En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Portal del Conocimiento sobre África del CIDAF-UCM permancerá parado por mantenimiento y vacaciones estivales hasta el 31 de agosto ¡Gracias!
...leer más...

El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Por vías legales de emigración, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sudán del Sur y Sudán: derrotero de años bélicos, por Omer Freixa
...leer más...
A la búsqueda de la belleza perdida, por por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Carta a la reina Isabel, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Libres o esclavos : la información es determinante, por Benjamín Forcano
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Del proteccionismo interior al control migratorio

[ MP3 | 1.7 MB ]

19/03/2018 -

La política social y económica proteccionista se extiende por varios países poderosos, como en USA, Rusia, China y en la Unión Europea. Como era de esperar, esta actitud y comportamiento de falso y perjudicial proteccionismo lleva a los gobernantes miopes y egoístas al intento de controlar el flujo de migrantes con el dinero y la fuerza.

El control de fronteras delata un ver y tratar a las personas inmigrantes y refugiados como “algo negativo”, e incluso como “chivos expiatorios” de nuestros males sociales. Otro aspecto de este control migratorio es el negocio financiero que supone. La industria de la guerra y el tráfico de armas, están haciendo lucrativos intercambios. Esta guerra de fronteras con África y Oriente Medio, alcanza cifras escandalosas.

La UE se gasta casi 300 billones de euros en el control migratorio. Se trata de un auténtico escándalo, según algunas ONG.

La UE, a través de sus multinacionales, no solamente expropia a millones de africanos de sus tierras, haciendo así imposible la vida de miles de familias africanas, sino que luego les levantamos muros por el camino y los dejamos a merced de mafias que hacen sus negocios con el tráfico de personas, armas y drogas.

No interesa a los gobiernos occidentales, bancos y multinacionales crear oportunidades de trabajo y de desarrollo sostenible para los pueblos africanos en sus países de origen, pues a través de la explotación de sus recursos naturales y minerales, se siguen enriqueciendo a costa de los pueblos empobrecidos. Solo interesa intentar contentarlos con algunos préstamos que se quedan en gran parte en los bolsillos de gobernantes.

Para asegurar y controlar esta situación de lucro cruel y violento, se sirven de grupos armados que operan en las regiones ricas como la RDC y Sur Sudan, y se gastan billones de euros en levantar vallas por el camino y en detenerlos con mafias crueles y ejércitos opresores.

La UE está normalizando esta guerra de fronteras para controlar a los migrantes especialmente africanos.

En la sociedad europea, existen grupos de protesta y denuncia sobre estas crueles esclavitudes que imponemos a los migrantes y refugiados africanos, pero también existe excesiva pasividad y entonces la democracia carece de sentido.

Permitimos que inmigrantes africanos sean deportados y algunos mueran en la cárcel y lo aceptamos como algo inevitable. Nuestros niveles democráticos y de respeto de los Derechos Humanos, anda por los mínimos.

Estamos aceptando que nuestros gobiernos sigan traficando con armas, expropiando a países africanos ricos en recursos y lleguen a imponer una seguridad de fronteras con drones y sensores eléctricos, que nos convierte más bien en prisioneros al interior de nuestras murallas.

Vamos cediendo nuestra responsabilidad, derechos y libertad, por una falsa seguridad de armas y murallas.

Algunos gobernantes poderosos pasaran a la historia por sus muros de exclusión, por su opresión a las mujeres, y por su racismo. Además se les recordará por los cientos de miles de migrantes africanos que han muerto en el Mediterráneo, delante de sus ojos y de nuestra pasividad.

Los gobiernos están en manos de los grandes poderes financieros, porque lo permitimos.

La UE permite, no solamente este tráfico de migrantes y refugiados, sino que también permite la muerte de miles de personas en el Mediterráneo y por el camino, cuando “todo ciudadano es libre de moverse, dejar la propia tierra, desplazarse a otro lugar y poder volver”. (D.U.D.H).

El papa Francisco no deja de denunciar esta política de descarte, y esta deshumanización de la UE y de la política capitalista internacional, donde el ser humano no es el centro de atención.

La tarea de tender puentes y derribar muros, la responsabilidad de seguir promoviendo nuevas alternativas más éticas y colaborativas de política económica, nos pertenecen a toda la sociedad civil, organizada en movimientos sociales, cooperativas de diferentes tipos y de un comercio más justo y solidario.

Ha llegado la hora de un nuevo despertar social y de decidirnos a tomar la responsabilidad social, política y económica, en nuestras manos.

Promovamos, una sociedad sin muros ni miedo, a través de nuestra denuncia y compromiso por la acogida y una vida digna para todos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios