En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Hombres armados secuestran a cuatro personas en Nigeria
...leer más...

Nuevas protestas de los padres afectados por el secuestro de sus hijos en Nigeria
...leer más...

El presidente de Eritrea visita Sudán para aliviar posibles fricciones
...leer más...

La UE y EE.UU. sugieren métodos alternativos en la lucha de Nigeria contra Boko Haram
...leer más...

Sudán ratifica la Convención sobre los derechos de la mujer, con excepciones
...leer más...

Alerta inestabilidad: Una moción de censura contra Zoe Kabila en RD Congo
...leer más...

Gabón quiere ser readmitido en el grupo de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas
...leer más...

Un muerto al pisar una mina un coche de una misión católica en la República Centroafricana
...leer más...

El periodista francés secuestrado en Malí aparece en un vídeo pidiendo su liberación
...leer más...

Biden no ha tomado por el momento ninguna decisión respecto a la cuestión del Sáhara Occidental
...leer más...

Estados Unidos apoya la distribución mundial de las vacunas de coronavirus a precio de costo
...leer más...

Estados Unidos apoya el plan estratégico de eliminación de la malaria de Sierra Leona
...leer más...

Las principales empresas africanas tecnológicas colaboran para impulsar la transformación digital del continente en 2021
...leer más...

Museveni tendrá una investidura con presencia internacional
...leer más...

Uganda interviene para mediar en las negociaciones de la presa del Renacimiento
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Punto muerto en la campaña de vacunación en África, por Marco Cochi
...leer más...
El obispo electo de Rumbek herido en un atentado, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Paulo Duarte nuevo seleccionador de la selección de fútbol de Togo
...leer más...
Rutas del narcotráfico mexicano en África, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
África quiere algo más que turistas que se abrazan con niños en Instagram, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam >

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Buteflika: su escandalosa mezquita en Argel
12 de septiembre de 2012

Buteflika y su mezquita para la galeria
10/09/2012 por Ali Rezuli, El Watan

“Un presupuesto escandaloso para un proyecto inoportuno”: en estos términos el periódico El Watan evoca la “gran mezquita” que el presidente está construyendo en Argel. Las cantidades de dinero que van a ser engullidos habrían sido más útiles en otra parte, estima el cotidiano.

Un minarete de 270 metros de alto, 25 pisos, una sala de oración que podría contener 120 000 fieles, una biblioteca de 2000 plazas con más de 1 millón de libros, una inmensa sala de conferencias, un museo de Arte e Historia islámica y un centro de estudios sobre la historia de Argelia: el proyecto de la gran mezquita de Argel, deseo casi obsesivo del presidente Buteflika, es por lo menos grandioso.

Pero para permitir al jefe de Estado de saciar su deseo de grandezas, la colectividad nacional debe consentir un esfuerzo por lo menos de 1000 millones de euros. Es decir, casi el equivalente a lo que el país saca de sus flacas exportaciones, excluyendo los hidrocarburos. Y aún, hasta aquí no se trata más que de una evaluación oficial de los costos de este futuro edificio, del cual nadie está seguro que pueda resistir a posibles seísmos o a otros fenómenos de erosión.

Cuando solamente se acaba de empezar con los trabajos, confiados a una sociedad china, la Cina State Construction Engineering Corporation (CSCEC), se teme ya un coste superior, mientras el gobierno promete, como de costumbre, obligar como sea a la empresa a un respeto estricto del cuaderno de cargas al que está sometida la compañía.

Cuando a menudo el mercado doméstico está sujeto a perturbaciones de aprovisionamiento de diferentes materiales, los grandes proyectos de infrastrucruras se ven a menudo afectados de sobrecostes, retrasos en la ejecución y también de defectos importantes o malversaciones, como ha sido el caso sobre todo del proyecto de la autopista Este-Oeste.

Se puede temer además, que la gan mezquita de Argel, una vez edificada, va a consumir importantes y regulares paquetes presupuestarios para cubrir las necesidades de su funcionamiento y de su mantenimiento. También, y aunque la futura mezquita no tuviera nunca otra rival en el mundo, como le gusta afirmar al Ministro de Asuntos religiosos, el esfuerzo financiero colosal que su realización hace pesar al presupuesto del Estado, denota la propensión de los dirigentes del país a complacerse en una lógica de asignación inconsiderada de las riquezas públicas.

En un país que está limitado a hacer proyectos a cinco años vista para poder obtener la corriente eléctrica de manera regular, es normal recordar que la población está en derecho de aspirar a unas realizaciones que fueran más prioritarias que la construcción de un minarete más alto que el de su país vecino. Inyectar una suma superior a un billón de dólares en un edificio religioso no hace más levantar sospechas sobre la coherencia de la política presupuestaria del gobierno, cuando se sabe que en el campo de las realizaciones de infrastructuras de base, un inmenso esfuerzo para subsanar su déficit está por hacer. En cuestión de transportes, de la red de electricidad y agua, en el campo del alojamiento, de la educación y otras muchas comodidades de base, es enorme el esfuerzo que queda por hacer para subsanar la precaridad en la que una mayoría de argelinos se encuentran.

Y todavía, tenemos que esperar que la bendición del oro negro pueda perdurar para poder pretender cubrir la financiación de tantas necesidades sociales. Argelia, cuya economía doméstica sufre una grave crisis de inversiones productivas, debe necesariamente fijar prioridades nacionales bastante más urgentes que están por concretizar, que de dotarse de un edificio de prestigio de un coste desmesurado.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios