En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Africanos en Alemania : La estigmatización de los bastardos de Renania, por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Togo pospone nuevamente el Campeonato Africano de Cross Campestre
...leer más...

El primer ministro sudanés reafirma la importancia de la cooperación entre civiles y fuerzas de seguridad
...leer más...

Spotify se expande a más mercados africanos, incluidos Kenia y Nigeria
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-02-16 / 2021-02-28), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

El tribunal anula la petición del héroe de "Hotel Ruanda" para trasladar el juicio a Bélgica
...leer más...

Amnistía Internacional condena a las tropas de Eritrea por la masacre de Axum
...leer más...

Egipto y Qatar celebran su primer encuentro desde el fin de la guerra del Golfo
...leer más...

El gobierno de Uganda responde a los EE.UU. tras las amenazas de sanciones
...leer más...

Vanessa Nakate, Amoaka Boafo, Davido y Yvonne Aki-Sawyerr entre las personas africanas de Time 100 Next
...leer más...

Siguen los raptos de niños en Nigeria, la solución es cerrar los colegios
...leer más...

La iglesia católica de Burkina Faso lanza una campaña de movilización de recursos para los más desfavorecidos
...leer más...

El gobernador de Cabo Delgado anima a las fuerzas de seguridad de Mozambique a luchar contra el terrorismo
...leer más...

Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Caminos de esperanza en los sudanes, por Iván Navarro
...leer más...
El inmenso bien de Manos Unidas: Hablo de lo que he visto, por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Miquel Sánchez: escalada en el desierto del Chad, por Roge Blasco
...leer más...
Anansy Cissé, el futuro de la guitarra del Sahel, por Javier Mantecón
...leer más...
La guerra del agua en el desierto del Sahara, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Una Ley de Asilo digna para los refugiados
13/01/2009 -

España parece haber perdido la memoria de su propia historia a pesar del programa que tanto cacarea sobre la “memoria histórica”. Hasta hace pocos años, España era un país “productor” de refugiados políticos, además de emigrantes económicos. Gente de toda clase y condición necesitaba salir allende sus fronteras para ser libre en su pensar y poder discutir abiertamente sobre la realidad política y social de su país sin miedo a ser perseguido por las fuerzas del Estado.

Por haber vivido en sus propios ciudadanos semejante tragedia, un país, como el nuestro, debería de tener gran sensibilidad hacia el emigrante y el refugiado y sus necesidades de protección. Pero nuestro gobierno parece sufrir de amnesia respecto a estas circunstancias de nuestra historia. Aunque a veces haga amagos de recuerdo honrando a personas que se marcharon del país por peligrar su vida y libertad al querer defender otras ideas políticas, no recuerda bien a los países y Estados que los recibieron, los acogieron y les dieron protección jurídica. Recordar este punto puede ser doloroso, pues explicita la deuda histórica que tenemos con los refugiados del mundo. Fuimos refugiados y nos acogieron. ¿No sería justo que, ahora que estamos capacitados para otorgar refugio, tuviésemos una legislación que facilitara la obtención de asilo para quienes la necesitan?

Pero nuestras leyes no parecen ir por esos caminos. No solo olvidamos nuestro pasado, sino que interpretamos nuestros compromisos internacionales al respecto siguiendo la línea más dura y estrecha que dificulta en demasía el que los refugiados obtengan asilo entre nosotros.

Por eso la Fundación Sur se adhiere al Manifiesto de CEAR y solicita vuestra colaboración para que la nueva Ley de Asilo se elabore en defensa del derecho de asilo y la dignidad de los refugiados.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios