En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...

La FAO alerta sobre los precios elevados de llevar una dieta saludable en África
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Por vías legales de emigración, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sudán del Sur y Sudán: derrotero de años bélicos, por Omer Freixa
...leer más...
A la búsqueda de la belleza perdida, por por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Carta a la reina Isabel, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Libres o esclavos : la información es determinante, por Benjamín Forcano
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Egipto: ¿qué Estado?
24 de mayo de 2012

¿Civil o islámico? La cuestión del Estado polariza el debate presidencial en Egipto
24/05/2012 Le Monde por Christophe Ayad y Claire Talon

Más de 15 meses desde la caida de Mubarak, el escrutinio presidencial, que designará el verdadero poseedor del poder en el país, se resumiría en el siguiente reto: Egipto, el país más poblado del mundo árabe, ¿va a ser dirigido por un islamista? ¿Puede escapaárseles el poder supremo a la Hermandad que ha conseguido casi la mitad de los escaños en las legislativas del invierno 2011-2012?

Extrañamente, los islamistas están a la defensiva. Una serie de pasos en falso, de querellas internas en estos últimos meses con el ejército y los media del Estado parece que han menoscabado su popularidad. El miedo de un Estado islámico monolítico parece igualmente surgir, particularmente en la comunidad cristiana copta que pesa en la elección con un 10 % de votos. El escrutinio, en el que participan 11 candidatos, está por lo tanto más abierto que nunca.

Esta incertidumbre atiza el nerviosismo de los Hermanos musulmanes, cuyo candidato Morsi, ha puesto en guardia contra un eventual fraude en las urnas. Según el cotidiano El Watan, la hermandad habría movilizado más de 500 000 voluntarios (20 por cada mesa) para vigilar las operaciones de voto. Y sin embargo, el ejército que dirige el país desde febrero 2011 había desplegado un dispositivo excepcional: 14000 magistrados, 75000 funcionarios y 55 ONGs, además de 100 a 200 observadores internacionales.

Durante la campaña, se ha hablado mucho del paro, de la vivienda, de la educación y de Israel, y muy poco de los asuntos que han envenenado la transición como: ¿cómo reformar el ministerio del interior? ¿qué lugar y qué privilegios acordar al ejército? ¿hay que disolver los tribunales militares delante de los cuales han sido traducidos 12000 personas desde hace un año?

¿Optarán los 50 millones de electores egipcios por una “restauración”, encarnada por los señores Musa y Chafik, que prometen un Estado fuerte y la vuelta a la política de seguridad? ¿O confirmarán la opción que hicieron en invierno de dar el conjunto de las llaves a los Hermanos, que forman la única verdadera organización de masas en Egipto? ¿Optarán por una “tercera vía”, la de Futuh, que pretende estar por encima de las diferencias entre islamistas y liberales? Y una cuestión adiciona: en caso de victoria islamista, “el Estado profundo”, esos 15000 funcionarios que toman las decisiones estatales que gobiernan de facto el país, ¿dejarán la plaza a la nueva élite de los “Hermanos”?

En esta polarización del debate alrededor de la naturaleza del Estado egipcio – civil o islámico -, la revolución del 25 de enero 2011 y los que la han hecho son los grandes perdedores. Los jóvenes revolucionarios de la Plaza Tahrir, cuando no han optado por la abstención, se han dispersado entre los candidatos de la izquierda, Jaled Ali y Hamdin Sabahi, y el islamista independiente Futuh. En caso de confrontación, en la segunda vuelta, entre un islamista y un representante del antiguo régimen, estarían confrontados a una opción desgarradora.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios