En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Aumenta a 46 el número de los casos del ébola en Congo
...leer más...

Las trenzas, identidad y rebeldía afro en Panamá
...leer más...

Sudán y Qatar analizan la implementación del proyecto del puerto de Suakin
...leer más...

El BMCE Bank of Africa galardonado por el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo
...leer más...

El gobierno de Uganda todavía no aprueba el reclutamiento de médicos cubanos
...leer más...

Los obispos piden diálogo para solucionar la crisis humanitaria en la zona anglófona de Camerún
...leer más...

Las asociaciones LGBT de Cabo Verde lanzan una petición a favor del matrimonio homosexual
...leer más...

Una línea de crédito española financia proyectos de salud en Angola
...leer más...

Se señalan algunas irregularidades en la jornada de votación del Referendum de Burundi
...leer más...

Eritrea renueva las acusaciones a Sudán, Etiopía y Qatar de apoyar a los grupos yihadistas
...leer más...

Naciones Unidas convoca un comité de emergencia sobre el ébola en República Democrática del Congo
...leer más...

La falta de combustible en Sudán provoca el aumento del costo y la escasez de agua y comida
...leer más...

Ha muerto la periodista marroquí María Latifi
...leer más...

Una facción rebelde de Sudán del Sur condena las amenazas de muerte del presidente contra el exjefe del ejército
...leer más...

El Real Fórum de Alta Dirección de España otorga el Master de oro al Presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang Nguema
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
El fotógrafo Mário Macilau explora nuevos lenguajes, por Wiriko
...leer más...
Extranjeros en su propia tierra, por Nestor Nongo
...leer más...
Inapropiados e inapropiables: ¿Puede el arte seguir siendo crítico?, por Literafricas
...leer más...
El mundo del despropósito, por Gaetan kabasha
...leer más...
Fisioterapia como alternativa a la mendicidad, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana


Rodríguez González, María

"María Rodríguez nació en 1989 en Baza (Granada). Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Málaga y realizó el Master en Relaciones Internacionales y Estudios Africanos en la Universidad Autónoma de Madrid. En noviembre de 2014 se marchó a Burkina Faso para comenzar a hacer periodismo freelance y desde entonces recorre los países de África occidental para intentar comprender y acercar esta parte del continente. Autora del blog Cuentos para Julia, donde escribe sobre África, sus experiencias y reflexiones, colabora con varios medios de comunicación como El Mundo, Mundo Negro y El Comercio (Perú), entre otros"



Ibrahim, por María Rodríguez

Me lo encontré en Burkina Faso, aquí –> En Ouagadougou, la capital. Yo acababa de regresar en bus del norte de Burkina, donde estuve unos días recopilando la información para escribir un reportaje sobre la amenaza yihadista en esta región de este país africano. Había tomado el bus a eso de las 13 horas, llegamos a la capital entre las 16-17 horas, ya no lo recuerdo. Los taxistas me gritaban -¡taxi!, ¡taxi!- y yo les respondía -no, gracias-, sin dejar de caminar y con una mochila a cada hombro. (...)

Fronteras, por María Rodríguez

Un cachorro de perro se calienta en una lumbre de fuego. Se encuentra justo detrás, alzado levemente, lo justo para guarecerse del frío al percibir el calor. La imagen es una fotografía perdida, sacar la cámara a eso de las ¿cinco, seis? – no lo recuerdo- de la mañana, cuando empieza a amanecer, en un puesto fronterizo entre Burkina Faso y Malí, no es la mejor idea. Causaría un alboroto. Nada sería como debería ser. Habría que dar demasiadas explicaciones en medio de la nada. Uno de los militares (...)

Abiyán, un curso intensivo de transporte público, por María Rodríguez

El pasado 31 de julio llegué a Abiyán, la capital económica de Costa de Marfil, un país costero de África occidental. Mi intención: conocer un país más de esta región del continente africano y obtener material para hacer algunos reportajes. Abiyán es una ciudad enorme. Está dividida en varias comunas o barrios, separados por una laguna que ralentiza la vida (atascos, atascos y más atascos) y a la que, en mi opinión, aún no han sabido sacarle su encanto… Para alguien que sigue siempre el mismo itinerario (...)

No soy valiente, por María Rodríguez

No soy valiente. La mayor parte del tiempo que paso en África estoy en zonas seguras, en las capitales de los países. Nunca he estado en una guerra esquivando balas. Nunca he dado un paso sin pensar al menos un plan A y un plan B, aunque sea en menos de un segundo. No duermo a la intemperie, no me apuntan directamente con una Kalashnikov. Lo más peligroso que hago es beber el agua del grifo o no poner el despertador por las mañanas. Bueno, y algunas veces contadas subirme al coche o la moto de (...)

Siempre nos quedará Tombuctú , por María Rodríguez

Mi abuelo paterno, que falleció cuando yo tenía 9 años, fue un buen comerciante. Dicen que el padre de mi abuelo también. Una vez me contaron que este señor a quien no recuerdo hasta el punto de no saber si lo conocí, vendía trajes para los señores. Cuentan que una vez, un cliente se veía el traje un poco grande. Entonces mi bisabuelo le agarró por detrás la chaqueta sin que el señor se diera cuenta y le dijo frente al espejo: “Pero mírese, ¡le queda estupendamente!”. Esta pequeña anécdota que he (...)

Notas y pinceladas desde Bamako, por María Rodríguez

En junio de 2016 en Bamako una descubre que tiene un poder mágico que desconocía: a los pocos minutos de salir de la ducha y sin necesidad de restregar con la toalla, hacer desaparecer todas las gotitas de agua que decoran el cuerpo. Eso podría pensar si no fuera porque lo que ocurre en realidad es que la media gira en torno a los 45 grados a la sombra, temperatura que tras casi tres semanas, mi cuerpo ya ha admitido, pues sabe que no le queda otra que aceptar que de ahora en adelante será (...)

Las cuatro ‘P’ del freelanceo en África, por María Rodríguez

Paciencia, Perseverancia, Pasión. Y Pesada. Seguro que hay más, pero estas serían cuatro de las ‘P’ del periodista freelance (para quien no conozca el término, quiere decir ‘por cuenta propia’). Las que he descubierto hasta la fecha. 25 de mayo 2016. Hace tres días llegué a Dakar. Dakar, la capital de Senegal, donde ya aterricé antes, hace justo dos años. Mi primer destino africano. Mis primeros pasos. Estoy de vuelta, pero no será por mucho tiempo, aquí voy a estar un par de semanas con un par de (...)

El cuaderno vacío de Mamoudou, por María Rodríguez

Mamoudou nació en 1952 en Niamey, la capital de Níger. En noviembre de 1977, con 25 años, partió al norte de su país para trabajar en las minas de uranio, mineral del que Níger es muy muy rico. Mamoudou estuvo trabajando allí hasta febrero de 2002 cuando, por fin, le dejaron irse. Ya había solicitado en otras dos ocasiones terminar de trabajar allí, sabía que no se encontraba bien de salud y que se debía a la radiactividad y toxicidad del uranio. Pero en aquellas dos ocasiones le negaron irse, aun (...)

De vuelta en España, por María Rodríguez

El catorce de junio aterricé en Barajas después de siete meses en el continente africano (entre Burkina Faso, Ghana y Níger). La línea 9 del metro de Madrid yendo hacia el norte ya no terminaba en Mirasierra sino en Paco de Lucía pero el escaparate de la tienda de ropa de al lado de casa de mis padres en Baza (Granada) sigue con la misma fotografía de la señora con el pañuelo en la cabeza y la camiseta de rayas blancas y azul marino. Las cosas han cambiado pero todo sigue igual. A mi hermano le (...)

La “suerte” de Bakondo, por María Rodríguez

La mirada de Bakondo dice mucho pero para saber qué ocurrió tengo que preguntarle. Está postrado en la cama del hospital con la mirada hacia dentro. Con la tristeza en todo el rostro que se expande de su cabeza a la planta de sus pies. Me duele hacerle recordar aquello que pasó cuando Boko Haram llegó a su pueblo disparando a cualquiera que se cruzara en su camino y más tarde se divirtieran llamando una a una a las personas presentes para pegarles un tiro después. Bakondo tuvo suerte, una suerte (...)

Con los pies en Nigeria, por María Rodríguez

Cuando estuve en Diffa, sur de Níger(del 14 al 20 de mayo), para después contaros la realidad que viven las miles de personas que han huido a Boko Haram me hablaron de un puente. El puente, el puente. Escuchaba hablar de él todo el rato. Según me contaban, se trata del único puente que hay para cruzar el río que separa Níger y Nigeria en esa zona y por donde el grupo yihadista intentó entrar el pasado 6 de febrero. Ese día Boko Haram atacaba en Níger a la misma hora también en la ciudad de Bosso (a (...)

Desde el cielo de Níger, por María Rodríguez

Hoy me subí por primera vez a un avión después de llegar a Burkina Faso en noviembre para comenzar esta aventura de periodista freelance (independiente). No, no fue para dirigirme a España a la que ya le tengo ganas: una cervecita y una tapa, una semana de playa con la familia, una salida nocturna por las calles de Madrid, aunque solo sea para respirar la ciudad. Y quien sabe si, después, para salir corriendo. No, el avión lo cogí en Niamey, la capital de Níger, donde me encuentro desde hace más (...)

Carta a Julia desde Niamey, por María Rodríguez

Carta escrita el 12 Abril 2015 Querida Julia, Hace cuatro días llegué a Níger. Llevaba pensándolo desde hace mucho tiempo, materializándolo desde enero y atando cabos para hacerlo real hace un par de semanas. Llegué pensando que encontraría algo similar a Burkina Faso pero se nota que es otro país diferente. Las calles son similares pero la pobreza es más visible, el color naranja también predomina pero no es tierra lo que pisamos sino arena. Yo creía que el desierto comenzaba más arriba, más al (...)

Nuevo destino, por María Rodríguez

9 de abril 2015. A las 3 de la mañana sonó el despertador. A las 3:30 mi compañero de piso me esperaba en la puerta como si fuera una cita importantísima, como si él mismo no pudiera llegar tarde. Ahí, metiendo presión. Él colocó mi mochila verde que a cada viaje va más vacía en la parte delantera de la moto. La pequeña que utilizo para guardar el ordenador, la cámara, papeles básicos como pasaporte y billetes (de avión/autobús/dinero), cables mil, un par de libretas, varios bolígrafos y algún paquete de (...)

Come, que los niños de África no tienen qué comer, por María Rodríguez

Cuando éramos pequeños nuestros padres y abuelos y todos, nos decían: “Cómete toda la comida que hay en el plato que los niños de África no tienen qué comer” o parecido. Así, como si esa acción fuera a servirles a ellos de algo, fuera a alimentarlos. Mi lógica infantil e inocente creía que por cada plato que yo me comía, alguien en África comería también. Si no, ¿para qué iban a estar diciéndome que me lo comiera? Por entonces creía en la magia, en los duendes, las hadas, los poderes mágicos y el (...)

Muchos árboles y unos cuantos policías corruptos, por María Rodríguez

– ¿Podría decirme, por favor, qué camino debo tomar desde aquí? –Eso depende, en gran medida, de a dónde quieras ir. –Eso no me importa mucho –Entonces no tienes problema con el camino que cojas –Con tal de que llegue a alguna parte… –Oh, seguro que lo harás con tal de que camines lo bastante. Esta es la conversación de Alicia con el gato de Cheshire en la famosa obra de Charles Lutwidge Dodgson, más conocido por su seudónimo de Lewis Carroll. Un diálogo que define bastante bien ese viaje de dos días (...)

La historia tras el reportaje, por María Rodríguez

Estoy pensando en el sonido de su cámara, en su manera de disparar y decidir a qué (o quién) y cuándo. No sólo hay muestras de su personalidad en cada detalle, sino que además es un grande. Que él lo sepa (o no) no es importante, lo que verdaderamente importa es que no se rinde, insiste y tiene claro lo que quiere: que el fotoperiodismo sea su medio de vida. Y lo será, “a pesar del rechazo y las ínfimas probabilidades” como dice el loco de Bukowski, “y será mejor que cualquier cosa que pudieras (...)

África no es pobre, por María Rodríguez

Dicen que África es pobre. Lo dicen las estadísticas. Lo dice la tele, las ongs… lo vemos nosotros mismos cuando vemos imágenes o llegamos al continente y vemos calles sin asfaltar y carreteras llenas de baches, cuando vemos a los niños comidos de tierra de arriba abajo y con los mocos colgando y cuando vamos a un pueblo y nos ofrecen arroz con arroz y en definitiva observamos que su dieta no es muy variada. También cuando nos dicen que no tienen los medios suficientes para no morir por malaria, (...)

Bendita luz, por María Rodríguez

Y me vine a Ghana, así porque quise. Y, sin quererlo, el viaje a Accra no fue sólo para descubrir otro lugar de tantos que desconozco en este mundo sino, además, para perderme en mi misma y buscarme en aquellos recovecos a donde no llegaba la luz. La luz ¡Bendita luz! Me parece hasta paradójico escribir esto desde Accra cuando si algo tengo que destacar de este viaje es que echo de menos la electricidad, que gire el ventilador en mi habitación cuyas ventanas que no dejan pasar la luz tampoco (...)

Ese gran cartel, por María Rodríguez

Hace cuatro días que llegué a Ghana. Después de un viaje que comenzó la mañana del jueves desde Uagadugú y continuó hasta la mañana siguiente, el autobús entró en la capital, Accra, y llegó a la estación donde a la entrada se veía un gran cartel con el nombre de la compañía: IMPERIAL EXPRESS. En el autobús no era la única blanca. Una señora alemana que tiene una agencia de viajes en Bamako (Malí) hacía también este viaje. Nos presentamos cuando en la frontera de Ghana nos dijeron que rellenáramos juntas un (...)

La Navidad que me perdí en Burkina Faso, por María Rodríguez

Este año la Navidad me la perdí. Al menos tal cual la conocemos en España: la fiesta de comer hasta hartarse (en breve las revistas de belleza nos dirán como perder esos kilitos de más), de encontrarse a la mesa los más suculentos manjares y de gastar y gastar en regalos, para la noche del 24, el amigo invisible, la cena de empresa, la comida con los compañeros de clase, la fiesta de año nuevo y los Reyes Magos (que piden unas comisiones que no veas…). Ya sabía que ocurriría cuando el 12 de (...)

Etnias, razas, tribus y otros conflictos léxicos, por María Rodríguez

(OPINIÓN) Estaba leyendo tranquilamente un artículo sobre la suspensión en Darfur (Sudán) de las investigaciones de la Corte Penal Internacional cuando en el párrafo cuarto me encuentro esto: “El conflicto de Darfur se remonta a 2003, cuando los rebeldes de etnia africana negra […]”. Un momento, “¿etnia africana negra?” Pero, ¿eso existe? ¿Qué es una etnia? ¿Qué es una raza? ¿Y una tribu? Muchas veces estos términos son utilizados como si fueran sinónimos. Pero, ¿lo son? Se trata de un debate muy arduo, (...)

Mi amor platónico, por María Rodríguez

Su nombre: Thomas Sankara. Thomas Sankara es una excusa para hablar de amor y de África. O quizás estar en África y pensar en el amor la excusa para hablar de él. No puedo estar en Burkina Faso y no hablaros de Thomas Sankara, un militar que con tan sólo 33 años dio un golpe de estado con su mejor amigo, Blaise Compaoré, al gobierno de Burkina Faso en 1983 y tomó el poder para implantar una revolución que aún tiene eco. No lo conocí, en aquel entonces, yo aún no había nacido. Pero si hablamos de (...)

La ciudad con nombre impronunciable, por María Rodríguez

Este es su billete de Madrid a Casablanca- me indicó el señor que facturaba las maletas en el aeropuerto de Barajas. –Y este el de Casablanca a… -se quedó mirando el nombre y finalmente dijo- a la ciudad con nombre impronunciable-. Más aún cuando la ves escrita en francés: Ouagadougou. En español la ciudad con nombre impronunciable es: Uagadugú. Cuando el sol se empieza a ocultar todo el mundo vuelve a casa. Es en ese momento cuando la tierra se levanta en la capital de Burkina Faso y el polvo y la (...)

Me voy... a Burkina, por María Rodríguez

Quiero Burkina- le dije a un amigo hablando por Facebook. –Y yo sushi- me respondió él. Cuando pocos días después le dije que me había comprado el billete de avión para este domingo, 16 de noviembre, a Burkina Faso y que ya tenía el visado comprendí aquella respuesta -Creía que no hablabas en serio-, me dijo. Pero sí, iba en serio. Me voy a Burkina Faso a intentar trabajar de lo que me gusta: periodismo freelance (porque lo de corresponsal parece ser que está pasando a la Historia…) en África. (...)

Lo que pasa en África importa, por María Rodríguez

Recuerdo que, cuando era pequeña, comenzamos a hablar en una comida familiar sobre la teoría del efecto mariposa. Según esta teoría “el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo”. Me dijeron que esa teoría a nivel científico no era cierta. Y yo, que no entiendo de física, no sé si lo es pero para mí ejemplifica muy bien la realidad de lo que ocurre en este mundo conectado y globalizado. Los faraones y habitantes de la primera gran civilización egipcia fueron (...)

Cuidado, qué viene el ébola!, por María Rodríguez

Lo que ocurrió este verano con los supuestos de ébola en España, que si un caso por allí y otro por allá, con el llamado por el periodista José Naranjo,‘diagnóstico racial’ por el cual “si eres negro y tienes un poco de fiebre y te duele un poco la garganta, ten cuidado si vas al hospital”…, me recuerda al cuento del pastor que gritaba todo el tiempo “¡Cuidado! ¡Qué viene el lobo, qué viene el lobo!”. Al final la gente se cansó de escuchar siempre lo mismo y cuando vino el lobo nadie se lo creyó. La (...)

África merece seguir siendo contada, por María Rodríguez

Si algo me gustaba era la arena. Dakar, la capital de Senegal, tenía mucho asfalto. Pero si buscabas la arena la encontrabas. Aquí en España es más complicado. Hace un mes regresé de Senegal y desde entonces no ha habido un solo día que no haya querido regresar. No me gustó coger ese avión pero espero que otro me lleve de vuelta pronto. En Senegal me dejé muchas cosas sin contar. No hablé de los marabouts, ni de los niños talibé. Tampoco hice una entrada sobre las mujeres, de cómo se organiza la (...)

Cassée la senegalesa, por María Rodríguez

Cassée, que quiere decir ‘Rota’ en francés (el idioma que dejaron los franceses en Senegal, su excolonia), es una chica especial. Senegalesa de nacimiento, con genes visualmente africanos pero de costumbres toubab (nombre que se da a los blancos en Senegal). Fue encontrada en una de las calles de Saint-Louis (una ciudad costera del norte de Senegal) por una cooperante española cuando no tendría más de un mes. Los niños le decían “¡quédate al perrito, quédate al perrito, llévalo a casa y dale de (...)

Maimouna y mis otros amigos, por María Rodríguez

Tenemos un pacto. Cada vez que quiero entrar sabe que encenderé primero la luz como aviso y después abriré la puerta que hace un ruido atronador y nos veremos. En ocasiones nos quedamos mirándonos la una a la otra, pero Maimouna, la salamanquesa con la que comparto cuarto de baño, en lugar de dar vueltas sin sentido ante tal acontecimiento comprende que es una zona compartida y que en ese momento me toca a mí. Se esconde detrás de las grotescas tuberías que sin disimulo alguno decoran el cuarto (...)

Tenga en cuenta antes de viajar… vivir África, por María Rodríguez

Antes de comenzar y entrar en materia debería advertir con la frase “No hagan esto en casa” y comportarme como un ministerio de la sanidad que te sugiere determinadas conductas no sólo para disminuir considerablemente la probabilidad de que caigas enfermo durante tu viaje sino también para no decir luego que no te lo advirtió. De este modo evito la responsabilidad de que la persona que siga mis consejos caiga enferma por mi culpa. Empero, siendo consciente de que cada cuerpo es un mundo y cada (...)

En África se come, por María Rodríguez

Pocos días después de aterrizar en Dakar se desvaneció un mito que tenía yo de África: que no se vendía chocolate. Creía que al hacer calor se derretía, al cortarse la luz y apagarse las neveras su conservación era toda una odisea y que, por eso, lo más inteligente era no tener chocolate por estas tierras. Todo esto, a pesar de que África es el continente de donde más se obtiene el cacao, materia prima del chocolate, sobre todo de Costa de Marfil y Ghana, pero también de otros países como Nigeria, (...)

A la caza de un colchón, por María Rodríguez

Ya me habían conseguido un lugar para quedarme. Una habitación de alquiler en un piso compartido con tres personas, cooperantes. Dos de ellos llevan aquí ya cuatro meses y la otra persona tres. Y como parece ser que es la norma por estas tierras africanas, el piso lo alquilaron totalmente vacío. Y cuando se dice totalmente vacío la expresión incluye también electrodomésticos e incluso los fogones para cocinar. Así que cuando llegué yo no tenía colchón por lo que, para mi, sin ningunas ganas de dormir (...)

Viaje al “África profunda”, por María Rodríguez

Es una expresión a la que se recurre en ocasiones: “el África profunda”. Yo no sé si se refiere a los pueblos “perdidos de la mano de Dios” o si tal vez se trata de perderse en un bosque o una selva tropical del África central u otro punto del continente. Se considera “profundos” a aquellos lugares que ya no son la capital o una ciudad, los llamados poblados o aldeas, sustantivos que invitan a pensar en las imágenes clásicas que tenemos sobre África: chabolas de paja, familias enormes, el pozo de agua (...)

La fauna salvaje africana, por María Rodríguez

Hace ya poco más de un año que estuve trabajando de camarera en Inglaterra. Un día una compañera del trabajo (que no era española) me preguntó: “María, which is your dream?”, a lo que respondí: “My dream is go to Africa”. Ella respondió con cara de sorpresa y con un “Why? Do you like the animals?”. Mi cara de sorpresa fue aún mayor que la suya. La fauna salvaje de este continente ha estado en alguna que otra de mis conversaciones. Antes de venir a Senegal recuerdo dos. En la primera me decían: “haz fotos (...)

África da miedo, por María Rodríguez

Antes de venir a Senegal me dijeron frases como “estas loca, África es peligrosa” y en ocasiones a esta frase se incluía el “qué valiente eres” (¡!). Escuché otras como “¿vas a dormir en una cabaña, de esas, africanas?”, “¿y tú sabes hablar africano?”, “¿hay guerra en el lugar en el que vas a estar?”. Una de mis hermanas llegó a decirme a dos semanas de irme algo así como “no te he preguntado nada porque no quiero saber dónde te vas a meter…” Todas estas preguntas muestran la visión que tenemos de este (...)

Dakar o el Gran Villaricos, por María Rodríguez

La primera impresión es similar a cuando llevas mucho tiempo viendo en fotos la torre Eiffel o imágenes míticas similares en fotos, vídeos y postales. Una vez la ves piensas, “eres igualita a las fotos”, con la diferencia de que en ese momento tú estás dentro de esa fotografía. Con Dakar, la capital de Senegal, me ha ocurrido algo similar. Mi imagen preconcebida es prácticamente lo que he encontrado aquí y en cierta medida me resulta familiar. (Creo que en otra vida fui africana y vivía en una zona (...)

Los conflictos (llamados) étnicos en África , por María Rodríguez González

Publicamos en Blog Académico "Los conflictos (llamados) étnicos en África ", que fue el trabajo final para el "Experto en Inmigración, Multiculturalismo y Derechos Humanos de la fundación UNED" de María Rodríguez González, licenciada en periodismo por la Universidad de Málaga . Muchas veces se etiquetan como conflictos étnicos lo que en realidad tiene un origen económico, social. o de lucha de poder político, como maría Rodríguez nos dice en la introducción (...)