En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Kenia reabrirá su embajada en Mogadiscio
...leer más...

Sudáfrica expulsa a una docena de diplomáticos lesotenses
...leer más...

ACNUR estima que hay alrededor de 56.000 refugiados en Angola
...leer más...

El desempleo juvenil de Tanzania no mejora
...leer más...

Burundi celebra un año de la muerte de su expresidente
...leer más...

Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Causas y perspectivas de la crisis política en Somalia, por Marco Cochi
...leer más...
El primer presidente blanco en África Subsahariana desde el apartheid, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Daniel Landa desde Fisterra al cabo de las Agujas en Sudáfrica, por Roge Blasco
...leer más...
La emigración española durante el siglo XX, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...
Fondo Kati : Memoria viva de la España medieval en el Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

Chad: ¿régimen presidencial o monarquía enmascarada?
09/05/2018 -

Chad acaba de adoptar una nueva constitución que otorga un lugar privilegiado a los poderes del Presidente de la República. El contenido de las reformas es algo preocupante en un país que quiere ser un estado de derecho ... En su artículo, el bloguero chadiano OREDJE Narciso, está preocupado por el contenido de la nueva Constitución del país. Todas las instituciones están vinculadas al Presidente de la República, que ve además como su mandato aumenta en un año (de 5 a 6 años). Los jóvenes menores de 45 años ya no pueden reclamar la presidencia. El autor insiste en que todo está realmente bloqueado alrededor del presidente y su clan interior, una situación que se parece más una monarquía que a una democracia.

Del 19 al 27 marzo de 2018, se celebró en Yamena el foro nacional inclusivo una promesa electoral del presidente Deby en 2016, boicoteado por varios partidos de la oposición, el foro ayudó a formular resoluciones que provocaron fuertes protestas . Después del foro "un club de amigos del Presidente" ha hecho campaña para la adopción de un sistema presidencial completo en el que se quiere suprimir el puesto de primer ministro, mientras que la posibilidad de la supresión de este cargo no estaba en el programa utilizado como base para las discusiones. Después de la aprobación de la Constitución de la Cuarta República el 4 de mayo pasado, hay una transición a un sistema presidencial absoluto en un país donde incluso el sistema semipresidencial actual no cumple con las expectativas,

El otro nombre del totalitarismo

Si en algunos países avanzados, hay un sistema presidencial (EE.UU.), el hecho es que los poderes legislativo y judicial son reales contrapoderes para controlar las acciones del Ejecutivo. Conociendo las disfunciones institucionales en Chad, es más que probable que el país se sumerja en el despotismo absoluto. Ya en el antiguo régimen semipresidencial, las instituciones en contra del poder solo existían por su nombre. Los miembros del Consejo Constitucional, los de la Corte Suprema y el Parlamento, están todos cerca de la presidencia. Tal contexto obstaculiza el funcionamiento de un estado que dice ser de derecho. Con la nueva Constitución aprobada el 4 de mayo, el país pasa de un sistema semipresidencial, que ya dio mucho poder al ejecutivo a un régimen presidencial absoluto. Esta es la expresión del deseo del clan Deby de eliminar todas las otras fuerzas para establecer el poder absoluto. Con este texto, los efectos son predecibles y presagian el derrumbe de los fundamentos rudimentarios del estado de derecho, fuertemente solicitado por los chadianos durante décadas.

Elimina cualquier oposición

Recordemos que en 2017, la oposición sacudió el barco de Deby con una moción de censura contra el gobierno. Presa del pánico, los diputados de la mayoría habían abandonado sus asientos para evitar que se llevara a cabo el voto de censura . Este hecho, que puede parecer trivial, trastornó el poder de Deby que creía tener el control absoluto sobre toda la escena política. De ahora en adelante, al establecer un régimen presidencial absoluto, Deby y sus hombres deben evitar nuevas situaciones de oposición. Un parlamento incapaz de rechazar o desafiar al gobierno es tranquilizador para un régimen al que no le gustan las voces discordantes. De hecho, es una forma legal de matar los poderes del legislador y los de los partidos políticos de la oposición.

Además, hay que tener en cuenta que la nueva Constitución prevé la destitución del Parlamento en caso de conflicto con el ejecutivo que perturbe el funcionamiento del Estado. Tal disposición es absurda, especialmente porque ambos son elegidos por sufragio universal directo y uno no puede eliminar al otro. En tal contexto, el poder ejecutivo controla absolutamente el parlamento.

La Justicia siempre bajo control

En cuanto a la justicia, todas las acciones del antiguo régimen se limitaron a realizar tareas dictadas por el poder por un lado, y para pronunciarse sobre asuntos triviales y no empañar la imagen del régimen o de su gente fuerte, por otro lado. La Corte suprema encargada de juzgar los casos de malversación de fondos ya era una sombra de sí misma, ya que los acusados de estos desvíos no eran otros que los pilares del régimen. La Cuarta República no organiza los poderes de la justicia. Las reformas se conforman con transformar el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo Constitucional en cámaras simples del Tribunal Supremo compuestas por 37 miembros.¿nombrados o elegidos? Es toda la amalgama que los textos fundadores de la Cuarta República no se logra elucidar. Estas reformas son simplemente para legitimar un sistema que desde hace casi tres décadas, se ilustra en las represiones y mala gobernabilidad gravemente perjudiciales para el desarrollo. La constitucionalización de la Comisión de Derechos Humanos no aporta mucho porque el problema del régimen de Deby no radica en la constitucionalización de los textos, sino en su aplicación.

¡El saqueo de los recursos tiene un futuro brillante por delante!

Una de las principales disfunciones que obstaculiza el desarrollo de Chad es la ola de malversación masiva que se ha estado librando durante varios años. Ante esta depredación conocida por todos, la Cuarta República no ofrece nada mejor que un tribunal responsable de la represión de los delitos económicos y financieros. Este Tribunal, como muchos otros, sufrirá el mismo problema: su independencia frente al poder ejecutivo, que aún nombrará a sus miembros. A pesar de los solemnes juramentos, esta corte parece una concha vacía. La falta de rendición de cuentas real y la lucha contra la corrupción abre la puerta a agentes corruptos y administradores. La Cuarta República anuncia la apertura de un camino libre para los caciques del régimen que pueden redoblar su energía en la captura de riqueza sin temor a la represión.

Jóvenes asfixiados

¿Y qué hay de la juventud que una vez más ve reducida su margen de ambición en este nuevo texto? La prolongación del período presidencial de 5 a 6 años ya pone un freno a toda la generación joven de líderes que está cada vez más interesada en la política, pero debemos agregar que ahora será preciso haber cumplido 45 años para ser candidato presidencial, en contra de las disposiciones previas que preveían la edad de 35 años. Una prohibición deliberada para librarse de la competencia por parte de los jóvenes que hoy en día con las redes sociales tienen una influencia real en la opinión pública y por lo tanto constituyen un obstáculo potencial para las múltiples reelecciones del presidente Deby.

En resumen, esta nueva República presenta varias anomalías que, impiden el establecimiento de un Estado de derecho pero que reúnen todas las condiciones para que el régimen de Deby refuerce su hegemonía reduciendo las libertades en todas sus formas . Existe un riesgo real de que el país vuelva a los horribles recuerdos de los años de Habré, que vieron a un régimen similar ejercer toda su barbariie

OREDJE Narcisse, bloguero chadiano

@NarcisseOredje

Fuente:Afrik com

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Para el presidente Idriss Déby, en Chad existen demasiados partidos políticos

- El gobierno de Chad suspende a 10 partidos de la oposición

- Chad renuncia recortar los salarios de la administración pública.

- Deby juega la carta del federalismo en Chad

- Chad, un aliado antiyihadista debilitado por la crisis

- Saleh Kebzabo, jefe de la oposición chadiana: “el Chad no es un buen alumno en materia de gobernanza”

- Idriss Deby, el bombero pirómano

- El presidente de Chad, Idriss Deby gana por abrumadora mayoría las presidenciales, tras el boicot de la oposición


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios