En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
El candomblé y el tiempo, por Reginaldo Prandi
...leer más...
Estrategia para un objetivo preciso: el pueblo, sujeto soberano de la democracia, por Benjamín Forcano
...leer más...
La miopía política de España en el Sáhara y el surgimiento del Frente Polisario
...leer más...
Consecuencias de la decisión de Trump de reconocer la soberanía marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental
...leer más...
Neocolonialismo: Desarraigo cultural y dependencia en la República del Congo (parte 2/2)
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Los líderes de los derechos civiles se unen para exigir al Congreso de Estados Unidos la aprobación de la Ley de Justicia Policial George Floyd
...leer más...

El buque Artic Sunrise de Greenpeace atracará próximamente en Seychelles
...leer más...

Las fuerzas de seguridad de Ghana allanan el nuevo centro de derechos LGTBI+
...leer más...

La UE apoyará las estrategias de vacunación contra la covid-19 en África
...leer más...

Marruecos como ejemplo de desarrollo de las energías renovables
...leer más...

África oriental y meridional buscan fortalecer los lazos comerciales
...leer más...

Thuli Madonsela recibe el título de caballero francés por su lucha contra la corrupción
...leer más...

Varias iglesias atacadas en el norte de Nigeria
...leer más...

Los trabajadores de la sanidad sudafricana en huelga
...leer más...

En debate la adhesion de Marruecos, Túnez y Mauritania a la CEDEAO
...leer más...

La policía del Capitolio recuerda los horrores del 6 de enero
...leer más...

Somalia necesita urgentemente celebrar elecciones
...leer más...

La Constitución como piedra angular para hacer frente a los nuevos desafíos en Egipto
...leer más...

El gobierno de Uganda desmiente haberse vacunado antes que el resto
...leer más...

El candidato del partido gobernante vence en las presidenciales de Níger
...leer más...


Noticias

Inicio > Bitácora africana >
-

Salazar Ibarguen, Licenia

Optómetra Universidad de la Salle, Asesora Consultora en Salud, Magister en Gobierno Universidad Icesi. Especialista en Gestión de la Salud. Actualmente es Directora General Fundación FecSalud y es una de las Voceras de la Mesa Nacional de Mujeres Negras/Afrocolombianas. Como Investigadora Independiente de Asuntos Afrocolombianos ha propiciado la creación del Centro de Estudios Políticos y Sociales del Pueblo Afrocolombiano que consolida el trabajo que por más de once años ha realizado con el propósito principal de difundir las dinámicas inherentes a este grupo poblacional.

Ha sido Gerente de dos Hospitales Departamentales, Secretaria de Salud de Buenaventura y Villa Rica. Consejera para Asuntos del Pacifico Gobernación del Valle. Directora Administrativa Alcaldía Buenaventura. Optómetra práctica privada. Presidenta por 12 años de la única organización gremial en Salud en Buenaventura, ASOPSALUB.

Licenia Salazar, es reconocida como una de las mujeres que hacen más presencia en redes sociales como opinadora de asuntos afro en particular expresando sus posiciones en temas políticos y de las mujeres.

Ver más artículos del autor


Tengo un sueño, por Licenia Salazar

18 de mayo de 2020.

El 2008 fue un año inolvidable por varios motivos, inició mi vida como Investigadora de Asuntos Afro, Barack Obama un 4 de noviembre fue elegido como el primer presidente afroamericano, lo que representó uno de los días más felices en mi vida y tercero, por mi condición de Consejera de Asuntos del Pacífico de la Gobernación del Valle del Cauca, donde logré relacionarme con cuanta persona pude, busque a funcionarios, activistas, líderes sociales afro, y así pude interactuar con muchas personas del entonces Movimiento Social Afrocolombiano MSA.

Tuve un sueño en ese entonces, un sueño qué como derecho personal decidí trabajar para lograrlo y no paré desde ese entonces hasta hoy. Desarrollé acciones que pudieran llevarme algún día a participar activamente del MSA, espacio que la ley 70 de 1993 permitió reunir a las diferentes fuerzas e ideologías de los líderes y a todas las expresiones organizativas que a lo largo y ancho del país reivindicaban derechos integrales de las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras.

El MSA como tal no tiene dueños, al movimiento pertenecemos todas y todos quienes decidamos seguir el camino de reivindicación encaminado a proteger los derechos integrales de nuestras comunidades; el derecho a pertenecer a este movimiento es un derecho inherente a nuestra condición étnico-racial y es un derecho que unos pocos nos quieren arrebatar con la premura y con la insistencia de que sólo unos pocos tienen derecho a representarnos y a ser vistos como únicos liberadores de nuestras causas.

El MSA ha pasado de ser una gran esperanza reivindicatoria de derechos étnicos en los años 90 a una atomización en la década siguiente. Sonará presuntuoso para algunos, pero al iniciar el año 2020 un grupo de personas hemos decidido hacer el intento de convocar a todos los sectores, a los inolvidables protagonistas de la mayor conquista del pueblo negro, que fuera la ley 70, a activistas, políticos, estudiantes, mujeres, jóvenes, integrantes de los espacios de representación, empresarios, académicos, colectivos, para que entre todos nos re-pensemos frente a los nuevos retos que nos depara la vida y la pandemia del Coronavirus que nos llegó y reafirmó las carentes condiciones de vida de nuestros pueblos negros, acompañada esta emergencia sanitaria de infraestructura hospitalaria deficiente, saneamiento básico precario, altos niveles de desempleo y la credibilidad de nuestros mandatarios literalmente quebrantada.

Se hace necesario deponer nuestras diferencias, solo por ellos, por nuestras comunidades, por los que nada tienen más que la esperanza de mejor futuro, con carencias evidentes y que en sus vidas sus esfuerzos no son suficientes para tener unos mínimos que les permita vivir con dignidad.

Desde el 27 de agosto de 1993 cuando en Quibdó (Chocó) se promulgó la ley de comunidades negras, se generó a lo largo y ancho del país una expectativa, las comunidades negras de Colombia eran reconocidos como grupo étnico, era reconocido el derecho a la propiedad colectiva, así mismo se establecieron mecanismos para la protección de la identidad cultural y el fomento de su desarrollo económico y social aún sin reglamentar. Pero estos hechos muestran que ese esfuerzo de hace 28 años debe ser superado en esta época donde hay muchos más y fuerzas más potentes para enfrentar el racismo de estado/institucional/estructural.

Licenia Salazar

Santiago de Cali, 17 de mayo de 2020.

Original en: centrodeestudiospoliticos.blogspot.com



Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios