En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Portal del Conocimiento sobre África del CIDAF-UCM permancerá parado por mantenimiento y vacaciones estivales hasta el 31 de agosto ¡Gracias!
...leer más...

El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Ordoñez Ferrer, Carlos

Carlos Ordoñez Ferrer como él dice "Antes fui realizador de televisión. Ahora soy activista, viajero y escribidor. Es mejor para la salud" .

Colaborador de MUGA El Centro de Estudios y Documentación sobre Inmigración, Racismo y Xenofobia, MUGAK, impulsado desde SOS Arrazakeria, Organización que viene desarrollando su labor desde 1995.

Carlos Ordoñez Ferrer ha pasado nueve meses en Mozambique tiempo en el que ha escrito su blog Mozambiqueando que a partir de ahora podremos encontrar en nuestra página web

De vuelta a España realizó el Master "Información Internacional y países del Sur" de la Universidad Complutense de Madrid

Ver más artículos del autor


Baobab el árbol engreído , Por Carlos Ordoñez Ferrer

12 de diciembre de 2008.

“Solo te voy a pedir una cosa. Que me envíes la foto de un baobab” me dijo Anaitze. Desde entonces, cada vez que veía uno, o no tenía la cámara de fotos a mano, o era de noche. Pasaban los días y mi amiga, en Donostia esperaba paciente.

El baobab es el hipermercado de los africanos. Provee alimento con sus hojas hervidas. Pegamento con su polen. Refresco con su fruto. Medicamentos con su pulpa. Cuerdas, cestos y quinina con su corteza. Remedios contra el hipo con sus semillas. Instrumentos musicales y desodorante. Incluso casas, graneros o garajes con sus enormes troncos huecos.

Aquella mañana me levanté con la obsesión de meter ese árbol dentro de mi cámara olympus. Después del trabajo fui con el coche donde sabía que había dos. Pero sin darme cuenta pasé de largo. Eran las cinco y diez de la tarde y comenzaba a anochecer. Frené para dar la vuelta. Alguien se me acercó y me pidió que le llevara. En esos casos no sé decir que no.

Varias leyendas acompañan la belleza de este árbol milenario. La más reciente habla de que en la peluquería de los árboles se les fue la mano con el secador. Otra cuenta que cuando Dios hizo los árboles, el baobab se mostró demasiado engreído de su tamaño y extraña hermosura, por lo que el Hacedor, con un cabreo similar al que se agarró el rey con Chávez en la última Cumbre Iberoamericana le dio la vuelta dejando sus ramas enterradas y la raíces hacia arriba. Es decir, puso al baobab haciendo el pino. Una variante de la misma dice que Dios dio a cada animal un árbol para que lo plantara. A la hiena, le tocó el baobab, y como es el bicho más tonto (dicen), no supo plantarlo y lo hizo al revés.

Después de dejar al paisano en su lugar regresé lo más rápido que me lo permitía la autoridad de tráfico y pendiente de la poca luz que quedaba. Llegué, me bajé del vehículo y cuando me acercaba alguien me llamó. Me giré. Era una mujer. Fátima quería dos cosas. Que le hiciera una foto y que le comprara un puñadito de frutos secos. En ese orden. Tras atender a Fátima, me terminé de aproximar al objetivo. Entonces, me rodeó una nube de criaturas. Cada niño quería su foto. Ahí mismo, un grupo de jóvenes jugaba al fútbol. Los deportistas también reclamaron mi atención audiovisual. El sol se escondía.

Algunas de las ramas de los embondeiros, como llaman también aquí a los baobabs entran en el espacio de la magia. Se dice que el que beba una infusión hecha de semillas de baobab no sufrirá nunca el ataque de los cocodrilos. Pero si se atreviera a arrancarle una flor morirá devorado en las fauces del señor león.

Al fin, y con todo el mundo satisfecho me alejé caminando. Desde la distancia enfoqué. Ahí estaban, hermosos, a contra luz dos enormes y ancianos árboles africanos. Apreté el obturador. En ese momento en la pantalla apareció el anuncio: “Batería agotada”. ¡Será engreído este árbol, que no se deja fotografiar!



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios