En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El informe MAPPING enterrado por la RDC y Ruanda
...leer más...
Ruanda, estado de la nación en 2021
...leer más...
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El grupo A3+1 se reúne para reforzar un frente común ante el Consejo de Seguridad
...leer más...

Protestas por las tarifas de los permisos de residencia de la República Centroafricana
...leer más...

Permanecen las tensiones entre Marruecos y Argelia por el Sáhara Occidental
...leer más...

Sudáfrica comenzará a fabricar la vacuna de Pfizer
...leer más...

Intento de magnicidio en Madagascar
...leer más...

La gira africana de Pedro Sánchez
...leer más...

Arrestan en Tanzania al líder del principal partido opositor
...leer más...

El Gobierno de Ghana muestra su preocupación ante la expansión de terroristas y piratas
...leer más...

La vuelta de Twitter a Nigeria
...leer más...

Falta de apoyo para las Fuerzas de la Reserva Africana
...leer más...

El lobby energético africano protesta contra la campaña contra los combustibles fósiles de los países occidentales
...leer más...

Reino Unido deporta a 150 ciudadanos de Zimbabue
...leer más...

La transición democrática en Sudán se tambalea
...leer más...

Solo el 1 % de la población africana está vacunada
...leer más...

La FAO alerta sobre los precios elevados de llevar una dieta saludable en África
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Por vías legales de emigración, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Sudán del Sur y Sudán: derrotero de años bélicos, por Omer Freixa
...leer más...
A la búsqueda de la belleza perdida, por por Sonia Fernández Quincoces
...leer más...
Carta a la reina Isabel, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Libres o esclavos : la información es determinante, por Benjamín Forcano
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Aumenta la prostitución infantil en Kenia por la covid-19
27/10/2020 -

Las adolescentes no pueden recordar con cuántos hombres han tenido que acostarse en los siete meses desde que cerraron sus escuelas por la covid-19, o cuántos de esos hombres usaron protección. Declararon que habían sido agredidas sexualmente y luego golpeadas cuando pedían un pago (tan solo un dólar estadounidense) para ayudar a alimentar a sus familias, ya que los trabajos se evaporaron durante la pandemia. Desde su habitación alquilada en la capital de Kenia, las niñas dijeron que el riesgo de infectarse con la covid-19 o el VIH no les pesa mucho en un momento en que la supervivencia es primordial.

“Si obtienes 5 dólares en estas calles, eso es oro”, afirmó una joven de 16 años sentada en la cama que comparte con las jóvenes de 17 y 18 años a las que llama sus “mejores amigas para siempre”. Dividieron el alquiler de 20 dólares en un edificio donde cada habitación es el hogar de trabajadoras sexuales.

El Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF) declaró que los avances en la lucha contra el trabajo infantil están en riesgo debido a la pandemia. El mundo podría ver el primer aumento en el número de niños que trabajan desde el 2000. La ONU señaló que millones de niños podrían verse obligados a realizar trabajos peligrosos y de explotación, y el cierre de escuelas agrava el problema.

Mary Mugure, una extrabajadora sexual, lanzó Night Nurse para rescatar a las niñas que siguieron su camino. Mugure informa que desde que cerraron las escuelas en Kenia, en marzo, hasta 1.000 escolares se han convertido en trabajadoras sexuales en los tres vecindarios de Nairobi que supervisa. La mayoría está tratando de ayudar a sus padres con las facturas del hogar. La más joven tiene 11 años, declaró Mugure.

Cada una de las tres niñas que compartían una habitación vio desaparecer la fuente de ingresos de su madre cuando el gobierno de Kenia tomó medidas drásticas para evitar la propagación del coronavirus. Las niñas comentan que dos de las madres habían estado lavando ropa para personas que vivían cerca de su vecindario de bajos ingresos de Dandora, pero tan pronto como se confirmó el primer caso local de la covid-19 nadie las quiso en sus hogares. La tercera madre vendía patatas al borde de la carretera, un negocio que colapsó debido al toque de queda.

Como hijas mayores, las niñas tuvieron que ayudar a sus madres a alimentar a sus familias. Las chicas habían estado pasando su tiempo libre como parte de un grupo de baile popular y se les pagaba por conciertos, pero cuando se restringieron las reuniones públicas, esos ingresos terminaron. Una de las niñas cuenta que “ahora puedo darle a mi mamá 1,84 dólares todos los días y eso la ayuda a alimentar a los demás”.

Las tres niñas señalan que esperan no necesitar hacer esto por el resto de sus vidas, pero creen que sus posibilidades de regresar a clases son remotas:

De donde venimos, éramos una especie de modelos a seguir. En nuestro vecindario, si llegas a los 16 sin quedar embarazada y todavía estás en la escuela, entonces lo has logrado. Habiendo evitado los embarazos, estábamos muy cerca de graduarnos en la escuela secundaria y hacer historia".

En otra parte de Nairobi, la madre soltera Florence Mumbua y sus tres hijos, de 7, 10 y 12 años, rompen rocas en una cantera. El trabajo es agotador y peligroso, pero Mumbua, de 34 años, dijo que se quedó sin opción después de perder su trabajo de limpiadora en una escuela privada cuando se impusieron restricciones:

Tengo que trabajar porque [los niños] necesitan comer y, sin embargo, gano poco dinero […] Cuando trabajamos en equipo podemos ganar suficiente dinero para nuestro almuerzo, desayuno y cena".

Fuente: Taipei Times

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- Las mujeres de Kenia luchan por sacar adelante el Proyecto de Ley de Salud Reproductiva

- El desarrollo de la pandemia en Kenia empeora la situación de los niños más vulnerables

- A pesar de la moratoria por covid 19 el gobierno reanuda desahucios

- Profesores de colegios privados en Kenia son golpeados por la pandemia

- Ha fallecido Augusta Ngombu, la joven que sembró esperanza en las menores rescatadas de la prostitución

- Un estudio sobre la COVID-19 en Kenia advierte sobre su efecto sobre los jóvenes

- Los horrores de la prostitución infantil en Ghana

- Prostitución infantil en Uganda: los "servicios" de una niña no llegan a los cincuenta centavos

- Prostitución de niñas en Sierra Leona a cambio de teléfonos móviles.

- Esclavitud de menores en África.

- El aumento de las trabajadoras de sexo en Bamako (Mali)


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios