En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El mundo de luto por la muerte de Kenneth Kaunda
...leer más...

Sudán pide una mayor implicación de la comunidad internacional en las negociaciones sobre la Presa del Renacimiento
...leer más...

El Banco Mundial y la Unión Africana acuerdan acelerar la provisión de vacunas contra la covid-19 en el continente
...leer más...

Fin del mandato de Fatou Bensouda, primera mujer africana fiscal general de la Corte Penal Internacional
...leer más...

La isla de Mohéli, “reserva de la biosfera” según la Unesco
...leer más...

La UE no apoyará a Zimbabue si no hay reformas políticas
...leer más...

La Unión Africana inicia la investigación sobre los abusos de derechos humanos en Tigray
...leer más...

Los obispos de Eritrea se comprometen a seguir reclamando las instituciones católicas "tomadas por la fuerza"
...leer más...

El expresidente Laurent Gbagbo regresa a Costa de Marfil
...leer más...

Kenneth Kaunda, primer presidente de Zambia , hospitalizado
...leer más...

La diáspora sierraleonesa organiza una protesta virtual mundial contra las condiciones en Sierra Leona
...leer más...

Argelia planea desplegar tropas en Malí
...leer más...

Egipto mantiene la pena de muerte a 12 miembros de los Hermanos Musulmanes
...leer más...

La ONU insiste en que se necesitan más vacunas y más rápido
...leer más...

Francia invertirá 3.800 millones de euros en Egipto
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Eisman, Alberto

Alberto Eisman Torres. Jaén, 1966. Licenciado en Teología (Innsbruck, Austria) y máster universitario en Políticas de Desarrollo (Universidad del País Vasco). Lleva en África desde 1996. Primero estudió árabe clásico en El Cairo y luego árabe dialectal sudanés en Jartúm, capital de Sudán. Trabajó en diferentes regiones del Sudán como Misionero Comboniano hasta el 2002.

Del 2003 al 2008 ha sido Director de País de Intermón Oxfam para Sudán, donde se ha encargado de la coordinación de proyectos y de la gestión de las oficinas de Intermón Oxfam en Nairobi y Wau (Sur de Sudán). Es un amante de los medios de comunicación social, durante cinco años ha sido colaborador semanal de Radio Exterior de España en su programa "África Hoy" y escribe también artículos de opinión y análisis en revistas españolas (Mundo Negro, Vida Nueva) y de África Oriental. Actualmente es director de Radio-Wa, una radio comunitaria auspiciada por la Iglesia Católica y ubicada en Lira (Norte de Uganda).

Ver más artículos del autor


El retorno a casa del Sacerdote- Lider Rebelde P. Lohure , Por Alberto Eisman

4 de febrero de 2009.

El 22 de Enero de 1967, el P. Saturnino Lohure, sacerdote sudanés, fue asesinado por un soldado ugandés no lejos de la frontera de Uganda con Sudán. En los años 60 la situación del Sur de Sudán era desesperada, con un país que acababa de obtener la independencia del Imperio Británico y un gobierno central que luchaba denodadamente por conseguir la rápida arabización e islamización de su región meridional, una zona que había sido previamente protegida por el poder colonial pero ahora veía cómo se redoblaban esfuerzos para conseguir que tanto el inglés como las lenguas vernáculas que no fueran el árabe desaparecieran del mapa, así como cualquier influencia occidental.

En ese momento, los líderes del Sur son pocos y están mal preparados para jugar un papel relevante en la escena política. Los sacerdotes locales, algunos de los cuales han tenido la oportunidad de estudiar en el extranjero y han vuelto con un bagaje y una preparación intelectual considerable, se convierten de alguna manera en los líderes naturales de una población que se siente constantemente acosada y menospreciada por un gobierno de corte fundamentalista que – como la historia posterior mostraría -, estaba dispuesto a utilizar cualquier medio con tal de alcanzar su objetivo de un Sudán 100% árabe e islámico.

Algunos de estos sacerdotes reciben permiso de sus superiores para poder ejercer como políticos de la primera hora en las filas de los grupos que intentan defender la idiosincrasia y los valores del Sur. En 1958 el P. Lohure y otro sacerdote sudanés son elegidos para el parlamento pero, ante la actitud obstruccionista que impide que los representantes del Sur puedan tener cualquier poder de decisión, él y el resto de los diputados del Sur se retiran del mismo. Las posiciones se radicalizan y la decepción de los representantes del Sur cristalizó en 1963 en un grupo armado llamado Anya-Nya, una milicia armada que, escondida en los bosques de la región y con la complicidad de la gente sencilla, comienza a ser una piedra en el zapato para el gobierno de Jartúm, el cual creía que la transformación del Sur iba a ser poco menos que un paseo triunfal.
La reacción violenta por parte de las fuerzas de seguridad no se hace esperar; se acusa a las iglesias (católica y anglicana) de apoyar a los rebeldes y el gobierno las pone en el punto de mira: en menos de tres años, cuatro sacerdotes católicos caen abatidos en sendos atentados que aún hasta hoy no se han esclarecido. Cuando Jartúm recibió la noticia de la muerte del P. Saturnino, envió un mensaje de felicitación al gobierno ugandés por colaborar en la erradicación de la resistencia.
En los últimos años el Gobierno de la región autónoma del Sur de Sudán ha intentado rescatar del olvido a los “luchadores de la libertad” que fueron asesinados durante los años de confrontación armada. Según los historiadores (eclesiásticos o no), Fr. Saturnino era famoso por su honestidad, por su entrega desinteresada tanto en su condición de sacerdote como de político, por no haberse dejado llevar por la corrupción del poder y por haber tenido siempre presente el bien de su gente del Sur Sudán, oprimida y perseguida por querer mantener sus costumbres y su identidad.

Después de 42 años de su violenta muerte, el gobierno local ha hecho que sus restos sean repatriados de Uganda a su ciudad natal de Torit. El obispo de Gulu (Norte de Uganda), Mons. Odama, ha sido quien ha acompañado sus restos mortales hasta el Sur de Sudán y se han entregado al obispo de Torit y a las autoridades civiles de la región. En Torit, donde se le han dedicado de escuelas a complejos sanitarios, se va a levantar un monumento-mausoleo en recuerdo de su relevancia como una de las figuras históricas del Sur Sudán.

Original en : http://blogs.periodistadigital.com/enclavedeafrica.php



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios