En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Somalia restablece los lazos diplomáticos con Kenia
...leer más...

Portugal enviará más soldados a Mozambique para ayudar en la lucha contra el terrorismo
...leer más...

Cientos de personas se manifiestan en Sudáfrica en apoyo al pueblo palestino
...leer más...

Yoweri Museveni celebra su investidura sin dejar de ahogar a la oposición
...leer más...

Alemania trata de acercar posturas con Marruecos
...leer más...

El estado de Burkina Faso dona alimentos a la Iglesia católica a través de OCADES Caritas Burkina
...leer más...

La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo apoya la recuperación del clima empresarial en Marruecos con una subvención de un millón de dólares
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (3/3)
...leer más...

Londres se disculpa por no reconocer a los soldados coloniales que murieron por Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (3/3)
...leer más...

40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El origen africano de la palabra chévere, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Un sacerdote anglicano presidente de las Seychelles, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Jacinto Román Sancho: Gorilas de llanura en el Congo, por Roge Blasco
...leer más...
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Noticias >

El matrimonio infantil en Camerún (parte 2/ 2)
24 de junio de 2020

Aunque Camerún ratificó la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, que establece una edad mínima de 18 años para que los niños y niñas se casen, las familias a menudo defienden los matrimonios infantiles como culturales, o citan una ley que permitía casarse a las niñas a los 15 años o más. El matrimonio infantil forzado conlleva una pena de hasta 10 años y una multa, pero Abeng, un abogado camerunés, afirma que es raro que estos casos sean procesados. Para las niñas de 14 años Djouley* y Yawa*, residentes en Maroua, la capital de la región del Extremo Norte de Camerún, el matrimonio se produjo en medio del cierre de escuelas y de la celebración del Ramadán.

Los matrimonios infantiles a menudo se producen durante el Ramadán con el objetivo de buscar ayuda adicional con la cocina y las tareas. "Me siento irritada cuando lo llamo marido", declaró a TNH por teléfono Djouley, casada con un carnicero de 47 años. "Sus amigos nos visitan todos los días y yo cocino para ellos. También ayudo a las coesposas. Por la noche, rezo para que no venga a mi habitación, pero viene algunos días". A diferencia de sus compañeras, que tienen maridos con la edad suficiente para ser sus padres o abuelos, el esposo de Yawa tiene 20 años. "Podría haber sido feliz si me hubiera casado con él tras acabar mi educación", aseguró a TNH. "Nadie me preguntó si me gustaba. Luego, me dijeron que fuera a vivir a su casa. Apenas se me permite salir. Desearía poder volver a la escuela".

Activistas de derechos humanos en Camerún, como Aissa Doumara, cofundadora de una rama de la Asociación para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, y Aishatou Bouba, directora de un centro educativo ánimo de lucro para las niñas de etnia Bororo llamada Foro de Mujeres Indígenas de Camerún, están tratando de poner fin a esta práctica. Después de haber huido de un matrimonio forzoso a la edad de 11 años, Doumara, que ahora tiene 48 años, se ha vuelto a casar y tiene la sede de su asociación en Maroua. La activista conoce de primera mano los desafíos que se enfrentan en la lucha contra esta práctica. "Cuando hablamos en contra del matrimonio precoz y forzado se nos acusa de destruir la cultura”.

*Los apellidos de las niñas han sido modificados

Emeline Fonyuy

Fuente: The New Humanitarian

[Traducción y edición, Patricia Fernández Blanco]

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- El matrimonio infantil en Camerún (parte 1/2)

- Ha fallecido Augusta Ngombu, la joven que sembró esperanza en las menores rescatadas de la prostitución

- Los horrores de la prostitución infantil en Ghana

- La prostitución infantil en Mauricio

- Miles de mujeres nigerianas obligadas a prostituirse en Malí

- Prostitución infantil en Uganda: los "servicios" de una niña no llegan a los cincuenta centavos

- La prostitución, el verdadero negocio de los bares-restaurantes de muchas ciudades de Malí

- El 80% de las chicas nigerianas que llegan a Italia son victimas del tráfico sexual

- Prostitutas chinas invaden África, Por Chema Caballero

- Prostitución en Camerún, feroz rivalidad entre Chinas y Camerunesas

- Esclavitud de menores en África.

- Prostitución de niñas en Sierra Leona a cambio de teléfonos móviles

- El aumento de las trabajadoras de sexo en Bamako (Malí)

- A muchas refugiadas somalíes no les queda más remedio que la prostitución


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios