En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
imforme INFANCIA MIGRANTE " Derechos Humanos en la Frontera Sur 2019:, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía-APDHA
...leer más...
Transiciones posconflicto y justicia transicional en Uganda, por Lázaro Bustince
...leer más...
Visión de UNITA del estado de Angola
...leer más...
Alemania reconoce su genocidio en Namibia, por Carlos Font Gavira
...leer más...
África en la agenda externa de la administración Macri (junio 2016 - junio 2017), por Carla Morasso
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Naufraga una embarcación con inmigrantes subsaharianos con destino a Canarias cerca de la costa mauritana
...leer más...

UNICEF actúa contra la emergencia climática y lucha por la educación en Costa de Marfil
...leer más...

Aumenta de forma alarmante el número de secuestros en Reunión
...leer más...

450.000 alumnos de primaria se someten a un examen ocular en Egipto
...leer más...

Viajero keniano demanda a Lufthansa por negarle el uso de su bastón
...leer más...

El secretario general de Koilou, en República del Congo, ha muerto
...leer más...

El presidente de la FIFA visita Madagascar
...leer más...

Global Fund recauda 14 millones de dólares destinados a la lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria
...leer más...

Kenia planea levantar la prohibición del uso de drones para 2020
...leer más...

Aparente indiferencia ante la violencia de género en Malí
...leer más...

Brice Laccruche Alihanga, exjefe de gabinete del presidente Bongo, detenido por corrupción
...leer más...

No ignoremos el día mundial contra el SIDA
...leer más...

Líderes panafricanos exigen acción en la COP25
...leer más...

Los obispos de Costa de Marfil proponen una semana de reconciliación en vista de las elecciones del 2020
...leer más...

Semana de la cultura regional de Hauts-Bassins en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Sonia Fernández Quinconces literáfricas., por Roge Blasco
...leer más...
La odisea del cayuco, por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
Fútbol para fortalecer el español en Abiyán, por Chema Caballero
...leer más...
Ghana (II) El presidente llama a todos los ghaneses de la diáspora por Bartolomé Burgos
...leer más...
GHANA (I): EL PEQUEÑO PAÍS QUE VE GRANDE, por Bartolomé Burgos
...leer más...

Bitácora Africana


Pérez Ruiz de Valbuena, Félix

Félix Pérez Ruiz de Valbuena. ( Calatañazor, Soria, Diciembre 1954 ) Estudió economía . Marxista-leninista de formación política, afirma que no le sirvió para hacer nada demasiado útil en la vida universitaria, salvando quizás el Festival de los Pueblos Ibéricos. Empresario familiar comparte con sus dos hermanos la propiedad de una empresa de formación. reside actualmente en Burkina Faso con la esperanza de comenzar de nuevo con proyectos que le devuelvan la ilusión. Con tres hijos y un nieto, que le hacen felices los más de los días. Y como dice Soltero y sin compromiso. Es colaborador de la Revista Digital Frontera D con su Blog Negros sobre blanco , que iremos reproduciendo en nuestra sección de Bitácora Africana, agradeciendo a Frontera D la autorización para hacerlo y por supuesto a Félix Pérez Ruiz de Valbuena



Black Bloody Friday, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

El mundo me tiene sorprendido, cada día más. Esto de la globalización ya no es sólo que se celebre más Hallowen que el Día de Todos los Santos, o se olviden los Reyes Majos y se cambien por Santa Klaus, el gordo ese vestido con un albornoz rojo sacado de la publicidad de la Coca-Cola, es que por demás nos cuelan todas sus prácticas, viejas o nuevas. En los hábitos alimentarios debo reconocer que la hamburguesa me probó, pero aborrezco esa moda insulsa y absurda de cierta comida japonesa por más (...)

Terrorismo ecológico, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Cuando empecé a escribir estos posts lo hacía, casi siempre, urgido por alguna noticia que compartir de lo que pasaba o me pasaba en Burkina Faso. Cuando no era el caso rellenaba mi compromiso semanal con curiosidades étnicas o locales. Ahora me pasa como el tópico chiste del mejicano. Un mejicano sentado contra la pared con su sombrero y sesteando, cavilando o pasando el tiempo y la vida a la sombra, a su lado su perro, Rayo, compartiendo con su amo misma filosofía de vida. Pasa corriendo (...)

Un hombre como los otros (05-02-2018), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Desde hace 9 años vivo en Burkina Faso, lo que hago allí tiene poca importancia, porque tiene poca trascendencia. Te vienes a un país paupérrimo y te sientes que vas a ser el salvador de la Humanidad o, al menos, del pequeño trozo de ésta que te pilla cerca. Es como tantos europeos de buena voluntad, no lo dudo, que piensan que haciendo limpieza del armario y deshaciéndose de los pantalones con la cremallera rota, el juguete al que le faltan la mitad de las piezas o la raqueta de tenis con las (...)

Thomas Sankara, 30º aniversario , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

En 2017 se cumplieron 30 años del asesinato de Thomas Sankara. Con este motivo se celebraron muchos actos de homenaje por todo el mundo. ¿Quién era Thomas Sankara? Un hombre íntegro que creía que todos los hombres y, sobre todo, las mujeres éramos iguales. Y pensó, inocente, que eran como él: íntegros. Y por eso cambió el nombre a su país, de Alto Volta pasó a llamarse Burkina Faso (País de los Hombres Íntegros) en fusión de las dos lenguas locales más importantes. Aquí podéis ver su (...)

Terrorismo de baja intensidad, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Como sabéis, o deberíais saber, vivo en Burkina Faso, “País de los Hombres Íntegros” desde hace casi 9 años. Era un país tranquilo, para lo que es África en general, hasta hace poco: ni guerras, ni guerrillas, ni casi violencia (como en cualquier otro lugar del mundo) por la sencilla razón de que no tiene petróleo, ni diamantes, ni coltán, ni nada que pudiera suscitar luchas por el control de los recursos. La contrapartida era ser el 4º país por la cola en el Índice de Desarrollo Humano que publica (...)

Talib, talab, talibán, ¡Bom-ba…!, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Lo que son las ironías del destino o de los idiomas, resulta que la raíz Talibdel pastún y éste del árabe significa estudiante. Y el plural Talibán (en árabe es diferente el plural), estudiantes. Así que para asombro de propios y extraños los talibanes son “estudiantes”. ¿De qué, se preguntarán ustedes vosotros? Pues lo mismo me pregunto yo porque aparte de los tutoriales en montaje y desmontaje de la AK-47 (Kalashnikov), o ‘la lapidación, cuatro reglas esenciales’ o los ‘5 secretos para no (...)

La vida es eterna en 5 minutos. , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Así cantaba Víctor Jara en su canción Te recuerdo Amanda: “…son cinco minutos, la vida es eterna en cinco minutos…” Para mí cinco minutos,o menos, son los que me bastaron el pasado 15 de enero para salvar mi vida. Quizás no una vida eterna, que eso está reservado para los dioses, pero al menos poder disfrutar de un tiempo extra de regalo en la Tierra. El 15 de enero, hacia las 19:30 se produjo un ataque de terroristas islámicos de AQMI (Al Quaeda Migrab Islamic) contra el restaurante-cafetería (...)

¡Pero que Sanidad ni qué niños muertos!, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso (BF), la Sanidad, como tantas y tantas cosas, tiene unos niveles acordes con la situación del país: por los suelos. Y no sólo es una cuestión de sueldos de los profesionales de la sanidad, o una cuestión de pobreza y miseria económica y material, desgraciadamente es también consecuencia de una extrema miseria moral. Estar clasificados entre los 6 países más pobres del mundo conlleva muchas cosas, entre otras que su asistencia sanitaria consiga más constataciones de defunciones que (...)

Tuya-mía, o el tiki-taka en Burkina Faso, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

El miércoles la Selección de fútbol de Burkina Faso, los etalons, se ha clasificado para la siguiente fase de la Copa de África 2015 (que se jugará en Guinea Ecuatorial, porque Marruecos ha rechazado acogerla por lo del ébola), con un empate por los pelos en casa, que nos ha dejado segundos de grupo. Ni han jugado bonito, ni tiki-taka, ni tuya-mía. Más bien el patapúm parriba, tipo Clemente. Y gracias a un penalti, que nos vino de perlas. Sin embargo el tuya-mía sí que va a acabar siendo una forma (...)

Burkina Faso, turismo nacional, Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Con las diferentes crisis sufridas en esta parte de África (integrismo islámico, yihadistas en Malí, secuestros de occidentales,y más recientemente el ébola), el turismo, ya de por sí escaso, se ha quedado en nada. Si a eso le añadimos que se ha retraído la ayuda exterior, legaciones diplomáticas cerrando, ONG con recortes presupuestarios que abandonan proyectos en el país y reducción del número de cooperantes, nos encontramos con una situación desastrosa para el, digamos, sector turístico. Se me (...)

Burkina Faso, ¿Epi-logo o Epi-Blas?, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Pensaba que después de todo lo que ha pasado esta semana en Burkina Faso, hoy, domingo, 9 de noviembre, tocaba escribir el epílogo de los acontecimientos que han convulsionado este pequeño, pobre, misérrimo, país. Pero parece que esto es más una historia de Epi & Blas tirándose las pelotas (o de las pelotas) los unos a los otros. Resumen de lo publicado: España, 1; Burkina Faso, 1 10 días (o menos) que estremeciaron al mundo Burkina Faso, nuestro minuto de gloria Para los que no se tomen (...)

Burkina Faso, nuestro minuto de gloria, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

El 30 de octubre, Burkina Faso ha tenido su minuto de gloria en los medios internacionales. Sobre todo en los franceses que, al fin y al cabo, son su ex colonia, sin poner mucho el acento en la ex ya que Francia sigue teniendo en Burkina una División de Fuerzas Especiales, para controlar un poco la región. Aparte de sus intereses económicos sobre las escasas actividades económicas del país. En lo que se refiere a España creo que minuto, lo que se dice minuto de gloria sólo se lo han dado los (...)

10 días (o menos) que estremecieron al mundo, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

10 Días que estremecieron el Mundo es una crónica sobre los sucesos que llevaron al poder a los bolcheviques en la Revolución de Octubre, escrita por el periodista norteamericano John Reed (el único extranjero enterrado en el Kremlin). O noviembre, depende del calendario. Como depende de la ideología que lo veas como un execrable panfleto o como una encendida y entusiasta narración de unos acontecimientos increíbles que cambiaron el curso de la historia de la Humanidad. Hasta el día de hoy, que (...)

Ritos y leyendas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Voy a contaros algo sobre historias tradicionales africanas, o de Burkina Faso, ritos, mitos y leyendas tradicionales que a veces acaban terminando en gritos y susurros, llantos y crujir de dientes, como si del infierno en tierra se tratara. Que es lo que acaba siendo. Se ha hablado estos últimos días sobre cuestiones de plena actualidad, ébola, tanto aquí como en España, que me ha parecido que debía volver a mi faceta de cronista del crepúsculo de los tiempos antiguos (Crépuscule des Temps (...)

¡ Burkina Faso, por las nubes !, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

No os dejéis engañar por el título, no quiero decir con ello que en este país se haya puesto la vida cara, por las nubes, aunque la gente aquí se queja mucho de ello y hay manifestaciones contra la carestía de la vida cuando no hay otro tema más de actualidad, como por ejemplo la posibilidad de que el actual Presidente quiere cambiar la Constitución para poder volver a presentarse a una tercera, cuarta reelección, que ya no sé por cuántas va, pero parece como si no quisiera dejar el poder. Algo así (...)

Et voilá: l’ebolá, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hay que leer el título con entonación francesa, “e vualá, lebolá”, es como un juego de tonos, que no de tronos. Pero sin gracia. Esto del Ébolame tiene cogido el cuerpo, no me refiero a que lo haya pillado físicamente sino a que me ha invadido e infectado el espíritu. Algunos no amigos me decían que mi afición (nunca fui adicto a nada salvo a los amigos y las amantes) a las drogas me convirtieron en paranoico. Yo lo negaba para mis adentros porque sabía que ya era paranoico desde pequeñito, que (...)

Cuestión de pelotas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hace casi un mes de mi último post en el que os contaba mis angustias hasta haber conseguido ganar la Liga de fútbol, mi equipo, el Atlético de Madrid. Y pensaba que eufórico por ganar la Champions una semana después, quién no ha jugado alguna vez a la Lotería, os escribiría animoso por haber hecho el doblete o haber perdido, sin más, que es lo que creía que pasaría, en buena lógica. Porque la lógica decía que con el equipo ‘justito’ del Atleti y las bajas de sus 2 mejores jugadores, Diego Costa y Arda (...)

El post de la cárcel, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Elvis nos dejó una visión del ambiente carcelario idílica, ¿quién no se apuntaría a pasar una temporadita de bailes y cantes como en el Rock de la Cárcel. Si además le añadimos esa estética minimalista de cine expresionista alemán de los años ’20, ¿qué más podemos pedir? ¿Una negra que nos abanique o que sea nuestra choferesa como quería Cela? Chincharos que yo tengo. Pero es una estética muy alejada de la cruda realidad que hemos podido vislumbrar en otras películas más realistas tipo El Expreso de (...)

Contra indignación, lo suyo: represión, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Son tiempos verdaderamente revueltos los que nos está tocando vivir. Perdonad que os castigue con la realidad sórdida diaria y no os distraiga con el realismo mágico africano… Le monde s’effronde, todo se desmorona, como dice el título de una de las mejores novelas africanas (me refiero a África subsahariana). Los principios han desaparecido para siempre, justicia, verdad, legalidad, solidaridad, humanidad, en definitiva el amor del hombre a su prójimo son cosas que han pasado a la historia (...)

Amor a primera vista, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Me tiene un poco cogido el cuerpo esto de la cultura africana. Ya son 5 años de ir ’descubriendo’ la cultura africana y estoy un poquito estragado, de tanta cultura. Porque cuando se habla de ’cultura’ africana de lo que en realidad solemos estar hablando es la ’incultura’ africana. Eso de respetar las diferencias no lo comparto. En absoluto. Habrá gente que piense que soy racista diciendo cosas así, sobre todo tanta persona enamorada de África y su ’cultura’, de esta tierra, sus gentes, como (...)

8 de marzo, San Fermín, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Es una broma lo del título, seguro que lo habéis pillado la mayoría, que San Fermín lo siguen celebrando la Iglesia Católica y los pamplonicas el 7 de julio, aunque creo que estos últimos y la fiesta taurina lo celebran más que la primera. Porque tampoco es que el santo sea muy milagrero y es patrono de oficios en extinción, como los boteros. Y yo, aquí en Burkina Faso, me siento como en las calderas de Pepe Botero, que el calor ha comenzado ya. Todo esto está traído por los pelos, porque lo que (...)

Derechos (torcidos) Humanos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

uando se habla, en la prensa, de Derechos Humanos la mayor parte de las veces de lo que se está hablando es de esa parte de los derechos humanos referidos a la actividad política. Si tuviéramos que ponerlos por orden de importancia quizás el primero debería ser el Derecho a la Vida. Sin éste, para mí que los demás sobran. A partir de ahí todos los relacionados con ésta, con la vida: alimentación, sanidad, vivienda, trabajo, educación... Después de todos estos quizás deberían empezar a aparecer los (...)

¡Aquí estamos, nosotros no matamos...!, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Cuando era joven, durante la dictadura, a veces ante la policía se coreaban consignas como la del título, en las manifestaciones. Aquí no he llegado a oír algo parecido en alguna manifestación a la que he asistido casi hasta el final, en la que la policía acababa repartiendo agua a chorros, hace mucho calor, esto es África, pelotas de goma, supongo que por fomentar el pelota mano, deportes vastos en general, y lo que es el béisbol local, pero golpeando con el bate o porra contra el que se (...)

Yunnoussa, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Yunnoussa es el padre de mi hija Latifa. Mi mujer insiste en que el padre de Latifa soy yo, que Yunnoussa sólo fue el donante, pero que jamás ejerció de padre. Que en Burkina Faso se les llena la boca de familia, pero luego hacen lo que hacen. Es cierto que hasta el año 2012 en que mi mujer, Asséto, se pusiera en contacto con él para pedirle que autorizara su visado para poder viajar a España, Yunnoussa no se había interesado lo más mínimo por conocer a la niña. Lo que se dice 9 añitos si haber (...)

La lluvia en Francia es pura abundancia, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Normalmente solemos decir “la lluvia en Sevilla es pura maravilla” pero lo he cambiado por el del título porque de lo que quería hablaros era de una anécdota sobre maneras de percibir en Burkina Faso cómo es la lluvia en el primer mundo o al menos en Francia. Hará unas 2 semanas fui con un profesor a proyectar una película para mujeres a Saye, una aldea a unos 20 Kilómetros de donde vivo, y a diferencia de otros profesores, nos pasamos todo el trayecto charlando, de esto y de aquello, por encima, (...)

Boda o casorio, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Creo haber contado en muchas ocasiones la obsesión que tienen las burkinesas por casarse. En eso han salido muy yankees, aunque también es una cuestión cultural, porque no se concibe por estas tierras una mujer que no se haya casado, aunque sea con Dios, las monjitas católicas. Me refiero, claro, a las mujeres de ciudad y de un cierto estatus social, las mujeres de las aldeas se van a casar, sí o sí, con quien les digan sus padres o su familia.Forma parte del acervo cultural, de la tradición (...)

La Triple A: Arriba, Abajo, ¿A dónde? ,por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La vida es eso: una montaña rusa de emociones y sinsabores. Eso a título personal, pero también se podría hacer extensivo a las naciones, o debería decir países o estados… Por ejemplo en el siglo XVI se decía que en los territorios españoles no se ponía el sol, aunque en realidad se refería a los territorios en los que reinaba el Rey de Castilla-León, Aragón, Países Bajos, Nápoles, América, Filipinas, etc, etc e incluso, efímeramente en Portugal e Inglaterra. Casi nada. Pero luego pa bajo, hasta llegar (...)

La Sagrada Familia, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Cuando esté escribiendo esto posiblemente se habrá casado Mai Ouedraogo, la señora que viene a limpiar mi casa por las mañanas. He dudado entre este título o “Problemas Domésticos” o mejor aún: “¡Cómo está el servicio!”, por rendir homenaje a la comedia de los ’60 de Gracita Morales y José Luís López Vázquez. Porque estoy teniendo problemas con el servicio doméstico, no tanto por ellas como por las presiones de sus familias. Oumou, que limpia y cocina por las mañanas y las tardes llevaba conmigo más de 4 (...)

Toma el dinero y corre..., por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esta película de Woody Allen, de las primeras y más frescas, refleja muy bien en su título algo que es tónica general en Burkina Faso. Creo haber contado que aquí el deporte nacional, aparte del fútbol, no es el tiro al blanco sino el timo al blanco. Por haberlo sufrido demasiado en mis blancas y blandas carnes en estos más de 4 años es por lo que he llegado a comprender cómo son las cosas en el 4º mundo, que nada tiene que envidiar al inframundo.Así que he rescatado un artículo que leí a poco de (...)

No tengo papeles..., por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Escribiendo sobre África titular así un post podría parecer que voy a escribir sobre tantos y tantos africanos que consiguen llegar a Europa y no tienen su documentación en regla. Pues no, de lo que voy a hablar es de burocracia, es verdad, y de papeles, pero más bien de papelería… Esta mañana, tempranito, estaba intentando fijar la programación en la Biblioteca OLVIDO de la proyección de los partidos de la próxima Copa Confederaciones de fútbol, un campeonato menor para entretener los veranos (...)

El sonido del silencio , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Pasarse casi 15 minutos escuchando los sonidos del silencio con el Gobernador de la Región del Norte, el Presidente del Consejo Regional, el Alto Comisario y el Alcalde de mi ciudad, además de los Jefes de la Policía Regional y la Gendarmería es un despacho pequeño, como el mío, que no pasa de los 15 m2 se hace largo, muy largo… Bueno quizás exagero porque sí que escuchábamos algo: el sonido del aparato del aire acondicionado. El resto de sonidos, pequeños clics casi inaudibles de los 2 tablets (...)

La moto, me la robaron..., por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Parece que la ficción y la fantástica realidad no están reñidas y nada mejor que unos bocaditos de realidad para dar rienda suelta a la creación y a la actividad artística, si se me permite la licencia poética. Así que alimentándonos de la realidad se componen canciones, se escriben libros, incluso artículos periodísticos, se pintan cuadros, a veces hasta se pinta la mona, y se hacen películas (esto también va de FESPACO). En los últimos tiempos, gracias a internet y las TICs, se han descubierto (...)

Trabajar como un negro , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esta es una expresión con la que no estoy de acuerdo, en absoluto, con el significado generalmente aceptado. Quizás si lo asociamos con la época de la esclavitud podría entenderlo, pero no en lo que se refiere a estos tiempos o, al menos, a lo que yo he podido comprobar en mi limitada experiencia personal de 4 años que llevo en Burkina Faso. Otra cosa es que la expresión se utilice sin tener en cuenta las sutilezas lingüisticas de género en tan lamentable boga en estos tiempos que corren (...)

¿De dónde vienes...? De la luna, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hace cosa de dos meses que no escribo en estas páginas y algunas personas, pocas, me han preguntado que si me pasaba algo, que dónde me había metido o si me había metido con algún poder local y me habían metido en la cárcel… Pues no, no ha caído esa breva. Porque a veces, es lo que me pasa, me gustaría desaparecer de este mundo o de cualquier otro habitable, si los hubiera o hubiese. Lo suyo es que me hubiera ido a Babia como bien hacían los reyes leoneses cuando querían retirase a descansar de sus (...)

Sobrantes, restos de serie, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Las noticias que llegan de España a este culo del mundo son alarmantes: no porque me sorprenda que pasen sino porque están llegando y no se refieren al Barça o al Real Madrid, ni a ningún otro cooperante secuestrado, sino a la situación de mi otro país. Os parecerá normal, pero no lo es, que aquí noticias de internacional, pocas o ninguna, una página todo lo más en los periódicos y más del 50% referidas a países africanos, el resto a EEUU (el ‘negro’ Obama tiene mucho tirón) y Francia… Así que os pego (...)

¡Es la guerra, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

La guerra que vendrá no es la primera: Hubo otras guerras. Al final de la última, Entre los vencidos, El pueblo llano pasaba hambre. Entre los vencedores, El pueblo llano la pasó también. B.B. Las iniciales que firman esta poesía para algunos puede que signifiquen Brigitte Bardot, preciosa ella de joven (Et Dieu creé la femme), pero los más sesudos, que no sexudos, saben que se trata de Bertold Brecht. Creo que esta es la única licencia graciosilla que me puedo permitir en un artículo que (...)

Una de alivio, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Estoy malo. Es la suerte que tenemos con nuestra lengua y que nos confiere este sentido trágico, ¿o es sólo melodramático?, de la vida, que podemos diferenciar entre el ser y el estar: ser malo y estar malo. Yo no sé si soy muy malo (por Burkina lo piensa mucha gente), pero últimamente he estado malo. Así que llevo ingresado 5 días en una clínica de Ouagadougou entregando mi cuerpo a la ciencia, provisionalmente, que espero que me lo devuelvan la semana que viene un poco tuneado y poder irme a (...)

La amenaza fantasma, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Últimamente no gano para amenazas. Tampoco es para tanto porque creo que son producidas por una sola persona, aunque están escritas por manos diferentes. Ya os lo conté en otro post y esta es la última vez que os escribo sobre esto, salvo que se materialicen las amenazas. No os aburro demasiado, vienen a decir lo mismo que las otras: que si mi mujer es lo peor, que si era conocida haciendo la calle en la capital (no me refiero a que trabajara en la construcción), que si me van a destrozar la (...)

(Burkina Faso) Elecciones dobladas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Es una traducción libre de Élections Doublées que acabamos de celebrar en Burkina Faso el domingo, 2 de diciembre. No quiere decir que nos las hayan metido dobladas como siempre, sino que se celebraron tanto elecciones municipales como a la Asamblea de diputados. Pero esto ya lo sabéis de sobra por los titulares de todos los periódicos del mundo mundial y las noticias constantes en los Telediarios. Los diarios hablados, hace años, 1.000 ó 2.000, que no los sigo. He demorado una semana la (...)

S.O.S. (Help!), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hay una sección en prensa local en Burkina Faso que es una llamada de ayuda ¡HELP!, que dirían The Beatles, para personas que necesitan atenciones médicas o intervenciones quirúrgicas que no se pueden pagar. Y salen en el periódico mostrando sus vergüenzas médicas y llamando a los corazones, y las carteras, ajenas. Aquí, en Burkina, nada es verdad ni es mentira, como en todas partes, pero sobre todo nada es gratis, menos aun la Sanidad, como parece que se va a acabar imponiendo en todas partes. (...)

Piedra, papel o tijera, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esto que es un juego infantil que no sé qué le ven de divertido los niños, la verdad, también podría ser el eslogan de cualquier institución en Burkina Faso, que son muy aficionados a estas cosas. Me refiero a que les gustan este tipo de divisas y cada institución que se precie debe tener una. Lo mismo que cada Feria, Seminario de Formación o Evento debe tener un eslogan y un Padrino y/o Madrina. De lo contrario no eres nada en estas tierras. Yo creo que estas cosas son herencia de la (...)

Crisis y crisis..., y más crisis, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Pues sí, haycrisis y crisis y más crisis, y parece que así hasta el infinito y más allá. La que se vive en España es grave, pero por mucho que digan ya me cuesta creer que la gente pase hambre de verdad, por más que la cosa esté algo más que jodida. Yo mismo he venido a España un par de semanas para intentar vender algo de lo que tengo para poder seguir con el proyecto que en puesto en marcha en Burkina Faso,pero sigo estando gordo. Como demasiado, pero es de las pocas cosas que me quedan: darme el (...)

Tic tac toe, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Este es el nombre en inglés del popular, y absurdo, juego de las 3 en raya. También podrían ser los acrónimos de la Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), la Tomografía Axial Computerizada (TAC, Escáner) y Todos los Ordenadores del Estado (TOE). En Burkina como son tan aficionados a los acrónimos les regalo este artículo acronomizado, porque trata de cuestiones todas ellas relacionadas con las nuevas tecnologías, pero parecen ya viejas si las miramos con perspectiva. Porque a veces te (...)

FESCO 2012, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Festival del Deporte y la Cultura, de Ouahigouya, 10ª edición… Dicho así suena a algo, ¿no? Pues sí, a música celestial, aunque el contenido es bajo en calorías deportivas, algo más que Light, y por la parte de la cultura también anda algo descafeinado. En el último acto, ayer sábado 20, un prescindible desfile de moda local perpetrado por alumnos de liceos. Al finalizar me preguntó mis impresiones un periodista de la TV burkinesa. No sé si fue la cámara o la falta de costumbre a mentir pero me puse (...)

Mens sana, in corpore sano, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

No sé si el latinajo se puede utilizar para sacar la conclusión de que en un cuerpo sano la cabeza va a ir como una moto, pero si es así en Burkina Faso lo tiene crudo la mayoría de la población, porque aquí cuerpos sanos, sanos, lo que se dice sanos, los justos. La salud, y la Sanidad que se tendría que ocupar de ella, brilla mucho pero por su ausencia. Así que por ese lado, mal. Otra de las vías fundamentales para mantener un cuerpo sano es una alimentación completa y equilibrada. ¡Vaya por (...)

Salud, Dinero y Amor, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

“Y el que tenga estas tres cosas, que le dé gracias a Dios" Esto decía una tonadilla popular que recuerdo de la infancia (ya llovió), lo que nunca entenderé es que la gente en Burkina Faso le dé gracias a Dios por tener todo lo contrario. De lo del amor ya he hablado en alguna ocasión: poligamia, infidelidades sistemáticas, separaciones, divorcios, violencia doméstica, etc. No todo el mundo claro, pero sí un porcentaje más elevado que en la vieja Europa, aunque llevado con disimulo. Sólo en mi (...)

Al Norte de Malí, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Como ya sabréis al Norte de Malí se ha liado la cosa. Todo empezó con una revuelta más de los tuaregs contra el Gobierno central (en realidad está más al sur) porque seguían sin atender muchas de sus reivindicaciones después de los años de la guerra de los noventa. No me preguntéis, que también podéis encontrar la información en Internet, incluso puse un post sobre eso, porque para mí es un dolor buscar cualquier cosa con la conexión que tengo. Resumiendo, hubo una guerra hace unos años entre los (...)

Constitución, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

En estos tiempos revueltos todo el mundo busca la fórmula mágica que arregle el roto que nos han hecho los políticos y banqueros. Y no se les ocurre otra cosa que echar balones fuera jugando con lo que sea, incluso la Constitución. Así unos piden la independencia, otros la 3ª República como si esas fueran soluciones a lo que han hecho con nuestro estado del bienestar y los logros arrancados en decenios de lucha y reivindicaciones de los que menos tienen. Sin darse cuenta que son cortinas de (...)

Partidos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Supongo que se llama así a las agrupaciones políticas por aquello de que formas parte de una misma idea o un grupo de intereses. Lo cual viene a decir que te unes a esas personas para alcanzar unos mismo objetivos. Hasta aquí bien, como en todo el mundo, salvo que en Burkina Faso hay casi tantos partidos como licenciados universitarios… bueno, es broma, una exageración, no creo que llegue a la mitad de los licenciados el número de partidos existentes, una tercera parte tal vez. Supongo que en (...)

Visitas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

La verdad es que aquí donde estoy (Ouahigouya, Yatenga, Región du Nord, Burkina Faso) no recibo muchas visitas. Quizás sea porque esta región está desaconsejada de visitar por 9 de cada 10 embajadas, incluida la de España. No lo entiendo, la verdad, que no nos visitan ya ni los españoles que están en Burkina. Esta es una zona toda exterior, muy soleada, con muchos servicios (también se puede hacer en el campo) y con sitios increíbles para visitar como la Biblioteca digital españolaque un pirado, yo, (...)

Puntos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

La vida te da sorpresas y más cornadas da el hambre…, aunque ahora la que me da cornadas es la vida y el hambre sólo me da puntadas, porque sigo estando gordo, un contrasentido en Burkina Faso, con crisis alimentaria A mí la que me está afectando es la otra crisis, la que se vive en España, porque de ella dependen mis ingresos, con los que vivo (bien), mantengo a dos familias, la de aquí y la de allí, y este absurdo proyecto de Biblioteca OLVIDO, digital y española en Burkina Faso, uno de los (...)

Peculiaridades, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

Como esto pretende ser una ventana indiscreta a este cuarto mundo, la mayor parte de las cosas que cuento pueden resultar chocantes para nuestra cultural occidental, pero aquí resultan de lo más normales. Y viceversa. Así que se trata sólo de abrir bien los ojos y estar dispuesto a aceptar otros puntos de vista. Por ejemplo, cuando he llevado gusanos secos o langostas (de las que vuelan, no de las que nadan) de aperitivo a España no todo el mundo estaba dispuesto a probarlas (es verdad que (...)

Las chispas de las vidas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La publicidad fue una de mis pasiones, eso de llegar a vender relojes de arena en el Sáhara (¡sin problemas de repuestos!) o clepsidras en medio del océano. Sofisticados charlatanes de feria para un mundo globalizado. Siempre me encantó la CocaCola, incluso de mayor, que siempre he comido con refrescos o agua de litines, luego me pasé, cuando desaparecieron los litines, o mejoró mi estatus económico, al agua de Vichy, más que con vino o cerveza. La diabetes me ha llevado a los alternativos Ligth o (...)

Ouahigouya, ciudad sin ley, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

LeNord Con esa habilidad que tengo para equivocarme, pisar zurullos de perros estratégicamente diseminados en las calles cuando llevo botas camperas son sus suelas de agarre (de mierda) y, en general, meter la pata o plantarme donde no debo, he llegado al convencimiento de que puede que no me equivocara de país al venirme a Burkina Faso, pero peor imposible al elegir Ouahigouya. Me ha costado darme cuenta, más de 3 años que llevo aquí, pero más vale tarde que nunca. Aunque es tan tarde que es (...)

¿Protocolo?, sin protocolo , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso una de las actividades que más tiempo ocupan a los altos funcionarios es estar todo el día de parranda… No me refiero a que se dediquen a beber y bailar, que por supuesto lo hacen, sino a que se pasan la mayor parte del tiempo en visitas oficiales, ferias, talleres, formaciones, inauguraciones y ruedas de prensa. En los periódicos la casi totalidad de las noticias, salvo cuando alguien le corta la cabeza a la novia para sacarse unos cuartos o se producen sublevaciones de (...)

Semana Nacional de Internet, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esta semana se ha celebrado, en Burkina Faso, la Semana Nacional de Internet. Con un balance lamentable, como casi todo lo que se hace aquí. Porque, desgraciadamente, aquí las cosas se hacen para los de arriba, enseñándoselas entre ellos, para ponerse medallas y salir en los periódicos para poder tener un buen dossier de prensa que poder mostrar para seguir en el cargo o pillar otro mejor. Pero nunca especialmente de cara a los ciudadanos o para mejorar las cosas. De entrada me llamó la (...)

¡Ay, Dios mío, ayúdame...!, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Aquí pasa como en todas partes: no nos acordamos de la Virgen hasta que truena y la estación seca es larga de narices, te tiras sin ver llover desde octubre hasta mayo, pero ni una gota. Así que, por extensión, quién narices va a acordarse de la Virgen y ponerse a estudiar a lo largo del curso cuando se puede estar vagueando, hablando por el móvil y en general, o escuchando música y bailando… ¡pues nadie! Ya me equivoqué al poner una biblioteca y salas de formación, tenía que haber puesto una (...)

Paz a tu alma, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Os contaba en mi último post cosas sobre la vida y la muerte por estas tierras. Aunque la muerte es más o menos igual por todas partes: electroencefalograma plano (hay gente que lo disfruta en vida), cardiograma más o menos lo mismo, rigor mortis, etcétera, pero lo que cambia es la forma de alcanzar ese último estadio. Ya os he contado cómo se llega a ello en Burkina Faso: a toda hostia en cuantito que te descuidas un poco la salud. Aquí la Parca no lo es, parca, en su frenética actividad, que (...)

La muerte, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

La muerte es algo tan natural como la vida, o si lo preferís, la culminación de ésta. Tengo amigos llenos de vitalidad que ya han cumplido los 92 años y supe de bebés que no llegaron a decir mamá. También conozco a gente lo más parecida a un zombie, que parecen muertos en vida, pero es pretencioso juzgarlos, ¡a saber qué pasa por su cabeza, aunque sus actos nos resulten insulsos! Pero de lo que quería hablaros es de la muerte natural, esa que tiene como consecuencia práctica un entierro y el dolor (...)

Aniversario, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hoy hace 3 años, 1 mes y 26 días que vivo en Burkina Faso. No parece una efemérides del otro mundo pero hace justo un año que vivo con mi mujer, Asséto Ouedraogo. Ya sé que estas cuestiones se celebran en la intimidad, pero escribir blogs (escribir en general) no es precisamente el paradigma de la discreción. Así que si os cuento mis gracias y desgracias en Burkina Faso no creo que esté de más que celebre este primer aniversario compartiéndolo con vosotros. Mi mujer no es perfecta, puede que yo (...)

Panem et circensis, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Lo que me ha llamado poderosamente la atención cuando he estado por España, y todos los mensajes que he recibido a través de las redes sociales, es hasta qué punto el fútbol es lo que más preocupa (u ocupa) y mueve a la gente muy por encima de la infinidad de problemas que la crisis está creando y las soluciones que se están aplicando por parte del Gobierno actual para intentar atajarla. Da igual la reforma laboral, las reducciones de salarios, la privatización de la sanidad pública, la (...)

Suerte Mulana, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Perdonad el retraso en la publicación, pero he tenido algunos problemillas. Me fui para España de compras, ya os he contado que en Burkina Faso cuesta encontrar hasta alcayatas de las buenas, no digo ya que te coincida el color de la cinta aislante, y a salir de viaje con toda la familia al Extremo Oriente a visitar a mi hijo que lleva cerca de un año allí de becario del ICEX en Kuala Lumpur. Y ya de puestos a dar el salto a hacer un poco de turismo en la zona, que no la conocíamos. Para (...)

I+D+¿qué?, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso hay, desde la última remodelación importante del Gabiente, 30 ministros porque, afortunadamente, el nuevo primer ministro suprimió algunos (4). Con 30 ministros ya cuesta encontrar cacho que darles a cada uno, así que no resultó extraño que se creara el Ministerio de la Investigación Científica y la Innovación. Supongo que el nuevo primer ministro, que ocupaba el cargo de embajador en Francia, copiaría los modelos franceses de ministerios, pero son el doble de los que podemos (...)

Perder la cabeza, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

sí sonaba el estribillo de una canción que hizo furor antaño. Y es que no hay nada como el amor para perder la cabeza. Aunque, naturalmente, suele ser en sentido figurado. En burkina Faso puede ser también literal. La verdad es que no sé si la gente se enamora y siente y queire como en todas partes, me imagino que sí. Lo que pase es que como les veo siempre tan obsesionados con eso de casarse, sobre todo a las mujeres, a veces tengo la sensación de que el amor es lo único que no importa. No me (...)

Promo Milagro (las 8 Eternidades de Oro), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso son tan aficionados a las promociones y descuentos como a la religión, no sabría decir en qué orden. Así que, como es natural, en algún momento se tendrían que encontrar los dos dioses, el del más acá el del más allá o vete a saber dónde. Háganse sus voluntades así en la tierra como en el cielo. O lo que suelen hacer es empezar a vender las parcelas de cielo bien ganado en este valle de lágrimas. En la prensa las noticias relacionadas con algunos de los dioses suelen llegar a ocupar en (...)

Historias de la Histeria, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Lo de la histeria es una historia muy mala, aunque como enfermedad tampoco es que sea la más mala de la muerte. Dice la Wikipedia que la palabra viene del griego, ὑστέρα, útero. Con eso ya está dicho casi todo, parece que tradicionalmente era una enfermedad femenina y si leéis lo que pone en la Wikipedia sobre los tratamientos, más bien tocamientos, que recibían las pacientes por parte de los médicos para calmarles los ataques de histeria, alucinas. Dicen que ya no se realiza este ‘protocolo’ médico (...)

Atrapa a un ladrón II, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esto de los ladrones en Burkina Faso es un no parar. No hace mucho os contaba que había un ladrón entre el personal de mi biblioteca y que estuvimos a punto de desenmascararle llevándole a un juicio de Dios en una mezquita, pero al final los que nos rajamos fuimos nosotros (yo no), los de la dirección, y el ladrón siguió enmascarado y salió de rositas. Pues claro, ha pasado lo que tenía que pasar : ha vuelto a las andadas, ha vuelto a robar. La calidad de los productos que se importan y venden (...)

Civismo, cinismo, medias suelas, por Félix Pérez Ruiz De Valbuena

En Burkina Faso hay un vicio increíble con parecer exageradamente cortés en las salutaciones y presentaciones. Todos se dan la mano y no sólo los buenos días, también tienes que preguntar por la familia, ¿todos bien?, por la salud, ¿ça va?, por el trabajo, ¿ça marche?, y así sucesivamente todo lo que se te pueda ocurrir. Incluso si conoces de algo al que estás saludando caerás en la tentación (¡no nos dejes caer!) de preguntar más personalizadamente. La familia entera pasando por marido o mujeres, (...)

Citius, altius, fortius, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Lo mismo acabo resultando pesado con mis comentarios sobre la prensa local y la razón de ser del periodismo en general y sus corresponsales en Burkina en particular. Porque estos posts son más una revista de prensa que otra cosa, tenéis que disculparme que con los problemas que tengo para que algo funcione en mi biblioteca me paso todo el día como el hombre orquesta de los oficios, sin beneficio. Esto va de deporte, dejaremos magias y religiones (a veces también parece un monográfico sobre (...)

Por la lectura entra la ciencia..., a espuertas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La revista fronterad*, (donde se publica originalmente este blog*) presume con razón de tener unas colaboraciones científicas muy interesantes. Intento leer, comprendiendo, la mayoría de los artículos por aquello de si ensanchan mi intelecto y comprensión del mundo. A veces no lo consigo, otras tampoco. Porque aunque hice el bachiller de ciencias (en mi época sólo había ciencias y letras), tampoco fue con gran aprovechamiento. Pero intentando desarrollar esta inclinación de fronterad (...)

31 de Diciembre, fun, fun, fun..., por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La semana pasada os prometí escribiros en ésta sobre los sacrificios que tenía que hacer en mi Biblioteca para parar los maleficios, niñas posesas y sexos robados, pero no va a poder ser que he estado muy liado y no he tenido tiempo de pases mágicos. Bastante con haber conseguido sacar de la Aduana (pagando eso sí, más de 300 € por…, pues no sé muy bien por qué, pero aquí o pagas o pagas, también te queda la opción de pagar, claro) unos 450 kgs de libros que me han enviado de España gracias al programa (...)

Sueltos y revueltos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

… pero todos son sobre lo mismo: MAGIA POTAGIA. O sobre religión que es el rizar el rizo filosófico justificativo de la magia. Y aquí en Burkina Faso, no sé si es extensible a toda África, pero casi seguro que sí a toda África subsahariana, lo de la religión y la magia está a unos niveles que nos cuesta creer a los ignorantes racionalistas europeos. Ayer mismo me escribía un buen amigo español que también es un apasionado de África que tenía que escribir no sólo sobre los aspectos sórdidos de África, (...)

BOE vs JOB (no el Steve), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso el equivalente al Boletín Oficial de Estado de España se llama Journal Officiel de Burkina. Como en todos los países existe una publicación oficial donde aparecen todas las disposiciones ministeriales, nombramientos y anuncios oficiales tanto de empresas, asociaciones o particulares, si los hubiera (no me refiero a los anuncios de “vendo Ford Fiesta” o los de idiomas y rarezas, “francés, griego, beso negro, 120 pechos”). ... En España el BOE es diario y denso, en Burkina es semanal (...)

Anécdota, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Anecdota La pobreza es una cosa muy mala, la mayoría no sabemos cuánto. Hoy os escribo corto, es sólo una anécdota que acabo de leer en un periódico de hoy y que ha desplazado de portada el artículo que tenía escrito sobre ciencia y tecnología… Venía dentro de un reportaje sobre el típico seminario-taller de formación celebrado en un hotel de 4* de la capital sobre apoyo a niñas pobres, con pensión completa (los del seminario, claro, las niñas a régimen, que están más guapas) Os pego la foto de la (...)

Urgencias, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

de Atención al Cliente, Aïcha, se sintió mal. Al principio no me alarmé y me fui a mi despacho, mientras la atendían. Aquí es fácil caer enfermo y más con la alimentación que toman y las condiciones del país. Creo que os conté que después de los reconocimientos médicos optativos que le hicimos al personal me pasaron el informe de que tenían 33 enfermedades (las había de diferentes tipos) de un total de 21 personas que se hicieron la revisión, aunque ninguna les incapacitaba para trabajar. Como hay (...)

Atrapa a un ladrón, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hemos vuelto de España el 27 de diciembre y nos hemos encontrado con un nuevo problema: hay un ladrón entre nosotros… Así que ahí me tenéis en la reunión semanal de personal de la Biblioteca contándoles que pintan bastos en España y que los alquileres de los locales con los que sostengo a mis familias en varios continentes (suena a crisis global, no necesariamente de la familia, pero sí del sistema) y este disparate de Biblioteca Digital, me los han reducido en una 3ª parte y que tenemos que tener (...)

Crisis? What Crisis?, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Se viene uno a pasar las Navidades en familia, trayéndose a la media naranja, que tiene talla de naranja entera (sólo la dejo ponerse tacones cuando tiene que humillarme un poco) y no se gana para tristezas y pesares. La verdad es que se nota, por el nivel de las quejas, que la gente está agobiada. Digo por las quejas porque por todo lo demás da gusto estar en este primer y lujoso mundo. Es verdad que hay 5 millones de parados y reducciones de toda clase de ayudas y subsidios y peor que se (...)

Milagritos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hoy no vamos a hablar de la tradición, pero sí de la Religión. Aquí en Burkina todo está empapado de creencias, a veces tradicionales africanas, a veces de importación de otros continentes, de medio oriente sobre todo. Es decir que a la tradición autóctona se le unió la religión de importación: Islam, catolicismo y, para colmo, los protestantes-espectáculo importados de los EEUU. Y, cómo no, con sus aquellas pequeñas cosas que sirven para ganar adeptos: milagritos. Os pego un pequeño ejemplo El (...)

Cosicas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Desde hace años me emociona una canción de Serrat (aquellas pequeñas cosas) que puede que ya haya colgado en estas páginas, pero me sigue poniendo blandito cuando la escucho. No creo que hay una versión parecida en la música burkinesa porque aquí no se lleva tanto la música triste, melancólica, por así decirlo. Las cosas son más primarias, más directas, más militantes o rítmicas, sin tanta sensiblería, si se me vale el desprecio. Porque cuando se pasea todo el tiempo entre la vida y la muerte, no se (...)

La Famiglia, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En Burkina Faso el concepto de familia es distinto al que yo traía de España, no sé, más…, cómo diría yo…, no como un toro que eso lo diría Jesulín de Ubrique, pero sí más amplio. En todo caso es algo que más vale coger por los cuernos desde el principio. Yo me vine de España con una familia clásica: padre y madre (desgraciadamente ya fallecidos), tres hijos, un nieto (bueno, el nieto me nación ya estando aquí), 2 hermanos, un montón de tíos y primos y alguna que otra maravillosa ex esposa…, lo normal, (...)

Bienvenido, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Hoy 20 de noviembre son las elecciones en España, pero en Burkina Faso no se siguen con demasiado interés. Ni siquiera a mí me afectan como antaño, en todo caso que Dios (el que sea) nos pille confesados, visto lo que se avecina. He leído que había problemas para el voto por correo y el voto de los expatriados, en mi caso también ha sido así, porque no hay Embajada de España en Burkina y el intento de registrarme para el voto ha sido en vano. Aquí interesan un poco, tampoco demasiado, las (...)

Magia Potagia, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Telepatía Esto de la brujería y los poderes mágicos no dejan de asombrarme. Y no es sólo cosa de los africanos que viven más apegados a la madre tierra y a las tradiciones ancestrales, también en Europa son más, cada día, los que creen en la adivinación del futuro por las cartas, las líneas de la mano, o las gemas mágicas… Si eres insomne y te dedicas a ver lo que echan por la TV a intempestivas horas de la noche podrás ver todo tipo de anuncios al respecto o brujas ‘lolas’ que se dedican a (...)

¡Vivan los novios!, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Ya os he contado que aquí, en Burkina Faso, les encanta casarse. Y las bodas también. Es algo que siempre salía a colación cuando conocía a una chica. Les decía que estaba soltero y su interés aumentaba exponencialmente, cuando les decía que nunca pensaba volver a casarme pasaban a otra cosa, mariposa. Las mujeres, sobre todo, piensan en boda. Bueno, no las mujeres, exclusivamente. En realidad los hombres piensan en otras cosas, pero no les queda más remedio, que luego ya se pondrán a buscarse las (...)

Amistad es lo principal, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Haber venido a Burkina Faso me ha hecho descubrir muchas cosas, entre ellas el valor de la amistad. Bueno, quizás exagero porque saber el valor exacto de la amistad es muy complicado de conocer y medir, algo así como saber el sexo de los ángeles y el tamaño que tiene: las dos son cosas etéreas y, por ello, difíciles de pesar o medir. Pero te puedes hacer una idea, me refiero a lo de la amistad, lo del sexo de los ángeles es más peliagudo. Me vine aquí y descubrí la cantidad de amigos que dejé (...)

Anochece que no es moco, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esto va de cine. Soy un lechón, como dicen en mi barrio, pero no tipo Babe, el cerdito valiente. Un lechón viene a ser algo así como una lechera, la del cuento, en pequeño y en cerdo. Porque no hago más que soñar y soñar, como la lechera… Y la cabeza me bulle con las cuentas para que esta historia de la biblioteca salga adelante y no se me acabe el dinero y sea, como dicen los pofesionales, un proyecto insostenible. Porque la cosa, cuando llegué aquí, es que no me veían ‘sostenible’ y me tuve que (...)

I Say A Little Prayer, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Voici mon mari Félix que je te presente En fin que tu agisses puissament dans sa vie: Et par l’autorité que tu me donnes Je condamne à ses douleurs de ventre De liberer son corps, son âme et son esprit. A. O. En Burkina Faso Dios está en boca de todos, permanentemente. Muy presente. Eso sí, presente en los dichos, porque en los hechos se nota que se ha tomado unos siglos sabáticos. Supongo que las medidas divinas no corren en el sistema métrico decimal, ni el tiempo tiene el mismo valor para (...)

La Carta, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La Carta Aquí los servicios postales funcionan de aquella manera, comme si comme ça… No existe el servicio de reparto a domicilio, no hay carteros. Y, la verdad, con lo bajos que son los salarios quizás el Estado se lo podía permitir y crear empleo. Les ponen el salario mínimo, 30.000 Fcfas (45 €) y tan ricamente. Por unos 5 MM de euros al año podrían dar trabajo a 10.000 personas-familias comiendo todos, o casi todos, los días (unas 50.000 personas, podrían ser). Pero me imagino que ningún (...)

Cooperar o no cooperar, ese es el problema, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Los que habéis seguido casi todo lo que he escrito sabéis que, aparte de tener el cielo ganado, que Dios os va recompensar con la lectura del céntuplo de artículos de lo que me hayáis leído (suena a condenación, ya lo sé), no me gustan las ONGs. O, mejor dicho, no me gusta la cooperación internacional o la cooperación solidaria, o como se llame. O mejor dicho aún: no me gustan los efectos ¿secundarios? que produce. Ya sé que suena a cínico porque, finalmente, yo estoy haciendo aquí algo parecido, pero (...)

H.A.: La Parenté à Plasanterie, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esto os lo cuento en plan informativo enciclopédico para vuestro conocimiento y efectos pero no porque lo haya comprendido muy bien personalmente ya que suele manifestarse en lenguas locales y debo confesar que conozco cuatro palabras de mooré y ninguna de peul o dioula y las más de 50 lenguas restantes (ríete que nosotros sólo tenemos 4 o poco más). La traducción más o menos literal sería parentesco en broma o chanzas entre parientes. Es un tipo de relación muy peculiar de Burkina por la cual (...)

H.A.: Susto o Muerte (2), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Son las 6 de la mañana, hace un rato que me he levantado y he preparado el desayuno para Issuf y para mí. Si él me invita a té por las noches, está muy rico, también debo invitarle yo a café y galletas por la mañana. Se acaba de ir y aquí estoy, sentado en el porche, sudando, mirando con esperanza la suave brisa que mece tímidamente las ramas de las débiles, jóvenes y tiernas, acacias y el resto de los arbustos de mi jardín. Algunas nubes rompen el monótono azul del cielo y abren la esperanza de una (...)

Susto o muerte, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Están 2 tontos hablando y le dice uno al otro: ¿Tú que prefieres: susto o muerte? Susto, responde ¡¡¡Uh!!!, le asusta el primero ¡¡¡Ay, qué susto…!!!, se queja el segundo Pues haber elegido muerte, sentencia el más listo (chiste sin gracia, prefiero el de ‘muerte o bolongo’, que es más africano) Os conté hace unos meses cómo se desarrollaron las últimas elecciones presidenciales. No se puede decir que fueran el paradigma de la transparencia y buenas prácticas electorales, pero tampoco que el (...)

Más cornadas da el hambre, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

diva club Esto de las cornadas es sólo un homenaje a los Sanfermines que nunca me atrevía a correr de joven, aunque sí algún que otro encierro de pueblo, más pequeño, tanto de toros, becerros, como de recorrido, llevadero. Porque recuerdo haber hecho por la tarde el recorrido en Pamplona para ver si me animaba a correrlo al día siguiente y ya me entró un noséqué por la parte baja trasera de la espalda que casi me incontengo allí mismo… Al día siguiente, sin dormir, medio borracho y/o resacoso, los (...)

Visitas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

nuevo_dios Este fin de semana tengo visitas. Vienen amigos españoles que trabajan y/o viven en Ouagadougou: Salvi y Patricia (tengo más, pero no podían). La verdad es que lo agradezco un montón porque es estupendo eso de que te vengan a ver, sobre todo si tienes buena casa para acogerles. Y es el caso. La semana pasada vino Amalia, una canaria que conocí gracias a estos artículos, que la verdad me reportan mucho más por amistades conseguidas que por toda la pasta gansa que me llega a la (...)

Una de marketing, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Cuando vives en un país con una economía emergente tienes que estar preparado para impresiones fuertes, con los ojos abiertos. Eso de economía emergente es un eufemismo, claro. No tiene nada que ver con esos países que parece que se van a acabar comiendo el mundo: India, Brasil… y por supuesto China. ¡Qué tiempos aquellos de nuestra infancia en que pedíamos para los chinitos y los indios…! En Burkina Faso se tiran el rollo, el Gobierno, de que éste es un país emergente… Bueno, en parte tienen (...)

Caracortá (Scarface), por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Maredin WII guindre Cuando era pequeño, víctima seguro de la mala influencia de alguna de las parejas de cómicos al uso en aquellos años, acostumbrábamos a cruzar los chavales una especie de insulto blanco, inocente: ¡caracortá, que eres un caracortá…! Aquí la gente tiene la caracortá pero por otras cuestiones. Llama la atención cuando vas por esta parte de África ver a mucha gente con unas escaras horribles desfigurando los rostros. Al principio te da apuro mirarles porque se van a dar cuenta (...)

Gira il mondo, gira, Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Me tenéis que disculpar que no escribí nada la semana pasada, pero he estado un poco pachucho, de lo mío. Un poco aperreao. Me fui a España a ver a la familia y amigos y al cumpleaños de mi nieto y a ponerme ciego a comer todas esas maravillas que disparan mi azúcar a las nubes y mi salud al tártaro. Así que fue llegar y besar el santo y comenzar la romería interminable de comidas y cenas con unos y con otros. Ganar kilos y récords de glucemia ese viene a ser mi paso por las tierras de España. Y (...)

Colaborando, que es gerundio, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

cartel en Burkina En esto de la colaboración-cooperación entre el primer y caritativo primer mundo y el tercero y pedigüeño inframundo hay varias cosas que me ponen malo. La que más, toda la gente que se aprovecha de este negocio o área de actividad económica, si jugamos a cínicos. Conté algo la semana pasada y lo mismo no se me entendió bien. Lo que yo no soporto es a los que se “aprovechan” de esta actividad en beneficio propio. Pero he conocido, conozco y espero seguir conociendo corazones de oro (...)

Una de Colaboracionistas, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Esto de la Colaboración para ayudar al 4º mundo es lo que tiene, sus cosas. De una parte tapa más nuestras conciencias y los agujeros que nos las hacen malas, que los agujeros de las necesidades que pretendemos ayudar. Así nuestras malas conciencias se vuelven buenas con unas perrillas que nos sobran, cuando nos sobran, y caritativamente las entregamos a los negritos y otros desarrapados en general. Y los negritos encantados, claro. Sobre todo los que viven de este cuento tan bonito. Porque (...)

Parentesco, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Aquí hay relaciones de familia como en todas partes, claro, pero con algunas características que te confunden. Son cosas del idioma y de la idiosincrasia. Lo del idioma, porque en mooré no existe la palabra hermano/a. Existen palabras que indican no sólo si es hermano/a sino cómo está colocado en el escalafón. Al menos en relación con el que te habla. Así sólo existe grand frère, gran hermano (no confundir con programas de TV o 1984) o petit frère, pequeño hermano (no confundir con Pequeño Gran (...)

Veneno, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

“Dame veneno que quiero morir, dame veneno… que prefiero la muerte que vivir contigo, dame veneno… ¡Ay, para morir!” veneno veneno2 Si te sirven una calabaza en un maquis o cabaret hincando la uña en el yogurt, no te lo bebas, porque pueden haberse metido debajo de la uña el veneno y te van a dar retortijones y cosas peores Esto de Burkina Faso no deja de asombrarme cada día. Porque después de más de 2 años viviendo aquí e intentando enterarme de todo, conocer las costumbres locales, cultura, (...)

Sueltos, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Balas en burkina Días de mucho, vísperas de na Como estos días agitados salgo poco de casa, o salgo agitado y deprisa de casa, tengo más tiempo para escribir y me pongo a ello por si luego no tengo ocasión. Así que os voy a disculpar que me perdonéis por colgar estos chismes aunque no toque. Haced como con las medicinas, las tenéis todas en la caja y os las administráis en pequeñas diócesis. Si os han prescrito una cada domingo pues esperáis al siguiente o si os queréis suicidar os las tomáis (...)

Compaoré 4: Lethal Crisis, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

No hay manera queridos lectores (peco siempre de optimista, quizás sólo es un lector o ninguno), yo quiero poner posts contando chascarrillos y poniendo un acento irónico sobre lo que puede ser contaros una realidad chusca de miseria y muerte con la que arrancaros (desgarraros, más bien) una mueca de sonrisa, pero los acontecimientos no me dejan. Son tozudos, más que yo mismo. Le he puesto el título de una película de actualidad en España que todavía no he podido ver pero que es una serie de (...)

Salud, divino tesoro, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

36 años, 1 esposa, 2 hijos y 3 días en los que no se encontraba bien. Y al tercer día resucitó a la vida eterna. Aquí, como todos creen en Dios, o eso dicen, y están acostumbrados a que la gente se muera joven y casi de un día para otro, el duelo no parece tan duro como nos suele pasar a los blancos. Fui a dar el pésame y un sobre a la familia, que me agradecieron mucho, o como decía Alassane (en realidad se llama Lassane, pero no me acostumbro) al día siguiente: que su familia estaba muy contenta (...)

C’est chaud, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Burkina Revueltas Hay alguna diferencia semántica entre “il fait chaud” y “c’est chaud”, que en mi limitado francés os intento explicar. Aquí la primavera, en la que se supone que estamos, ha llegado como llegan aquí estas cosas, sin término medio: hace un calor de muerte. Durante el día se aguanta mal y la mediodía te deja aturdido, semiinconsciente. Y por la noche las casas están tan recalentadas por el sol que la mayoría de la gente, si no tiene miedo y el barrio es tranquilo, duerme fuera, al (...)

Burkina Faso: Nuevo Gobierno, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

gobierno Burkina Estas semana ha habido mucho lío por Burkina: torturas, muertos en comisaría, manifestaciones, más muertos, revueltas, quema de edificios gubernamentales antes de las Fallas, semana entera de cine africano, películas de todos los tipos, algunas para morirse, pero no de risa. Así que se me han ido pasando los días sin contaros que ha habido un cambio de Gobierno. Después de las elecciones presidenciales pasadas que ya os conté quién las ganó. Se produjo la dimisión lógica y (...)

Paisaje después de la batalla, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

koudougou disturbios Aunque acaba de terminar FESPACO y os voy a publicar una breve (¡ja, breve yo!, eso no entra en este blog) reseña sobre el festival, hay noticias de más actualidad que no puedo dejar de contaros. Hace 2 semanas os contaba los disturbios que se están produciendo en las ciudades más importantes de Burkina Faso por la muerte en comisaría de Justin Zongo y que hubieran dicho que había muerto de meningitis. Al principio suena cachondo, pero a la gente ya no le hacen gracia (...)

Burkina Faso - Otra peli de polis malos y plíticos pores…, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Koudougou2 Hoy es un día señalado para la industria cinematográfica porque se celebra uno de los eventos periódicos más importantes del cine mundial… ¿los Óscars? No, FESPACO. Es un festival de cine africano que dura toda esta semana y que os contaré más adelante cómo se ha desarrollado, y las películas que he visto (tranquilos que no os contaré quién es el asesino). Pero hoy os voy a volver a hablar de más películas de polis malos, les encanta el género policíaco, tipo Harry el Sucio y similares. (...)

Multiculturalidad, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

La palabra es fea y complicada, como lo que pretende describir. El diccionario de la RAE define ‘multiculturalismo’ como la convivencias de diversas culturas. Y se quedan tan panchos. Supongo que a diferencia de a mí, les pagan por ser sucintos. Wikipedia se adorna un poco más con el problema de intentar integrar en un mismo espacio físico, geográfico, culturas diferentes. Y toca, de refilón, algunos de los problemas que conlleva la multiculturalidad o el multiculturalismo: la discriminación de (...)

Arriba y Abajo, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena.

baile Dice mi hija Olvido, que ha venido a pasar unas semanas a Burkina Faso, que vivo en una montaña rusa de las emociones, que es lo malo que tiene la adolescencia y sus problemas del corazón. Tiene razón al ironizar sobre mis estados de ánimo y los subidones y bajones emocionales que me gasto. En todo caso esto de sufrir el síndrome de Merlín ya me pasó en España hace 2 años y fue lo que me despeñó a África por no caerme desde alguna altura más rocosa. Y en esas sigo y seguía intentando encontrar (...)

Las 10 Diferencias, por Félix Ruiz de Valbuena

Aunque parece un juego no lo es. Se trata de encontrar las diferencias entre unos países y otros, así que la cosa va a ir de números, más que nada. A veces los números es lo que tienen: dan mucha más información que las palabras, que adornan y distraen las más de las veces. Son como las fotos, que se pueden cuantificar, o se ha intentado, su valor en palabras. En mis tiempos el valor de una foto estaba en más de 1.000 palabras, pero eran palabras antiguas que tenían un poco más de sustancia. Si son (...)

Cooperantes, por Félix Ruiz de Valbuena

Lola y Aimée en el Hospital Desde que estoy en Burkina Faso muchas personas me han dicho que querían venirse conmigo para ayudar. A todo el mundo, en algún momento, cuando les cuentas cómo es aquello se les abre el corazón y quieren hacer algo más que contribuir económicamente con una ONG. Vivir la experiencia personal de dar a los más necesitados no sólo nuestro óbolo, también nuestra desinteresada y generosa entrega. Quizás sea todo producto de la educación cristiana, lo cual tiene su parte buena, (...)

¿Trabajo decente?, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

trabajo decente Hace un año se celebró en Ouagadougou (1-2 diciembre 2009) el 1º Coloquio Africano sobre Trabajo Decente. ¿Trabajo Decente? ¿Un Coloquio sobre Trabajo Decente? ¿Se organizan en alguna parte coloquios sobre Trabajo Indecente? En África (o en Burkina Faso, que es donde estoy), casi todo te causa asombro hasta que empiezas a acostumbrarte y a hacer callo en los sentidos y en los sentimientos. Por eso voy de vez en cuando al callista. En España al de los pies para que me (...)

La Semana Fantástica , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Estos últimos 10 días han sido lo que los grandes almacenes españoles suelen calificar como Semana Fantástica, pero al revés. Ya sabéis que tienen esa curiosa métrica en su departamento de marketing: la dicha semana suele tener más de 10 días y los 8 Días de Oro se les suelen escapar hasta los 15. Creo que deberían revisar el CV del responsable, porque las cuatro reglas se le quedan cortas. Así que me copio de ellos y ya no sé si ha sido una semana fantástica, 8 días de horror o cómo titularlo, pero ya (...)

Todos podemos ser Sankara, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

sankara Puede que muchos de vosotros no hayáis oído hablar de él, yo tampoco hasta que llegué aquí, o no lo recordaba. Este militar comunista fue quien cambió por 4 años este país. Luego fue asesinado y reemplazado por su segundo de a bordo, Blaise Compaoré, en 1987. Desde entonces, éste, sigue siendo Presidente de Burkina ‘democráticamente elegido’. Sankara fue uno de los ideólogos africanos más importantes del siglo pasado y quien cambió, durante un corto periodo de tiempo, las condiciones de vida (...)

Sin Título, aún , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

periodicos de Burkina No sé cómo llamar a esto que os voy a contar, porque no trata de nada en concreto, son los contrastes que me estallan a cada momento cuando viajo a España y no dejo de comparar unas cosas y otras. Ya no sólo la riqueza, exuberante, insultante, que te encuentras en Europa, por más crisis que haya y todo lo que el mundo me llora sus males, también por las diferencias culturales y de desarrollo. Estuve en Ibiza con mi hija y mi nieto y tuvimos que ir a hacer unas gestiones (...)

La Fin de Carème , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Lo mejor del Ramadán (Carème) es cuando se acaba y lo mejor de todo es que se aprovecha para hacer la mayor fiesta del año. Al menos los musulmanes de Burkina Faso. Este año, además, ha caído en viernes con lo que han hecho ‘puente’ por así decirlo. Aunque como la mayor parte de la gente no tiene trabajo esto aquí no se nota tanto, salvo por los funcionarios. A la puesta de sol se hace la cena de Eid-al-Fitr y el día siguiente es una gran fiesta. Todo el mundo hace comidas especiales, o simplemente (...)

Christoph Schlingensief, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

En agosto pasado tuve conocimiento de una triste noticia gracias al blog de mi amigo Ricardo Bada (http://www.fronterad.es/?q=node/1934): Ha muerto Christoph Schlingensief. Seguramente muchos no le conoceréis, yo ni sabía de su existencia: la ignorancia es libre y mi memoria, además, floja. Pero gracias a Ricardo (y a Google) he podido conocer su persona y su obra. Para los que queráis más información os recomiendo su página web oficial ( http://www.schlingensief.com/), en alemán, inglés y (...)

H.A.: Peculiaridades del último mundo, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

supermercado en burkina Aquí se nota la pobreza por muchas cosas, entre otras porque no tienen de nada. Ni para comer ni otras cosas. Los chinos son increíbles, me refiero al país y sus gentes, no a los sitios donde compramos cosas de última hora. En mi caso también de primera hora porque siempre me resultó cómodo eso de comprar en el chino que hay debajo de mi casa en vez de irme hasta el mercado o el OpenCor, que ya de puestos me cae mejor el chino de abajo que el Isidoro Álvarez (ahora que lo (...)

Competencia-Competentes , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Competencia Ayer volví a encontrarme con mi ex copine después de meses sin vernos. Creo que, por fin, tengo una amiga aquí. Nos pusimos a hablar de nuestra relación y de por qué no funcionó: ella es muy joven y quería tener hijos y no teníamos los mismos gustos y aficiones. Discutíamos mucho. Lo normal. Me ha estado contando cómo le va la vida y los hombres que, innumerables, intentan ligar con ella. Es bastante atractiva, aunque aquí todos intentan ligar con todos. Porque en Burkina, como en todas (...)

Entierro (2), por Félix Pérez Ruiz De Valbuena

Esta mañana he ido a dar el pésame a la familia de Étienne. Me acompañaban Oumou y Zack, un amigo que viene a tomar café, de vez en cuando, a mi casa. Hemos llegado y en la cour había varias puertas de varias casas, Oumou ha entrado en una de ellas, donde estaban las mujeres, y Zack y yo en la otra, con los hombres. Romaric, el padre, me ha contado que estaba en la aldea y que le han avisado cuando ya estaba muerto. Ha venido en cuanto ha podido para el entierro. No hemos hablado mucho, en esas (...)

Entierro (1) , por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Etienne A los ricos los mata LA MUERTE A los pobres nos matan las enfermedades (Dicho burkinés) Hoy había ido a Ouaga a hacer compras y al volver me estaba esperando Oumou, la señora que limpia en mi casa para decirme que se había muerto Étienne. Étienne era el hijo mayor, 10 años, de Cristine y Romaric. Cristine trabaja como ciudadora de niños en el orfanato de una ONG española. La conozco desde que empecé a ir por el orfanato a estar con los niños en el mes de marzo del año pasado. Es de las (...)

Alissette, por Félix Pérez Ruiz de valbuena

Los fines de semana son especialmente largos y eso que los sábados por la mañana se hacen duros en el orfanato, pero esperar que pasen dos días, solo, sin nada que hacer en especial deseando que llegue el lunes para llenar un rato las mañanas con lo que sea, a donde quiera que me manden de visita y las tardes en el orfanato con los niños, hacen que llegue al hotel lo suficientemente cansado como para no necesitar mucho más, aunque el sueño no me acompañe. Llego andando desde el orfanato viendo el (...)

Niebla roja, rojo amanecer, Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Niebla roja Hoy ha amanecido con niebla. Niebla roja. Cuando a las 6 de la mañana he ido a echar los restos de la cena a los restos de Pepsi, mi perro, ahí tirado como muerto, pero sólo dormido el muy vago, me he sorprendido porque el amanecer era rojo, como el título de una película. Conforme ha ido pasando el tiempo ha seguido igual, una densa nube de polvo rojo que todo lo cubría. Aquí polvo, en cualquiera de sus acepciones, hay mucho y todos son peligrosos. Si polvo, entendido como (...)

Esclavos en el Siglo XXI, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

tuareg Hace unos días leí un artículo sobre la esclavitud en Sudán, publicado en Frontera D http://www.fronterad.es/?q=node/1303 Puede que a muchos les resultara sorprendente que todavía siga existiendo una lacra como esa, pero no a mí. En África he empezado a conocer muchas cosas que en nuestra tranquilidad de primer mundo nos parecían erradicadas o producto de un mal sueño: la ablación, sacrificios rituales, violencia generalizada contra las mujeres (no me refiero a casos de salir en los (...)

Forgerons, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

forgerons Los herreros, con los griots, forman las dos castas importantes (por no decir únicas) entre muchas de las etnias de Burkina y de gran parte del África Subsahariana: Como su propio nombre indica son las personas que trabajan el hierro y por extensión cualquier tipo de metal. Tienen una consideración especial pues son los que proveían a la tribu de las herramientas esenciales para perpetuar la vida. Puntas de flechas o lanzas tanto para cazar como para defenderse o atacar a otras (...)

Griots, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

griots - felix Ésta es una cultura de tradición oral, prácticamente no existen como lenguas escritas ni el mooré ni el fulfulda, ni ninguna de las otras lenguas que se hablan por aquí. Recientemente se ha trascrito el mooré, la lengua más extendida, y se procede a su normalización escrita y su enseñanza. Por mi parte me he comprado una gramática, un cuaderno de ejercicios y un diccionario mooré-francés. Pero sólo lo he comprado, no me he puesto a estudiarlo. Lo que tengo que estudiar es francés (...)

Burocracia, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Se discute mucho sobre la responsabilidad de las
 potencias coloniales en la actual situación que se vive en África. Quizás en lo 
que no se ponen de acuerdo es en el grado de implicación en conseguir unos 
niveles de genocidio, guerras, asesinatos políticos, hambre, calidad de vida,
 esperanza de vida a la baja, como jamás antes existían. O su responsabilidad, 
evidente y demostrada, sobre el asesinato y derrocamiento de líderes africanos 
independentistas que pretendían devolver el poder y sus países, (...)

África tiene nombre de mujer, por Félix Pérez Ruiz de Valbuena

Con la publicación de este artículo de Félix Pérez Ruiz de Valbuena iniciamos con la Revista Digital Frontera D una colaboración en la que en esta sección de Bitácora Africna iremos publicando artículos de diferentes autores que hablan sobre África en dicha publicación. Agradecemos la gente de Frontera D todas las facilidades que nos han dado para compartir con ellos estos artículos y mostrar desde esta web su interesántisimo trabajo que podeis encontrar en www.fronterad.com Desde que (...)