En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Portal del Conocimiento sobre África del CIDAF-UCM permancerá parado por mantenimiento y vacaciones estivales hasta el 31 de agosto ¡Gracias!
...leer más...

El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Por vías legales de emigración, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sudán del Sur y Sudán: derrotero de años bélicos, por Omer Freixa
...leer más...
A la búsqueda de la belleza perdida, por por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Carta a la reina Isabel, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Libres o esclavos : la información es determinante, por Benjamín Forcano
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Entrevistas >


Fairtrade

Fairtrade International es una Organización Internacional sin ánimo de lucro, con sede en Alemania (Bonn) que centra su trabajo en el empoderamiento de productores y trabajadores en países en desarrollo a través del comercio. Fairtrade International proporciona el liderazgo, las herramientas y los servicios necesarios para conectar a productores y consumidores, al mismo tiempo que promueve condiciones comerciales más justas, y trabaja para lograr medios de vida sostenibles.

Fairtrade Ibérica es la Oficina local que representa a la Organización Fairtrade International y al sello de certificación FAIRTRADE en España y Portugal desde el año 2005.

Fairtrade

@fairtradeES

Ver más artículos del autor

Cómo el Comercio Justo está afrontando el trabajo infantil: Entrevista con Anita Sheth de Fairtrade International
07/07/2021 -

Es el flagelo silencioso de nuestro sistema de comercio globalizado: aproximadamente 152 millones de niños atrapados en el trabajo infantil, muchos de ellos trabajando dentro de la cadena alimentaria mundial. A medida que la comunidad internacional se une para conmemorar el Año Internacional de la Erradicación del Trabajo Infantil, la pregunta sigue siendo más pertinente que nunca: ¿cómo podemos eliminar el trabajo infantil de una vez por todas?

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que rastrea el trabajo infantil en todo el mundo, casi la mitad del trabajo infantil ocurre en África (72 millones de niños), seguida de Asia y el Pacífico (62 millones). En ese contexto, el 70 por ciento de los niños en situación de trabajo infantil trabajan en la agricultura y casi la mitad de ellos en ocupaciones o situaciones consideradas peligrosas para su salud y su vida.

A pesar de las alarmantes estadísticas, la tendencia general ha sido positiva. Durante los últimos 20 años, la incidencia de trabajo infantil ha disminuido en un 38 por ciento y el número total de niños en trabajo infantil se ha reducido en casi 100 millones. Pero, dice Anita Sheth, Asesora Senior de Cumplimiento y Desarrollo Social de Fairtrade International, todavía queda mucho trabajo por hacer.

Cuando se trata de erradicar el trabajo infantil, lo que debemos enfatizar es que estamos todos juntos”, explica Sheth. "Organizaciones como Fairtrade, activistas locales e internacionales, periodistas, investigadores, productores, consumidores: todos tenemos nuestros roles que desempeñar y son complementarios".

Y ahora, en medio del impacto de la pandemia de COVID-19, los avances en la lucha contra el trabajo infantil están nuevamente amenazados. Los cierres de escuelas, junto con los límites a la mano de obra migrante, significan que los niños y las niñas son más vulnerables. Si los padres se infectan con el virus, los niños y los jóvenes, especialmente las niñas, pueden terminar asumiendo mayores responsabilidades para la supervivencia de su familia.

Entonces, ¿cómo podemos asegurarnos de que en este Año para la Erradicación del Trabajo Infantil no se reviertan los logros alcanzados durante las dos últimas décadas? Hablamos con Anita Sheth sobre los objetivos de Fairtrade para el ambicioso año y cómo está librando su batalla constante contra el trabajo infantil.

Fairtrade International: Gracias, Anita, por tomarse el tiempo para hablar con nosotros. En primer lugar, ¿qué es el trabajo infantil? Muchas personas tienen dificultades para enmarcar el concepto y parece que existe una delicada distinción entre explotación infantil y trabajo infantil. ¿Cómo Fairtrade define los dos?

Anita Sheth: El trabajo infantil se refiere al trabajo que es perjudicial para la salud y el bienestar de un niño y/o interfiere con su educación, ocio y desarrollo. La OIT, que establece los estándares y normas para definir qué es y qué no es trabajo infantil, ha identificado tres categorías específicas para definir la práctica: edad, exposición a peligros y lo que ellos denominan “peores formas incondicionales” de trabajo infantil.

En cuanto a la edad, la OIT establece la edad mínima general de admisión al empleo o al trabajo en los 15 años. La organización reconoce que en algunos países la escolarización obligatoria se extiende hasta los 16 años, momento en el que la edad mínima se corrige a ese umbral para ese país. Además, la OIT también acepta que los niños de 13 años o más pueden realizar trabajos ligeros, pero este trabajo no debe interferir en absoluto con su escolarización.

Al buscar trabajo infantil, también estamos evaluando la exposición a peligros que, por su naturaleza, son perjudiciales para la salud, la seguridad o la moral de los niños. Se pide a los países que preparen sus propias directrices para lo que se puede definir como trabajo peligroso, pero la OIT también ofrece definiciones genéricas como punto de partida.

Por último, los niños no pueden participar en las llamadas "peores formas incondicionales" de trabajo infantil, que incluyen todas las formas de esclavitud o prácticas similares a la esclavitud, la prostitución infantil y la pornografía, y la participación en actividades ilícitas, como la producción y el tráfico de drogas.

Por tanto, esto es, en general, lo que constituye el trabajo infantil a los ojos de las Naciones Unidas. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que en muchos países del mundo es legalmente aceptable que los niños participen en trabajos livianos siempre que no interfieran con su educación. En muchas sociedades agrícolas, por ejemplo, los niños pueden ayudar a sus padres y familias en las granjas, realizando tareas que van desde limpiar los campos hasta cosechar. Y esta es la parte delicada: para el ojo inexperto, a veces lo que parece ser labor infantil es en realidad trabajo infantil porque depende de una serie de factores, incluido el momento en que se realiza el trabajo, el tipo de trabajo que se realiza y las condiciones en las que se realiza.

Fairtrade International: ¿Cuál es el enfoque de Fairtrade para combatir el trabajo infantil?

Anita Sheth: Primero debemos enfatizar que el trabajo infantil es producto de desigualdades sistémicas y condiciones comerciales injustas, especialmente la pobreza endémica. Mientras las familias vulnerables no puedan lograr una vida digna, acabar con el trabajo infantil seguirá siendo difícil. Mejores ingresos, educación de calidad, abordar la discriminación, la explotación y el abuso, la conciencia de los derechos del niño, las intervenciones legales y los cambios sociales son todos factores necesarios para combatir el trabajo infantil.

A través de nuestras propias experiencias, hemos aprendido que la forma en que se aborda el problema del trabajo infantil es fundamental. Fairtrade adopta un enfoque basado en los derechos y centrado en la comunidad porque aumenta en gran medida la probabilidad de que las comunidades se apropien del problema, en lugar de que las prácticas nocivas se lleven a otra parte. Tomamos acciones en múltiples frentes, desde el establecimiento de estándares estrictos hasta el fortalecimiento de las auditorías, la capacitación de organizaciones de productores y el desarrollo de programas específicos con otros socios.

También trabajamos para abordar la pobreza como una de las principales causas fundamentales a través de nuestra Prima y Precios Mínimos de Comercio Justo Fairtrade, que mejoran los ingresos de los productores. Estas iniciativas de Comercio Justo son clave porque brindan a los productores ganancias financieras que pueden utilizar para reinvertir en sus comunidades y familias, construir escuelas, enviar a sus hijos a la educación superior y, en general, proteger a los niños del flagelo del trabajo infantil en sí.

Fairtrade International: ¿Se han encontrado casos de trabajo infantil en productores certificados Fairtrade? ¿Cómo ha respondido Fairtrade?

Anita Sheth: Sí, ha habido varios casos en los que nuestros productores certificados han utilizado, o se alega que han utilizado, trabajo infantil. No se equivoque, esto es algo que nos tomamos muy en serio. Las denuncias en sí mismas pueden surgir luego de una auditoría realizada por nuestra entidad certificadora FLOCERT o, en otros casos, son realizadas por activistas o periodistas locales. Dicho esto, si se alega o se identifica trabajo infantil en una finca certificada Fairtrade, tenemos acciones inmediatas e integrales que se implementan.

Por un lado, las acusaciones de trabajo infantil activarán instantáneamente la Política de Protección para Niños y Adultos Vulnerables de Fairtrade International. Esta política requiere que actuemos de manera segura para proteger a las personas afectadas involucradas en las peores formas de trabajo infantil, para apoyar a los productores con medidas de prevención y para asegurar que se sigan los estándares relevantes de Fairtrade.

Si se identifica el trabajo forzoso o las peores formas de trabajo infantil, presentamos un informe a la agencia de protección nacional, si corresponde, a las organizaciones basadas en los derechos en el país para que tomen medidas adicionales, incluida una reparación segura. Nuestra Política y Procedimientos de Protección para Niños y Adultos Vulnerables exige respuesta y acción para garantizar que se cumplan las leyes nacionales pertinentes y aplicables y que se respeten los Criterios de Comercio Justo Fairtrade.

Por su parte, los Criterios de Comercio Justo Fairtrade sobre Trabajo Infantil y Protección Infantil requieren que las acciones de remediación garanticen la seguridad prolongada del niño y la creación de proyectos de prevención para asegurar que el niño retirado no sea reemplazado por otros. Además, si se encuentra una no conformidad con este aspecto de nuestras normas, apoyamos a la organización de productores en el fortalecimiento de sus programas y sistemas de detección y prevención del trabajo infantil.

En última instancia, la falta de sistemas adecuados, incluido el seguimiento y la respuesta continuos, conduce a la suspensión y luego a la descertificación si la organización de productores no aborda el problema.

Fairtrade International: 2021 marca el Año Internacional de la Erradicación del Trabajo Infantil. Organizaciones, incluidas Fairtrade, gobiernos y empresas privadas, han presentado promesas a la OIT de comprometerse a incrementar los esfuerzos en la lucha contra el trabajo infantil. ¿Qué está planeando Fairtrade para este importante año?

Anita Sheth: Fairtrade se ha unido a la OIT y la comunidad internacional para comprometerse a poner fin al trabajo infantil. Y, de hecho, nos hemos comprometido a acelerar nuestros esfuerzos exclusivos de Monitoreo y Remediación Comunitarios Inclusivos de Jóvenes (YICBMR) que se enfocan en la capacitación, el desarrollo de capacidades y el fortalecimiento e involucrar a los niños, jóvenes, organizaciones de productores, hogares de productores y su comunidad en general en países productores en la identificación y respuesta a los riesgos del trabajo infantil. YICBMR se trata de poner a los niños, jóvenes y adultos en el centro de la lucha contra las causas fundamentales del trabajo infantil en la comunidad local. Es un sistema basado en áreas que cubre las granjas miembros de la organización de productores Fairtrade, así como las granjas que no son miembros. Los productores y los miembros de la comunidad, incluidas las mujeres, los jóvenes y los niños, se involucran por igual para identificar los riesgos potenciales y/o reales del bienestar de los niños y hacer recomendaciones sobre cómo responder. Las organizaciones de productores aprenden a quién involucrar, incluidos qué departamentos del gobierno y qué proyectos preventivos deben implementarse para abordar las causas fundamentales del trabajo infantil Los niños y adultos de las comunidades de productores identifican dónde se sienten los niños y niñas seguros e inseguros y diseñan proyectos para mejorar el bienestar de los niños -ser y desarrollo.

Al final del día, el YICBMR de Fairtrade es un enfoque inclusivo basado en áreas que comprende que necesitamos la inversión total de toda la comunidad para acabar con el trabajo infantil y respetar los derechos de los niños.

A la fecha, YICBMR se ha implementado en varios productos básicos y en 14 países. Y actualmente hay esfuerzos de YICBMR en marcha en América Latina, África y en la región de Asia y el Pacífico.

Fairtrade International: ¿Puede hablarme sobre los jóvenes que han estado involucrados en el apoyo a las operaciones del sistema YICBMR a nivel de productores?

Anita Sheth: El enfoque YICBMR involucra a los jóvenes en una amplia gama de actividades y toma de decisiones, que van desde ser miembros clave de los Comités de Trabajo Infantil, recolectores y asesores de datos y facilitadores comunitarios. La mayoría de las veces, los niños y los jóvenes son objeto de recopilación de datos sobre el trabajo infantil. Fairtrade quería cambiar esto y proporcionar espacios donde los jóvenes sean considerados sujetos impulsores de la lucha contra el trabajo infantil. Los jóvenes involucrados en el apoyo a la implementación de los sistemas YICBMR han tenido una participación temprana en la agricultura, realizando trabajos livianos o incluso trabajo infantil. Al principio, las organizaciones de productores se mostraron reacias a contratarlos. Pero hoy todas las organizaciones de productores están informando del tremendo trabajo que han estado haciendo para generar interés en las comunidades contra el trabajo infantil. Algunos incluso han contratado a estos jóvenes como personal a tiempo completo en sus organizaciones.

Fairtrade International: Se estima que si bien el trabajo infantil ha disminuido en un 38 % en la última década, 152 millones de niños todavía se encuentran en situación de trabajo infantil. ¿Qué le gustaría ver más en la lucha mundial para acabar con el trabajo infantil?

Anita Sheth: Creo que muchos en Europa y Estados Unidos ven el trabajo infantil como un problema del pasado, algo relegado a las páginas de una novela de Dickens. Pero el trabajo infantil está aquí y la lucha contra él es real y debe basarse en los derechos de los niños, especialmente en sus derechos a la protección y a ser escuchados.

Cuando se trata de erradicar el trabajo infantil, lo que debemos enfatizar es que estamos todos juntos en esto: organizaciones como Fairtrade, activistas locales e internacionales, periodistas, investigadores, productores, consumidores: todos tenemos nuestros roles que desempeñar y ellos son complementarios.

En un mundo afectado por COVID-19, debemos redoblar nuestros esfuerzos para trabajar juntos para encontrar, solucionar y prevenir el trabajo infantil, y al mismo tiempo aumentar las oportunidades para los jóvenes entre las edades de 16 a 24 para un empleo decente, desarrollo de habilidades y oportunidades de negocio. Y en Fairtrade estamos comprometidos a hacer nuestra parte.

Paula Mª Pérez Blanco

@fairtradeES

Fuente: Fairtrade


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios