En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...

Zimbabue aspira a vacunar al 60 % de la población en 2021
...leer más...

La Unión Africana desplegará una misión de observación electoral en Etiopía
...leer más...

Naciones Unidas teme que se repita en Etiopía una hambruna similar a la de 1984
...leer más...

La Operación IRINI aplaude la decisión del Consejo de Seguridad de renovar su mandato en el Mediterráneo
...leer más...

El Comité de Derechos Humanos de la ONU insta a Cabo Verde a suspender la extradición de Alex Saab a EEUU
...leer más...

Egipto apuesta por su historia antigua para revitalizar su sector turístico
...leer más...

Zimbabue y el potencial de su industria del oro
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


¿Donde está Joseph Kony? En territorio sudanés, por José Carlos Rodríguez Soto

30 de abril de 2013.

Cómo es posible que con tantos soldados buscando a Joseph Kony en la selva aún no hayan sido capaces de detenerle? La respuesta la acaba de dar el “think tank” norteamericano “Resolve” en un informe publicado el pasado 26 de abril: porque al menos desde 2009 Kony ha contado con un refugio seguro en territorio sudanés, concretamente en el enclave Copia de Kony & family de Kafia Kingi, situado en Darfur del Sur. Durante los casi seis meses que he pasado en Obo, en el sureste de la República Centroafricana el año pasado, yo mismo he escuchado bastantes testimonios de combatientes del LRA que se han rendido y que han dicho lo mismo: que cuando están bajo presión de los soldados ugandeses (que en Centroáfrica pueden ser unos 1.500) y sus asesores militares estadounidenses se meten en Sudán y ahí no puede ir nadie a buscarlos.

Recordemos que el LRA de Kony se formó en el Norte de Uganda hacia el año 1988. Desde entonces ha causado un enorme daño por sus métodos de terror hacia la población civil y se calcula que en apenas 15 años secuestró unos 40.000 niños para obligarlos a combatir en sus filas. En 2006, al poco tiempo de comenzar negociaciones de paz con el gobierno ugandés, el LRA se marchó de Uganda y pasó a instalarse en los bosques del Noreste de la R D Congo. Dos años después pasaron al Sureste de la República Centroafricana, donde camparon por sus fueros aprovechando sus extensas y tupidas selvas y el hecho de que en esa zona no había un gobierno en funcionamiento. Se calcula que hoy apenas serán unos 300 combatientes, a los que persiguen los soldados ugandeses en Centroáfrica desde el año 2009. Actualmente hay unos 450.000 personas desplazadas que han huido del terror de Kony. El año pasado la Unión Africana lanzó la formación de una fuerza multinacional para acabar con el LRA que debería estar compuesta de 5.000 soldados. Hasta la fecha tienen 1.500 soldados ugandeses, 500 sur-sudaneses, 300 centroafricanos (del antiguo ejército de Bozizé) y en noviembre se unió la R D Congo con otros 500. Son apenas la mitad y no tienen claro quién les va a financiar. Esto y el hecho de que Kony habría pasado la mayor parte de su tiempo en Sudán dificulta mucho que se pueda terminar con esta pesadilla de una vez.

El informe(disponible en inglés está muy bien documentado e incluye numerosos testimonios, una detallada cronología e incluso fotos satélite de buena calidad. En él se revela que el LRA ha gozado de una buena protección por parte ejército de Sudán, quien habría proporcionado a los rebeldes ugandeses alimentos, medicinas y muy probablemente municiones. Como era de esperar, el gobierno de Jartum ha desmentido furiosamente este informe. Pero cuando uno lo lee uno se da cuenta de que coinciden los testimonios de muchos combatientes y cautivos del LRA que han escapado durante los últimos meses.

Ya el año pasado circuló bastante información sobre la presencia de Joseph Kony en Sudán. En julio de 2012, cuando el Consejo de Seguridad renovó el mandato de la fuerza de la Unión Africana y de la ONU conocida como UNAMID, incluyó en su mandato “realizar un seguimiento de la posible presencia del LRA en Darfur”, una cláusula que Sudán intentó bloquear por todos los medios, sin éxito. En cualquier caso, nadie de la UNAMID parece haber realizado ningún esfuerzo por llevar esta parte de su mandato a la práctica, y si un día quisieran hacerlo a lo sumo el ejército sudanés les haría una “visita guiada” que serviría de poco. Sudán comenzó a apoyar al LRA en 1994 y su apoyo continuó durante diez años. Si lo que dice el informe es cierto, hay que pensar que Jartum ha vuelto a las andadas.

Por si fuera poco, la lucha contra el LRA se ha complicado con la toma del poder en Centroáfrica de los rebeldes de la Seleka el pasado 24 de marzo Su líder, Michel Djotodia, primero insistió en la salida inmediata de los soldados ugandeses pero después rectificó y pareció dar a entender que aceptaba su presencia. El caso es que los ugandeses primero dijeron a principios de abril que se iban, para unos días después decir lo contrario y quedarse, con gran regocijo por parte de los habitantes de localidades como Obo y Zemio, de la prefectura de Haut Mbomou, el único lugar de Centroáfrica que se ha librado de los abusos vandálicos de la Seleka. El pasado 18 de abril tres vehículos de esta milicia llegaron a Dembia, el pueblo que sirve de entrada en la prefectura de Haut Mbomou. Allí les esperaban los ugandeses, los cuales hablaron con ellos para hacerles entender que no estaban dispuestos a dejarles pasar. Después de un tenso tira y afloja finalmente la Seleka se dio la media vuelta. Por lo demás, quitar ahora la presión sobre el LRA de Kony sería darle la oportunidad de que pudiera reorganizar sus fuerzas, que aunque menguadas, aún pueden hacer mucho daño. Sobre todo si, como dice este informe, sigue teniendo apoyos del exterior.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios