En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


El día que caí en la gran tentación, en vísperas de un viaje a África, por José Carlos Rodríguez Soto

21 de mayo de 2012.

En vísperas de otro viaje que me llevará dentro de pocos días a África, vuelvo de Roma después de pasar allí apenas 24 horas por motivos de trabajo. Tras dos reuniones con el obispo de Goma (R D Congo) monseñor Théophile Kaboy y el hermano Jean Mbeshi, asistente general para África de los hermanos de la Caridad, intentamos dejar encarrilada una proposición de proyecto que contempla la construcción de un centro de formación profesional para personas discapacitadas en Goma, la capital del Kivu Norte, una castigada región que desde hace pocas semanas sufre de nuevo los embates de la enésima rebelión que no deja en paz a sus habitantes. Prisas, más documentos y trabajo contra-reloj. Un trozo de pizza recalentada tomado de pie y a la carrera antes de ir a dormir ha sido mi única concesión a los placeres romanos. Todo sea por los 18.000 discapacitados que malviven en las calles y barriadas de la ciudad que contempla el volcán Nyaragongo.

Me hospedé en casa de Paola, una simpática diseñadora de alta costura (que por tener, uno tiene amigos hasta en la Guardia Civil) a la que conocí con su marido hace años en Uganda. Venían entonces de pasar varios días en los slums de Nairobi, donde llevan algunos años financiando la construcción de una enorme escuela dirigida por las Evangelizing Sisters y otra de los combonianos en el slum de Korogocho . Allí estudian cientos de niños que si no tuvieran esta oportunidad pasarían sus días en la calle. Paola hace un expresso de primera , me sacó de un gran apuro ayudándome a imprimir un buen taco de documentos de última hora en su casa y no consiguió su propósito de ayudarme a distraerme llevándome al teatro por la noche porque tuve la mala pata de acabar la reunión tarde.

Cuando volví, no había nadie en casa. Entré en la cocina para beber un vaso de agua y los ojos me hicieron chiribitas cuando reparé en una botella de Dom Perignon de 1983 medio llena en la alacena. Temblando y mirando nerviosamente a derecha e izquierda, no pude resistir la tentación y con mano temblorosa me serví un culín en un vaso para que no se notara demasiado y lo tomé muy lentamente a sorbitos. Si Paola se da cuenta ya me lo perdonará. Ya no me muero sin haberlo probado. Ahora sólo me queda montar en globo y una o dos cositas más que me muero de ganas de probar y que prefiero no revelar.

Me dormí pensando que en todas partes hay buenas personas, incluso entre los que están forrados, y que hay quien, teniendo un montón de dinero, prefiere gastárselo en ayudar que los más necesitados tengan una escuela digna en lugar de comprar una mansión en la playa más exclusiva. Lo del Dom Perignon lo entiendo perfectamente sobre todo después de haberlo probado, o más bien sorbido, que después de todo la vida es breve y casi siempre muy perra incluso para las personas que tienen dinero.

En casa de Paola estuvieron la semana pasada cuatro monjas africanas de las Evangelizing Sisters. Dos son de Kenia, una de Uganda y la otra de Tanzania. Las he conocido en Madrid y hace pocos días vinieron a mi casa, donde mi mujer las preparó un “ugali” (polenta de maíz) con carne con huesos (al estilo africano) para chuparse los dedos. Pasarán unos pocos meses en Madrid, gracias a la generosidad de las misioneras combonianas, para aprender español antes de marchar a Cuba, donde van a abrir a la comunidad. Me encanta la idea. Hace ya muchos años que el mundo de las misiones tiene cada vez menos que ver con la superioridad del europeo que llega con su dinero y sus conocimientos para ayudar a quien tiene menos y encaja cada vez más en una dinámica de compartir la fe e intercambiar personal de unas partes del mundo a otras, mostrando la universalidad del Reino de Dios. Salieron de Kenia sin saber dónde está Cuba y Paola se lo mostró en el mapa. Espero que no se pierdan cuando tengan que dar el salto allá.

Me enteré de un detalle me hizo ponerme entre triste y cabreado. Las cuatro monjas pasaron por Italia antes de llegar a España porque cuando pidieron el visado en la embajada española de Nairobi se lo negaron alegando que hay monjas africanas que piden ir a Europa para estudiar y después se quedan. Paola les aconsejó que intentaran en la embajada italiana, la cual muy amablemente les extendió los visados y así han podido viajar a Europa. Me dan ganas de despacharme con improperios hacia ciertas autoridades consulares pero prefiero aguantarme. No me gusta llegar a África con malos humos. Allí, incluso cuando algún funcionario corrupto te fastidia en alguna aduana, siempre terminan por acogerte con los brazos abiertos.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios