno comunista de la RDA.

En ese momento, Namibia, una antigua colonia alemana, estaba ocupada por Sudáfrica. La guerra se desarrollaba entre las tropas del régimen del apartheid y los combatientes de la SWAPO. Miles de namibios huyeron de los combates y se asentaron, hacinados, en miserables campamentos en Angola y Zambia.

"Fuimos sometidos sometido a un entrenamiento militar intensivo: natación, lucha. Nos decían que íbamos a liberar a nuestro país, que seríamos la élite", recuerda Mónica Nambelela, sacada de Namibia a la edad de tres años, y cuya hija Shakira, de 13, tiene un papel en "Oshi-Deutsch".

Lucha, disciplina, puntualidad

Ahora funcionaria, esta mujer en la cuarentena no se ve en absoluto como una víctima: "Me considero muy privilegiada", declara. "Ese sistema de educación te enseñaba todo lo que necesitas saber en la vida: disciplina, rigor, puntualidad, capacidad de luchar por tu país, ser incorruptible". Lo mismo ocurre con Lucia Engombe, de 43 años, convertida en productora de programas en alemán en la televisión nacional de Namibia. "Yo, yo salvé la vida, en Namibia había guerra. Si nos decían,"tírate al suelo”, te tirabas, si nos decían “corre”, corrías para salvar la vida, vivíamos con un miedo constante”, cuenta Lucia. Con 6 años, a Lucía la montaron en un autobús camino del aeropuerto. Ella pensó que iba de excursión. "Mi madre lo había organizado todo, lo descubrí más tarde", explica "yo estaba desnutrida y habría muerto si me hubiera quedado más tiempo”.

A su llegada a la RDA, los niños namibios fueron agrupados en el castillo de Bellin al norte del país. Bajo la supervisión de profesores alemanes y namibios, aprendieron alemán, Mónica y Lucía lo hablan perfectamente y sin ningún tipo de acento, en paralelo con su educación "política".

Tu padre es un traidor

Lucía contó su historia en una autobiografía titulada "Kind nr 95" (niño número 95), un testimonio único sobre la vida de los niños "namibios en la RDA". Después de un largo periodo sin noticias de sus padres, finalmente se entera de que su madre se ha refugiado en la URSS. Pero cuando le pide que escriba a su padre, se enfrenta a una negativa categórica. "Me dijeron que mi padre era un traidor", un enemigo de la SWAPO, recuerda. "Yo era pequeña, le pregunté qué significaba eso, un traidor. Me lo explicaron y lloré, porque otros niños tenían derecho a escribir a sus padres y cuando recibían cartas o paquetes, se llenaban de alegría". Antes su obstinación por comunicarse con su padre, los educadores terminaron diciéndole que había muerto: "fuera como si me hubieran cortado un pedazo de mí misma, pero en algún lugar de mi corazón, yo sabía que estaba vivo". Lucía, que nunca ha dejado de creer en Dios y de rezar, a pesar de las protestas y la intimidación de los educadores del régimen comunista, encontró a su padre a la edad de 18 años, después de su regreso a Namibia.

La historia de estos niños exiliados de Namibia a Alemania acabó con la caída del muro de Berlín y la desaparición de la RDA. En agosto de 1990, dos meses antes de la reunificación alemana, cuatro aviones repatriaron a 425 niños, a los que nadie había preparado para esta vuelta a un país africano donde finalmente el comunismo no triunfó.

La adaptación fue difícil. "Yo era una adolescente", recuerda Mónica. "El apartheid había sido abolido. Fuimos los primeros niños negros en asistir a la escuela alemana. No fue fácil. Sufrimos mucha discriminación por parte de los profesores, que habían vivido en un sistema de segregacionismo toda su vida". "Estos 400 niños que salieron de Namibia y posteriormente volvieron, se tuvieron que integrar. Y lo que pasó es, obviamente, una página de la historia de Namibia", dijo Dino.

Veintiséis años después de su regreso, la mayoría de los "niños de la RDA", como se les llama en Namibia, han rehecho su vida. "Este es abogado, este ingeniero, estos dos se casaron en Europa, yo soy periodista..." sonríe Lucía, hojeando un viejo álbum de fotografías descoloridas, recuerdo de las “vacaciones” en la RDA.

forbesafrique.com

Fundación Sur


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios