En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Percepción de la discriminación por origen racial o étnico por parte de sus potenciales víctimas en 2020
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Ruanda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Uganda
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : República Democrática del Congo
...leer más...
Crónicas políticas del África de los Grandes Lagos 2019 : Burundi
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los activistas perseguidos de la Cabilia se organizan
...leer más...

Solidaridad en tiempos de covid-19: Argelia y Túnez
...leer más...

Nuevos casos de covid-19 en Seychelles
...leer más...

Enfrentamientos tribales dejan más de 80 muertos en Sudán
...leer más...

Los líderes cristianos de Nigeria piden al presidente Buhari que proteja al obispo católico de Sokoto
...leer más...

Los misioneros advierten sobre la escalada de violencia en la República Centroafricana
...leer más...

Un atleta de Burkina Faso logra el record mundial de triple salto en pista cubierta
...leer más...

Estados Unidos pide que se investiguen las elecciones en Uganda
...leer más...

Alemania cancela la votación sobre un mayor impulso en la desescalada de Sahara Occidental
...leer más...

Enfermos de covid-19 se saltan las restricciones en Namibia
...leer más...

Sudán reitera las violaciones territoriales de Etiopía en la frontera compartida
...leer más...

La congresista Ayanna Pressley explica por qué evitó la habitación segura del capitolio durante el asalto al edificio
...leer más...

Egipto completará la conexión electrónica de todos los puertos marítimos, aéreos y terrestres a finales de junio
...leer más...

Las Noticias de la República Democrática del Congo (2021-01-01 / 2021-01-15), edición quincenal en francés de Luc de l’Arbre
...leer más...

Yoweri Museveni reelegido presidente de Uganda para un sexto mandato
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El potencial de Yibuti como la principal plataforma logística para el comercio exterior africano, por Carlos Luján Aldana
...leer más...
Francisco Giménez Bernabé: Los últimos años de la colonia en Guinea Ecuatorial, por Roge Blasco
...leer más...
Estados Unidos de Ahora, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
¿Es posible reducir la pobreza durante una crisis sanitaria?, por Bartolomé Burgos
...leer más...
Porque The Economist nombró a Malaui como país del año, por Marco Cochi
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Editorial >

Tú eres un “sin papeles”, una “ilegal”, un “refugiado”.

[ MP3 | 1.3 MB ]

29/11/2016 -

La gran mayoría de las personas, que se ven obligadas a salir de su familia y país, a causa de las guerras, de la violencia y del hambre, emigran a otros países africanos o llegan hasta nuestros países europeos y se encuentran con estas etiquetas e insultos: “tú eres un sin papeles”, “una ilegal”.

Estos prejuicios e ignorancia no les permiten distinguir entre “tener o no tener papeles” y “ser un ilegal”.

Se descalifica a las personas que buscan refugio, dignidad y oportunidades, diciendo que cualquier persona que busque refugio es “ilegal”, implicando que ha cometido ofensas, y que es un indeseable. Rechazamos a la persona, sencillamente porque no “tiene papeles”.

En la Declaración Universal de los Derechos humanos (1948), leemos:

Artículo 1. “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.” Artículo 3. “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.”

Respecto al Derecho de asilo, el artículo 1 dice: “En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país.”

Los misioneros-as hemos tenido la suerte de ser acogidos con cariño, respeto y generosidad en todos los países de África. Somos afortunados-as por haber gozado la acogida, bondad y generosidad de tantos pueblos y culturas africanas. Estoy seguro que los que habéis visitado algún país africano, sabéis de qué estoy hablando.

Cuando las personas africanas se ven obligadas a abandonar su familia, tierra, país y continente, llegan a nuestras fronteras de Europa, y encuentran vallas y rechazo. Si saltan los muros, se les lleva a los Centros de Internamiento (CIES), donde reciben un trato inhumano, de rechazo y hasta peor que en la cárcel, como si de criminales se tratara.

Hemos conocido testimonios escalofriantes de refugiados-as, que han sufrido abusos brutales y crueles, durante todo el camino, desde que salieron de su país de origen. Mujeres que han sufrido violaciones masivas que destruyen sus cuerpos, su mente y su dignidad. Muchas fallecen a causa del sida y heridas, sufridas en el camino.

Son siempre las personas más vulnerables, como las niñas y las mujeres, las que sufren la tortura de violaciones, violencia, inseguridad y abusos de su dignidad.

Las personas que buscan refugio necesitan en primer lugar: respeto, acogida, trabajo y oportunidades, aunque temporalmente requieran ayuda y asistencias. Los inmigrantes y refugiados de África y de otros continentes tienen una gran aportación humana, personal, social y profesional, que pueden, desean ofrecernos y que necesitamos.

No podemos dejar de ser humanos y acogedores, para nuestro propio bienestar y para alegría de los que llegan. Es beneficioso para todos, abrir las puestas, la mente y corazón a las personas que buscan refugio en nuestra tierra. Recordemos que también los Españoles hemos sido migrantes a lo largo de la historia.

Muchas personas buscando refugio, trabajo y oportunidades, se encuentran con el muro de la “superioridad” europea o americana, que delata nuestros prejuicios y arrogancia, y a veces hasta nuestro racismo. Algunos líderes políticos son fundamentalistas y quieren atrincherar sus países dentro de murallas.

Una parte de nuestras sociedades europeas mira a los refugiados e inmigrantes, como “enemigos”, pensando que nos quitan el trabajo. En realidad, realizan tareas que nosotros no podemos hacer, como cuidar a nuestros mayores, traducción oficial entre lenguas africanas y europeas, o no deseamos hacer, como trabajos de limpieza.

Los refugiados e inmigrantes africanos y otros, encuentran también un trato irrespetuoso por parte de algunos funcionarios del gobierno, cuando les piden los papeles o los interrogan, por la calle o en cualquier lugar. Además encuentran que algunas discotecas y restaurantes no les dejan entrar, por el color de su piel y por sus propios prejuicios.

En toda sociedad, y especialmente en la española, necesitamos a las personas que llegan de otros continentes y culturas, para humanizarnos, cuidarnos y ayudarnos a ser más interculturales, para trabajar y para apreciar la riqueza de la diversidad.

Toda sociedad moderna, educada y responsable, debe ser capaz de integrar a todas las razas, culturas, religiones y experiencias, para conocerlas, respetarlas, trabajar juntos y apreciar la riqueza mutua, porque este Planeta es de todos.

El continente europeo necesita África con su sabiduría ancestral, su joven e increíble potencial humano, así como sus inmensos recursos naturales y minerales. De hecho Europa necesita África, más de lo que África necesita Europa y Occidente.

La interculturalidad y la globalización son algo permanente en nuestro estilo de vida actual. Y como sucede con todos los nuevos elementos en la sociedad, pueden servir como oportunidad para integrar y promover un desarrollo sostenible y una convivencia armoniosa, o pueden también causar divisiones, exclusivismos y hasta violencia.

Si sabemos aprender de la historia, y promover integración y responsabilidad social, seremos capaces de construir una sociedad donde todas las personas vivan con dignidad, respeto mutuo y trabajen juntas para el Bien Común.

Necesitaríamos además líderes íntegros, como Nelson Mandela, y una política económica profundamente humana y orientada al Bienestar social.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios