En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Turismo y pobreza en África: ¿Conflicto o Cooperación?, un informe de Ramón Arozarena
...leer más...
La Encíclica “FRATELLI TUTTI” leída por un Misionero de África
...leer más...
Misión y promoción social
...leer más...
Informe de economía solidaria 2019: Economía y personas
...leer más...
Informe "África 2020: Transformaciones, movilización y continuidad", por Fundación Alternativas
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Denunciado el gigante petrolero francés TOTAL
...leer más...

5.6 toneladas de cannabis incautadas en Marruecos
...leer más...

Qatar renueva su compromiso con el apoyo a la democracia y las instituciones de Somalia
...leer más...

Sudán, tercer estado árabe en reconocer a Israel
...leer más...

La Conferencia Episcopal de la RD Congo denuncia amenazas de muerte contra dos obispos
...leer más...

El candidato de la oposición gana las elecciones presidenciales de Seychelles
...leer más...

Asaltada la embajada de Guinea en Senegal
...leer más...

Un atleta ugandés gana el Campeonato Mundial de Medio Maratón
...leer más...

Escasez de agua en el norte de Namibia
...leer más...

Líderes regionales apoyan la flexibilización de la ley de aborto en Malaui
...leer más...

Cierre de carreteras en Sudán debido a las protestas por la crisis económica
...leer más...

Al menos 17 muertos tras el colapso de una iglesia en Ghana
...leer más...

El cricket sudafricano podría ser suspendido temporalmente de las competiciones internacionales
...leer más...

La CENI da los resultados provisionales de los votantes guineanos residentes en paises africanos
...leer más...

La sociedad civil de Guinea pide a la comunidad internacional que se respete el resultado de las urnas
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
En los últimos 10 años los ataques yihadistas en África se han multiplicado por seis, por Marco Cochi
...leer más...
Los gorilas y el coronavirus, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Piedad Córdoba Ruiz, la afrocolombiana más grande del siglo XX, por Licenia Salazar
...leer más...
Binti: los okapis congoleses y el racismo europeo, por Sebastián Ruiz Cabrera
...leer más...
Perspectivas demográficas mundiales para el siglo XXI, por José Antonio Barra Martínez
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Opinión >

-

Barney Walsh

Profesor de Seguridad, Liderazgo y educación para el desarrollo en el African Leadership Center, King’s College London @ALC_KCL. Sus intereses de investigación incluyen la economía política de Uganda, las relaciones entre China y África, la integración de África Oriental y la seguridad en la región de los Grandes Lagos. Barney es mentor en los programas de becas ALC y editor gerente de la Revista de Liderazgo y Sociedades en Desarrollo de ALC.

barney.walsh@kcl.ac.uk

Ver más artículos del autor

Un punto de inflexión para los lazos África-China
19/06/2020 -

Abril podría haber sido un verdadero punto de inflexión para los lazos África-China, pero no fue así. En lugar de utilizar el maltrato de africanos en China como una oportunidad para adoptar una postura más asertiva, los líderes africanos lo dejaron pasar.

El mes pasado, las redes sociales se llenaron de imágenes de autoridades en China que maltrataban a residentes africanos. En la ciudad de Guangzhou, inmigrantes africanos fueron desalojados de sus apartamentos y se les negó el acceso a restaurantes. Un McDonald’s colocó un aviso que decía "negros no pueden entrar".

La reacción en África fue de gran indignación. #ChinaMustExplain marcó tendencia cuando algunos llamaron a sus gobiernos a cerrar embajadas chinas, deportar a ciudadanos chinos y retirar a sus embajadores de Beijing.

Los gobiernos africanos se apresuraron a responder. Algunos ministros hicieron declaraciones en Twitter, mantuvieron reuniones e insistieron en que no tolerarían tal comportamiento. Los analistas escribieron sobre una "ruptura sin precedentes" en las relaciones entre África y China.

Sin embargo, con la misma rapidez como había comenzado, así se apagó el furor. El 12 de abril, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China hizo un anuncio en el que no se disculpó explícitamente, pero insistió en que tenía "tolerancia cero para la discriminación" y que "estaba trabajando rápidamente para mejorar su método de trabajo". Poco después, dirigentes de toda África sugerían que consideraban resuelto el asunto.

El ministro de Relaciones Exteriores de Nigeria, por ejemplo, elogió al gobierno chino por su respuesta a lo que describió como incidentes "desafortunados". Moussa Faki, presidente de la Comisión de la Unión Africana, explicó que el ministro de Relaciones Exteriores de China "me tranquilizó sobre medidas en curso en Guangzhou para mejorar la situación de los africanos".

Momentos de crisis

Al tratar el episodio como una anomalía causada por funcionarios locales, líderes de Beijing y de capitales africanas pudieron restablecer rápidamente sus relaciones de alto nivel. Las relaciones entre China y África están impulsadas por estas conexiones a través de las cuales los ministros en el continente ofrecen recursos a sus contrapartes chinas para la desesperadamente necesaria mega estructura. Otras características de partenariado, como los intercambios de persona a persona, la búsqueda de votos en las Naciones Unidas y el acceso a nuevos mercados, fluyen de esa negociación a nivel de élite central.

La agencia de líderes Africanos en esta dinámica es compleja y de múltiples capas. Algunos aprovechan activamente de la presencia de China para sus propias agendas. Sin embargo, en general, los países africanos tienen una posición mucho más débil de negociación. Expertos y activistas en el continente vienen pidiendo desde hace tiempo a sus gobiernos que adopten una postura más colectiva y asertiva hacia su muy poderoso socio.

El "Guangzhou moment", que se produjo en medio de la pandemia mundial, ofreció una buena oportunidad de hacerlo realidad. Mientras que el papel de los líderes suele ser gestionar los procesos cotidianos, las crisis interrumpen los patrones ordinarios y proporcionan ocasiones para un liderazgo activo para transformar sociedades y relaciones. La definitoria crisis de época provocada por la COVID-19 está creando un gran número de esos momentos para un potencialmente significativo cambio.

Una oportunidad perdida

La repentina indignación en todo el continente por la discriminación contra africanos en China fue una de esas oportunidades. Después de todo, a pesar de todo su rechazo a las críticas, el gobierno chino es muy consciente de la importancia de la imagen. Reconoce que una parte importante de su atractivo en África se basa en ser visto como una Gran Potencia más amistosa que los imperialistas de ayer. Es por eso que pone tanto énfasis en los escenarios de "cooperación sur-sur" y "ganar-ganar".

Con un liderazgo activo y la acción colectiva, los gobiernos africanos podrían haber denunciado la hipocresía de Beijing y exigido un cambio en sus relaciones. Los jefes de Estado podrían haber hablado públicamente, de una manera respetuosa no antagónica, a fin de señalar a sus propios ciudadanos y a Beijing que el incidente fue una prioridad de capital importancia. Las embajadas y los ministerios africanos podrían haber establecido nuevas estructuras de comunicación a través de las cuales sus ciudadanos en China podrían dar a conocer sus quejas. Esto habría indicado también que los gobiernos africanos toman en serio cómo se trata a sus ciudadanos en el extranjero. Con acciones como estas, los líderes africanos podrían haber comenzado a utilizar las percepciones locales sobre China como una herramienta más efectiva en sus relaciones con Beijing.

En cambio, se perdió la oportunidad y se restablecieron las relaciones, al menos para las élites. Si bien los líderes políticos pueden haber sido perdonados y olvidados, no es lo mismo para muchos otros en África. Tras la inacción de sus gobiernos, las frustraciones de algunas personas se convirtieron en animosidad y violencia.

Los llamamientos a la acción diplomática se convirtieron en una ira más virulenta contra los ciudadanos chinos y demandas como #DeportRacistChinese. Unos días después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Nigeria sugiriera que el asunto estaba resuelto, manifestantes en el estado de Ogun incendiaron tiendas y fábricas de propiedad china gritando "ya basta, estamos cansados del desprecio".

Coordenada no sometida

Las relaciones con China son cruciales para las economías de muchos países africanos. Quizás se volverán aún más cruciales después de la pandemia de la covid-19 y la recesión. Esto puede haber condicionado las respuestas de unos gobiernos temerosos de enfadar a China durante las conversaciones en curso sobre remisión de la deuda.

Con un liderazgo más activo y con mayor visión de futuro los gobiernos africanos podían haber aprovechado la oportunidad ofrecida por sus ciudadanos, a través del continente y más allá del continente, unidos en el despecho ante las escenas de Guangzhou. Podían haberse dado cuenta que ahora no era el momento de someterse, sino de coordinar como un bloque más unido. Un momento para reubicar el continente con el apoyo de sus poblaciones.

En cambio, los líderes priorizaron sus relaciones de nivel de élite con sus contrapartes chinas. Esto no fue solo una oportunidad perdida, sino que ha profundizado las divisiones entre ellos y sus propios ciudadanos, quienes habrán notado cómo su violenta ira forzaba una respuesta de sus líderes, pero nada más.

Barney Walsh

Fuente: African Arguments

[Fundación Sur]


Artículos relacionados:

- El Ministerio de Relaciones Exteriores de Gambia lamenta el abuso denunciado de africanos en China

- La precaria situación de los africanos en China amenaza su relación con África

- China niega que quiera endeudar África

- La billonaria inversión china en África

- La industria del té de África Oriental ve a China como fuente de nuevos ingresos

- ¿Está Kenia cambiando su estrategia económica con China?

- China y su papel en África

- Las protestas en Gambia muestran la tensión alrededor de la inversión china en África

- ¿Por qué África ama a China? (parte 2/2)

- ¿Por qué África ama a China? (parte 1/2)

- China en África: ¿Diablo o Ángel?

- Estrategia de China en África

- Para el 63% de los africanos la influencia de China sobre el continente es positiva

- China mantendrá el apoyo militar a la Unión Africana

- La presencia de China en los conflictos africanos

- China y su relación con África: ¿nueva metrópoli del siglo XXI?

- La mosca de la arena lleva la Leishmaniasis Visceral a los condados semiáridos de Kenia y Uganda

- Comienza en Kenia el juicio por el asesinato de la empresaria Monica Kimani

- Kenia cierra indefinidamente la frontera con Somalia

- Kenia prohíbe la pesca cerca de la frontera con Somalia

- Somalia niega la acusación de Kenia de haber subastado reservas petrolíferas

- Disputa fronteriza entre Somalia y Kenia

- Kenia construye un muro en la frontera con Somalia

- Kenia abre las fronteras con Somalia

- Las fronteras marítimas en África: el 70% no están claramente definidas

- Somalia desafía a Kenia por los bloques de petróleo, y con razón

- Guerra de Somalia: un resultado continuo de la política exterior de Estados Unidos

- ¿Por qué Kenia es un objetivo principal para los ataques terroristas?


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios