En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...

Alemania se enfrenta a “los pecados de sus antepasados”
...leer más...

La recesión y la violencia, problemas agravados por la pandemia en el continente africano
...leer más...

El ministro de Exteriores nigeriano reafirma las razones detrás del bloqueo de Twitter en el país
...leer más...

La República Africana Unida, una propuesta para cambiar el nombre de Nigeria
...leer más...

Angola lanza el “Proyecto Escuelas de Referencia” para mejorar la calidad de la educación
...leer más...

La región del África Subsahariana es la más cara para enviar y recibir dinero
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La tragedia de Libia: actuaciones y responsabilidades internacionales, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Qudus Onikeku: “Las personas más globalizadas del mundo, son los africanos” por Gemma Solés i Coll
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

El yihadismo africano, entre lo local y lo litoral
19/05/2021 -

El terrorismo yihadista se ha convertido cada semana en la cuestión recurrente de la actualidad africana. De este a oeste, de norte a sur, este yihadismo de tercera y cuarta generación ha terminado por casar las frustraciones de los territorios africanos y ha servido como recurso a demasiadas personas. Ha sido una de las principales preocupaciones en materia de seguridad, este yihadismo ha destacado por su fijación permanente en la agenda de seguridad nacional de muchos países. Ya no se trata de una cuestión exógena, de terroristas llegados del exterior, de otro planeta, para atacar un país que no es el suyo. El reclutamiento en la actualidad es local y sus repercusiones son globales. Este anclaje a lo local se presenta en esta nueva forma de radicalización en el Sahel, donde los grupos terroristas instrumentalizan las frustraciones y tensiones en el seno de las comunidades para construir un discurso atractivo y atraer simpatizantes. Esta nueva forma de reclutamiento adquiere mayor amplitud en los escenarios locales y presenta un gran desafío tanto en el ámbito de la seguridad como en el ámbito humanitario, en los territorios de implantación, acción y proyección.

Otro desafío tiene que ver con la territorialización del terrorismo yihadista, es un fenómeno que está adquirir mayores dimensiones. Los ataques recientes de grupos yihadistas en Palma, en la provincia mozambiqueña de Cabo Delgado, muestran con claridad el desplazamiento del centro de gravedad del terrorismo yihadista, desde el centro al litoral. El mar se ha convertido también en uno de los escenarios preferidos de los yihadistas. Esto ya había comenzado en Libia, en la ribera del Mediterráneo, con la presencia de grupos yihadistas próximos a Al-Qaeda y el Estado Islámico que llegaron a hacerse con el control de la ciudad de Derna, al este del país. Tal como explicó Abdelhak Bassou, investigador en el think-tank marroquí Policy Center for the New South:

«La fachada africana del Océano Índico, en tanto que futura zona estratégica del yihadismo, debe ser objeto de toda atención. Algunos especialistas apuntan que los miembros del grupo terrorista somalí Al-Shabaab pueden beneficiarse del contrabando marítimo, obteniendo, libres de impuestos, entre 100 y 160 dólares por contenedor en el puerto de Mogadiscio”.

Detrás del polvo y el viento del Sahel, los grupos yihadistas armados han desarrollado una economía de guerra caracterizada por el tráfico ilícito de diversas mercancías y un negocio de rehenes. Con este desplazamiento hacia el litoral, la economía marítima se ha posicionado como la principal actividad para la financiación de los grupos terroristas, con todo un abanico de posibilidades, entre las que se incluyen la piratería y las plataformas de pasaje. El Golfo de Guinea se ha convertido en el objetivo principal de los grupos yihadistas del Sahel. Esto explica la creciente actividad terrorista en Burkina Faso, que es considerado como la una puerta hacia el acceso al mar a través de Costa de Marfil. Es por esta razón que resulta indispensable detener pronto el avance de estos grupos hacia el litoral africano, un fenómeno que se ha presentado en el Mediterráneo y en el Océano Índico, y que podría repetirse una vez más en el Golfo de Guinea.

Aunque el primer baluarte contra este tipo de amenazas asimétricas es la seguridad, los poderes públicos no deben descuidar la situación económica y social del país, deben poner en marcha buenas políticas para el empleo, la educación, la inclusión social y territorial, con el fin de que les los sectores más marginales de la sociedad no recurran a las armas, y para evitar que los grupos terroristas lleguen a su rescate. Este tipo de medidas son las que posibilitan una reducción del fenómeno yihadista en el continente.

Oumar Ndiaye

Fuente: Le Soleil

[Traducción y edición, Omar Benaamari Hedioued]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Un ataque yihadista deja 30 muertos y 20 heridos en Burkina Faso

- El Golfo de Guinea continúa siendo un foco para la piratería

- El tráfico ilícito y la lucha por el futuro de África Oriental

- Temor sobre el próximo paso de los yihadistas en Mozambique

- Una emboscada yihadista en Burkina Faso causa 8 muertes

- Los yihadistas del norte de Mozambique ¿forman parte de una red más amplia?

- El Estado Islámico asume la responsabilidad de un ataque en Burkina Faso que mató a 14 soldados

- Islamistas decapitan a 50 personas en Mozambique

- Burkina Faso: jihad entre jihadistas


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios