En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El caminar del Feminismo Campesino y Popular en La Vía Campesina
...leer más...
Declaración de James K. Gasana ante la Misión de información francesa sobre Ruanda
...leer más...
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Boko Haram libera al personal humanitario de la ONU después de cinco meses secuestrados
...leer más...

Tesoros de Santo Tomé y Príncipe protegidos por Naciones Unidas
...leer más...

La oposición de Namibia rechaza las reparaciones de Alemania
...leer más...

Uganda puede alcanzar el objetivo de erradicar el sida en 2030
...leer más...

Camerún no encuentra la paz y Estados Unidos actúa
...leer más...

China y las élites de Zimbabue siguen saqueando las minas de oro
...leer más...

George Weah quiere limpiar de corruptos Liberia
...leer más...

Mujeres y niños las víctimas más afectadas por la violencia yihadista en Mozambique
...leer más...

Confirmada la repatriación de las reliquias de Patrice Lumumba a la República Democrática del Congo el 21 de junio
...leer más...

No nos olvidemos de África
...leer más...

Egipto producirá su primer lote de vacunas Sinovac a medidados de este mes
...leer más...

El 68 % de los vertebrados de Gabón han desaparecido
...leer más...

Francia anuncia el cese de la Operación Barkhane en el Sahel, pero mantiene su presencia en la región
...leer más...

Religiosos asesinados por el ejército al mando de Paul Kagame
...leer más...

Dimite el primer ministro de la República Centroafricana
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >

Rodríguez Soto, José Carlos

(Madrid, 1960). Ex-Sacerdote Misionero Comboniano. Es licenciado en Teología (Kampala, Uganda) y en Periodismo (Universidad Complutense).

Ha trabajado en Uganda de 1984 a 1987 y desde 1991, todos estos 17 años, los ha pasado en Acholiland (norte de Uganda), siempre en tiempo de guerra. Ha participado activamente en conversaciones de mediación con las guerrillas del norte de Uganda y en comisiones de Justicia y Paz. Actualmente trabaja para caritas

Entre sus cargos periodísticos columnista de la publicación semanal Ugandan Observer , director de la revista Leadership, trabajó en la ONGD Red Deporte y Cooperación

Actualmente escribe en el blog "En clave de África" y trabaja para Nciones Unidas en la República Centroafricana

Ver más artículos del autor


40.000 congoleños expulsados de Brazzaville. Las otras cuchillas de África, por José Carlos Rodríguez Soto

8 de mayo de 2014.

Por desgracia, la valla de Melilla no es la única que se alza en suelo africano. Los propios Estados de este continente suelen tratar a inmigrantes y refugiados de países vecinos con una IMG_0620refinada crueldad que no tiene nada que envidiar a las cuchillas puestas por nuestras autoridades en la ya famosa verja o a los CIES donde encierran a los “sin papeles” antes de deportarlos. En bastantes casos, el maltrato que los dirigentes africanos dispensan a sus hermanos sobrepasa con mucho todo lo que nos imaginemos en España, poniendo en evidencia que conceptos como la hospitalidad africana o la solidaridad panafricana tienen mucho de mito. Y si no, vean.

Durante las últimas tres semanas, las autoridades de Congo-Brazzaville han expulsado nada menos que a 40.000 ciudadanos del otro Congo, el de la República Democrática, país que tiene enfrente a la otra orilla del majestuoso río Congo. La operación, denominada “Mbata ya Mokolo” (la bofetada de los mayores, en lingala), ha sido pródiga en abusos de todo tipo y ha merecido la condena de organizaciones de derechos humanos de Congo Kinshasa, sobre todo de la famosa Voz de los Sin Voz, aunque la cólera de los congoleños del Congo Democrático ha ido hasta el punto de que en el país se han alzado numerosas voces pidiendo reciprocidad, que es un nombre elegante que se da a la venganza, es decir, que se trate del mismo modo a los congoleños de Brazzaville en el territorio del otro Congo para que también ellos sufran las amarguras de una expulsión masiva. El gobierno de Kinshasa ha albergado a todos los expulsados en un estadio de la capital, en condiciones infrahumanas, sin alimentos, agua potable suficiente ni sitio para cobijarse, exponiéndoles –para más inri- a enfermedades de todo tipo.

El motivo de esta expulsión ha sido lo que las autoridades de Congo Brazzaville denominan un alza en la delincuencia, fenómeno del que culpan a los inmigrantes de la vecina República Democrática del Congo. Es curioso que hace apenas un mes también el gobierno de Kenia invocó el mismo motivo para detener a varios miles de somalíes y expulsarlos del país por la vía rápida. Las autoridades de Kenia, que quedaron en evidencia el año pasado cuando los terroristas islamistas de Al Shabaab atacaron el centro comercial en Nairobi, causando numerosas víctimas, y que desde entonces han demostrado lo chapucera de su gestión del terrorismo, quisieron simplemente demostrar que estaban dispuestos a emplear mano dura y hacer algo de gran visibilidad para que sus ciudadanos piensen que después de todo hacen algo. Durante las redadas hacinaron a infinidad de hombre, mujeres e incluso niños en celdas policiales donde apenas cabían de pie y no podían ni dormir de noche. Bastantes de los detenidos permanecieron incomunicados en dependencias policiales más allá del límite de 48 horas que marca la ley de Kenia, no se les permitió ver a un abogado, y en muchos casos se detuvo incluso a somalíes que sí tenían sus permisos de residencia en regla, e incluso a personas de etnia somalí que son de nacionalidad keniana.

Me temo que no son, ni mucho menos los únicos casos. Cualquiera que se tome molestia de bucear en las hemerotecas (o mejor, en Google, que es más rápido y al alcance de cualquiera) se encontrará con innumerables casos de gobiernos africanos que han expulsado sin contemplaciones y en la mayor parte de los casos con toda clase de vejaciones, a ciudadanos de otros países. Ha ocurrido hace muy poco con chadianos cazados como si fueran animales de la República Centroafricana por sus propios vecinos, con ruandeses convertidos en seres indeseables en varios países de África, ocurrió hace pocos años con angolanos expulsados de Congo, y congoleños expulsados de Angola, hace un par de décadas con nigerianos a los que las autoridades de Ghana echaron de su territorio… la lista es muy larga.

Que me corrija alguien si estoy equivocado o si mi información no es completa, pero en el caso de los 40.000 congoleños de Kinshasa expulsados recientemente de Brazzaville no he escuchado ninguna palabra de protesta de ningún obispo de ninguno de los dos Congos. La Iglesia Católica de África tiene documentos muy bonitos sobre los derechos humanos y la dignidad de los inmigrantes, pero en bastantes ocasiones cuando se dan casos así los obispos tienen miedo de enfrentarse a las autoridades y optan por callar, o a lo sumo por salir al paso con declaraciones como "aún estamos esperando a tener la información necesaria”. Por desgracia, el apuntar hacia el inmigrante como el causante de todos los problemas sociales, sobre todo del aumento de la delincuencia, lo hacen con igual sagacidad dirigentes europeos y africanos. Y también en ambos casos, ocurre con cierta frecuencia que quienes deberían salir en su defensa, optan por callar.

Original en : En Clave de África



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios