En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Sudán y su difícil camino hacia la reintegración en la economía mundial
...leer más...

La CEDEAO reducirá a siete el número de miembros de su Comisión en 2022
...leer más...

La UE levanta las sanciones a Burundi
...leer más...

Los obispos de África austral condenan la continua exclusión de refugiados en los programas COVID-19
...leer más...

África Occidental pospone el uso de la nueva moneda “ECO” para 2027
...leer más...

La academia de las “Amazonas” de Gadafi reconvertida en parque de ocio
...leer más...

Refugiados burundeses repatriados desde la República Democrática del Congo
...leer más...

La OMS declara el fin del segundo brote de ébola en Guinea
...leer más...

Alieu Kosiah, señor de la guerra de Liberia, condenado a 20 años de cárcel por crímenes de guerra
...leer más...

Multitudinaria manifestación en Madrid en el final de las marchas de solidaridad con el Sahara
...leer más...

Haftar cierra la frontera de Libia con Argelia
...leer más...

Biden planea redesplegar tropas estadounidenses en Somalia
...leer más...

Laurent Gbagbo regresa a la Iglesia católica
...leer más...

Elecciones en Etiopía
...leer más...

El gobierno de EE.UU. ofrece 40 millones de dólares en ayudas a Madagascar
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Etiopía, ¿elecciones para calmar la tensión?, por Omer Freixa
...leer más...
La imprescindible huella femenina (y feminista) en el Afrobeat, por DJ Floro
...leer más...
Causas y perspectivas de la crisis política en Somalia, por Marco Cochi
...leer más...
El primer presidente blanco en África Subsahariana desde el apartheid, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > R+JPIC > Documentos >

Cantal Rivas, José Mª

Nacido en Granada. Miembro de la Sociedad de Misioneros de África, más conocidos como Padres Blancos, desde 1988. Especializado en árabe e islamología. Lleva varios años como misionero en Argelia.

Ver más artículos del autor

¡Coaching, un nuevo enfoque misionero!
10 de febrero de 2020

En 2015 solicité hacer un año de reciclaje después de 23 años de sacerdocio. A decir verdad, no quería hacer un curso de "teología" ni nada por el estilo. ¡Finalmente mi programa consistiría en un tiempo de actualización en árabe clásico, un mes de ejercicios y formación en Inteligencia Emocional y Coaching! ¡Mi hermano mayor se había entrenado en esta área y me había tocado con su entusiasmo!

Al regresar a Argelia, en septiembre de 2016, con mi diploma oficial de "experto en coaching personal", me resultó obvio que ante los cambios que se están produciendo en la sociedad de este país, mi capacitación sería muy útil. También recordé una declaración de nuestro último capítulo, que me acompañó durante mi tiempo de reentrenamiento: "frente a un África cambiante..."

Una vez que llegué a Argel, comencé a mirar todo lo que se ofrecía en el área de Inteligencia Emocional y Coaching a través de las redes sociales y los periódicos; Identifiqué los temas, horarios, precios y lugares más frecuentes donde se impartían estos cursos de capacitación...

Le conté a mi comunidad sobre mi deseo de comenzar una nueva actividad (¡nueva en todos los sentidos!). Lo hice para tener su apoyo, no solo deberían reemplazarme durante mis ausencias, sino también su aliento y su mirada crítica sobre este apostolado (¡para mí es uno!) ¡Darle más oportunidades de supervivencia!

Después de reflexionar, decidí proponer una serie de seis mañanas, generalmente los sábados, cada una con un tema diferente. Yo llamo "pasantía" un conjunto de seis sesiones. Y al hacer combinaciones de temas y agregar otros nuevos, puedo ofrecer pasantías del 1 al 5. Como ejemplo, digamos que los títulos de los temas son: salir de la zona de confort, administración del tiempo, exceder resentimiento, reemplazo de creencias limitantes, manejo del cambio, superación del ’victimismo’, etc.

Una vez definido el programa, busqué un lugar donde ofrecer la pasantía, acordé las fechas, fijé el monto de la participación financiera (¡porque las pasantías están pagadas!), preparé carteles en versión impresa y electrónica, y comencé a distribuirlos y distribuirlos... ¡Recuerdo el estrés que sentí cuando vi que se acercaba la fecha de inicio de la primera pasantía cuando no tenía inscritos! Cuatro días antes del inicio (¡o cancelación!) Las inscripciones comenzaron a llegar a través de Internet. Sentí alivio y responsabilidad: las personas que pagaban, ¡debían recibir algo de calidad!

De 9 a.m. a 1 p.m., el grupo (mínimo 6 y máximo 20 personas) recibe una serie de información, datos, videos y preguntas. Pero la mayoría de las veces tienen que trabajar en parejas (¡que cambian cada hora!) Para aplicar a ellos mismos la información teórica que les doy. Veamos algunos ejemplos:

Si les dije que dos de las principales razones por las cuales las personas no cambian sus hábitos diarios son el miedo al fracaso y el miedo al rechazo, entonces les pido a las parejas que cuenten sobre situaciones extraídas de sus vidas donde no se han atrevido a cambiar (ruta al trabajo, cafetería donde almuerzan, peinado, color de sus zapatos, etc.) por temor a no tener éxito o ser ridiculizados por otros.

[...]

Muy rápidamente, al hacer ejercicios similares, "mis alumnos" se dan cuenta de que a menudo son los principales obstáculos para su propia felicidad, al abstenerse mentalmente del simple hecho de imaginar que su vida cotidiana podría ser de otra manera. Mucha gente piensa que la felicidad llega un día, por correo, en una sola entrega y al abrir el paquete, la felicidad estaría "lista para usar"... Muy pocas personas son conscientes de que ser feliz, como desarrollar músculos, lleva tiempo, ser persistente, disciplinado, tener prioridades y pasión. ¡No hay otros caminos!

La cultura argelina está muy marcada por el Islam y las mentalidades tradicionales. Este hecho debo tenerlo en cuenta al elegir temas y organizar cursos. Por ejemplo, una actividad ofrecida más allá de las 5 pm puede no contar con muchos candidatos (¡que son el 99% de mis inscriptos!). En algunos ejercicios utilizo música rítmica y danza, lo que puede molestar a algunos participantes particularmente piadosos y debo proporcionar alternativas con las polifonías a capella. Para algunas personas, los grupos mixtos, y especialmente el hecho de confiar entre personas del sexo opuesto, puede suponer demasiadas molestias.

Pero básicamente, incluso teniendo en cuenta los detalles, los ritos de la cultura local, lo que bloquea a los seres humanos y lo que los hace avanzar en la vida, son las mismas realidades. Lo nuevo en Argelia del siglo XXI es la existencia de personas ansiosas por encontrar soluciones a sus vidas siguiendo caminos por los cuales nadie a su alrededor ha caminado antes. Estas personas están dispuestas a correr riesgos (es por eso que se inscriben en mis pasantías) para tratar de ser más felices y consistentes. Incluso para eso deben pasar por originales en sus círculos, están convencidos de que en sus casos es necesario aplicar nuevas recetas a las nuevas realidades.

La capacitación se imparte en francés y en árabe e intento, cuando es posible, solo ejemplos, videos, personajes, referencias literarias, etc. que sean extraídos de la cultura árabe-musulmana; Por un lado, evitar la sospecha de proselitismo y, sobre todo, confirmar el hecho de que mis propuestas son factibles y compatibles con su cultura. ¡La presentación de un pequeño testimonio del equipo de baloncesto paraolímpico femenino de Argelia, incluso si la calidad del sonido es pobre, tiene más impacto que un excelente video en un equipo similar de los países nórdicos! Y además, esta investigación me permite ampliar mi conocimiento del medio ambiente y la realidad del país donde fui designado (¿sería esto inculturación?). Debido a que África en general está cambiando y me parece bueno también saber cómo los africanos mismos, con sus riquezas culturales, están haciendo frente a este cambio: aumento espectacular en el número de mujeres en las universidades y el mundo de trabajo, influencia de Internet, cambios demográficos, descubrimiento de nuevas formas de organización social, aspiraciones espirituales separadas de las religiones, urbanización, etc.

Cada curso incluye una evaluación en el medio del curso y otra al final. Estas evaluaciones anónimas me permiten mejorar los errores en las siguientes pasantías (por ejemplo, la calidad de las fotocopias distribuidas), pero también obtener información sobre el impacto que la capacitación ha tenido en sus vidas. Los participantes dijeron, casi por unanimidad, que habían ganado confianza, recibido fuerza extra para tomar decisiones, más esperanza para su futuro, etc. Para mí, leer sus evaluaciones se convierte en una acción de gracias a Dios.

Quizás se esté preguntando: ¿pero por qué un Misionero de África está organizando estos cursos? ¿Qué conexión con la fe y la actividad de la Iglesia? Excelentes preguntas!

Muchos de los que se acercaron a Jesús lo hicieron, según los Evangelios, en momentos de sus vidas cuando tenían que tomar decisiones: sobre asuntos económicos (Mt 22,17; Lc 12,13), sobre la posibilidad de liberarse del resentimiento (Mt 18,21; Lk 17,4), la vida en pareja (Mt 19,13), las prioridades que buscaban ordenar (Mc 10,17; Mt 22,36), etc. . Otros se acercan a Jesús con heridas que son más que enfermedades físicas (Mt 4,23; Lc 8,2; 9,6). A más de una persona, Jesús mismo le ofrece dar lo mejor de sí mismo, introduciendo algo radicalmente nuevo en sus vidas (Mc 10,21; Lc 5,27; 18,22; 21,22) ... En estos casos, y en muchos otros, Jesús trata a las personas que están convencidas de que la "imagen y semejanza de Dios" que yace latente en cada uno de nosotros puede despertar para que nuestras vidas estén más en conformidad con el plan de Dios Padre. Este plan no contiene miedo, ni pereza, ni "victimismo", ni culpa, ni resentimiento...

La gran mayoría de los que se registran para mis pasantías al principio no saben que soy un sacerdote. ¡Lo saben, por supuesto, al final del primer día, porque nunca lo oculto! Después de seis semanas o más, para aquellos que se han inscrito en varias pasantías consecutivas, casi todos dicen que son más felices y se sienten más enérgicos para hacer frente a sus vidas cotidianas. No es poco si se lo deben a un discípulo de Jesús, quien envió a su pueblo a todo el mundo para despertar a los muertos, sanar las heridas, dar vida y ofrecer esperanza (Mt 10: 7-8 ). La actividad misionera no es proponer un dogma diferente. Es, sobre todo, la propuesta, sin fronteras ni contrapartes, de una vida mejor, de un estilo de vida que sea compasivo con todos, de un sentido de la realidad que permita mantener la esperanza. Que pueda ayudar a mis hermanos en Argelia, casi todos los musulmanes, a enfrentar sus desafíos personales con estas pasantías, no difiere en sustancia de ayudar a las personas con un hospital, una escuela o un dispensario. ¡Porque la creatividad al servicio de la dignidad humana es un rasgo habitual en la historia de la Misión!

José María Cantal Rivas

Fuente: Relais MAGHREB N°35 (2020)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios