En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Somalia restablece los lazos diplomáticos con Kenia
...leer más...

Portugal enviará más soldados a Mozambique para ayudar en la lucha contra el terrorismo
...leer más...

Cientos de personas se manifiestan en Sudáfrica en apoyo al pueblo palestino
...leer más...

Yoweri Museveni celebra su investidura sin dejar de ahogar a la oposición
...leer más...

Alemania trata de acercar posturas con Marruecos
...leer más...

El estado de Burkina Faso dona alimentos a la Iglesia católica a través de OCADES Caritas Burkina
...leer más...

La gira europea del ministro burundés Shingiro: un viaje analizado de cerca
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo apoya la recuperación del clima empresarial en Marruecos con una subvención de un millón de dólares
...leer más...

La situación de República Centroafricana no es buena (3/3)
...leer más...

Londres se disculpa por no reconocer a los soldados coloniales que murieron por Inglaterra durante la Primera Guerra Mundial
...leer más...

Los descubrimientos arqueológicos de África en 2021 (3/3)
...leer más...

40 arrestados en Uganda mientras las fuerzas de seguridad rodean las casas de Bobi Wine y Besigye
...leer más...

Ser negro en Italia aún no es fácil, la serie Zero busca cambiarlo
...leer más...

Sudáfrica prohibirá la cría y caza de leones en cautividad
...leer más...

La juventud es clave para transformar los sistemas mundiales de alimentos
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El origen africano de la palabra chévere, por Johari Gautier Carmona
...leer más...
Un sacerdote anglicano presidente de las Seychelles, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Jacinto Román Sancho: Gorilas de llanura en el Congo, por Roge Blasco
...leer más...
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Egipto: los Hermanos musulmanes en mala posición
3 de mayo de 2012

EGIPTO: LA CAMPAÑA DE LOS HERMANOS MUSULMANES VA DANDO TRASPIÉS.
2/05.2102 Le Monde.

¿Qué es lo que no funciona en los Hermanos Musulmanes de Egipto? Después de su amplia victoria en las elecciones legislativas de enero, su entrada en la campaña presidencial, cuya primera vuelta tendrá lugar el 23-24, tiene aires de fracaso. Parecen encontrarse más aislados que nunca en el tablero político, incapaces de aliarse con los salafistas, perdiendo cada vez más la confianza de los liberales y hundidos en una confrontación con el Consejo Superior de las Fuerzas Armadas (CSFA), que dirigen el país desde la caida de Hosni Mubaraka en febrero de 2011.

Después de su entrada triunfal en el Parlamento, con 45 % de los escaños, los Hermanos Musulmanes han conocido una dolorosa derrota, cuando a comienzos de abril, la Asamblea constituyente puesta en marcha por ellos, fue disuelta por un tribunal administrativo Su disputa a brazo partido con el gobierno Ganzouri, nombrado por las CSFA, les ha empujado a suspender, los trabajos de la Cámara baja, del 26 de abril al 6 de mayo para obtener la dimisión de la sala. Esta decisión ha provocado un tolle entre los diputados salafistas y liberales, consumando así la fractura con las otras fuerzas políticas.

Pero hay algo más grave. La hermandad está amenazada por la popularidad creciente de uno de sus disidentes, el doctor Abdel Moneim Aboul Foutouh, un islamista moderado expulsado de la organización en junio de 2011. Los Hermanos se han lanzado en la campaña presidencial en una posición catastrófica, tratando de apoderarse del poder ejecutivo, que se les escapa desde hace meses. Pero, la campaña comienza en la confusión más total, como si se tratara de una carrera de obstáculos.

Después de la eliminación de su candidato favorito, Khairat al-Chater, el hombre más poderoso de la Hermandad, que no puede ser elegido, han escogido en su lugar al presidente del partido Justicia y Libertad, Mohammed Morsi. Este aboga desde hace varias semanas por la formación de de un “frente islámico” para asegurarse de esta manera el apoyo de los salafistas, segunda fuerza parlamentaria con 25% de los escaños.

Ambiente tenso

En un último episodio, los dos partidos salafista más importantes, Al-Nour y la Dawa salfista, han anunciado el sábado 28 de abril, que no apoyarían a Mohammed Morsi, sino a su enemigo número uno, Aboul Foutouh, el más alejado ideológicamente. Esta decepción no ha hecho más que echar leña a la crispacion de la Hermandad, ya perceptible en los mítines.

El domingo, en la Universidad de Minya, cabeza de distrito de Egipto Medio, donde Mohammed Morsi acaba de hacer campaña electoral, los Hermanos Musulmanes se apoderaron de un anfiteatro para dirigirse a los estudiantes. Un impresionate servicio de orden velaba por la segregación de sexos y reprimió una manifestación. En los asientos reservados, jóvenes vestidas con largos hijab ceñidos con banderitas del partido intervienen al menor susurro.

En la sala algunos estudiantes que apoyaban a Aboul Fatouh, trataban de entrar en contacto con los pocos periodistas allí presentes, para expresar sus críticas bajo la mirada sospechosa de sus camaradas. “Respeto a Morsi, pero no tiene carisma”, dice Rufayda, estudiante de medicina. No ha hecho nada extraordinario, los únicos que le sostienen son los Hermanos. Incluso en la Hermandad, hay muchos que no están de acuerdo por la decisión de volverse atrás de no presentar un candidato a la presidencia. No cite Ud. mi nombre, el presidente y el vice-presidente de la universidad, que están en primera fila, son Hermanos Musulmanes”.

La posición de los Hermanos Musulmanes es cada vez más delicada en la confrontación a Amr Moussa, antiguo ministro de Asuntos Exteriores de Hosni Moubarak y exsecretario de la Liga Árabe, que se presenta como el campeón del nacionalismo egipcio, lo mismo que ante Aboul Foutouh, que encarna un islam moderado.

Mohammed Morsi viene muy por detrás en los sondeos del Instituto de Estudios estratégicos de Al-Ahram. Le otorgan un 3,6% de los sufragios, contra el 41% de Amr Moussa y el 27% de Aboul Futouh. Trata de paliar su falta de carisma alegando su compromiso sin fallas en una organición víctima de la represión durante mucho tiempo.
Además de su doctorado de ingeniero, los papeles de propaganda distribuidos durante sus mítines, elogian su mandato de diputado entre los años 2000 y 2005 y su estatuto de Fundador en la lucha contra el sionismo. Pero la candidatura de este sexagenario, abiertamente hostil a la presidencia de una mujer o de un copto, tiene el peligro de agravar las divisiones entre la vieja guardia y los jóvenes reformistas, en el seño de la Hermandad, y de meter miedo a a las clases medias superiores.

Antes estas dificultades, los Hermanos musulmanes muestran un nerviosismo febril, amenazando con expulsar a todo aquel que no vote por el candidato oficial. ¿Conseguirán movilizar a la gente fuera de su movimiento como lo hicieron en las legislativas? Reactivando sus formidables redes de solidaridad, la Hermandad se ha puesto en marcha para hacer ganar a Mohammed Morsi, que presentan como “el único candidato islamista”.

A media tarde del Domingo en Minya, una noria de minibuses depositaba a miles de seguidores ante el estadio, en donde familias enteras dan testimonio de agradecimiento a los Hermanos por los “servicios” que ofrecen a los desheredados. “Si ellos no vinieran a sacrificar bueyes y pollos para nosotros, hace tiempo que no tendríamos nada que comer en nuestro pueblo, afirma Hagar. Lo importante no es la religión. Para nosotros Morsi es mejor que un sabio en teología”, se alegra esta mujer, coreada con gritos de hurra por la gente.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios