En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
REVISTA
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Más allá de Darfur: las guerras olvidadas de Sudán, por Juan Bautista Cartes
...leer más...
Pobreza y exclusión de los pueblos y mujeres afrodescendientes, por Epsy Campbell Barr
...leer más...
África en el ADN o la reconstrucción de la memoria negra a partir de las huellas colombianas, por Johari Gautier Carmona / ( Afribuku)
...leer más...
El habla afroboliviana en el contexto de la “reafricanización” , por John M Lipski
...leer más...
El contexto colonial africano y el desarrollo de la antropología, por Nuria Fernádez Moreno
...leer más...

Blog Académico

Noticias
Tanzania quiere crear industrias textiles para generar empleo
...leer más...

Sudán presenta una solicitud para la adopción de goma arábiga como fibra alimenticia saludable
...leer más...

El ejército de Nigeria insta a los políticos a no politizar la seguridad
...leer más...

El rey Mswati III cambia el nombre de Suazilandia a eSwatini
...leer más...

Por primera vez una mujer dirigirá el Parlamento de Etiopía
...leer más...

El director de ONUSIDA bajo sospecha
...leer más...

La disputa de Halayeb debe resolverse mediante conversaciones directas o arbitraje internacional
...leer más...

Parte de los 41 detenidos en Kordofán por las medidas de emergencia padecen una "enfermedad alérgica"
...leer más...

El Ministerio de Agricultura del sursudanés estado de Yei advierte a las ONG que suministran semillas de baja calidad
...leer más...

Las enfermeras de Zimbabue en huelga no se moverán de sus puestos de trabajo
...leer más...

La provincia de Copperbelt en Zambia se convertirá en uno de los mayores centros africanos de distribución de calzado después de la inversión prometida por la empresa china Huajian
...leer más...

Julius Malema denuncia una conspiración para asesinarlo
...leer más...

Sudán envía a cientos de reclutas de Darfur a los Emiratos Árabes Unidos con destino a la guerra de Yemen
...leer más...

Se celebra en Senegal la conferencia panafricana sobre la malaria, un flagelo que sigue en aumento
...leer más...

Necesidad del diálogo islamo-cristiano en Burkina Faso
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Bakwa magazine: desde Camerún al mundo, por Literafricas
...leer más...
Fallece Max Liniger-Goumaz, reconocido como máximo investigador mundial de Guinea Ecuatorial
...leer más...
South african Quijote (I), por Rafael Muñoz Abad
...leer más...
La ayuda al desarrollo no frena las migraciones, por Bartolomé Burgos
...leer más...
África narrada por españoles que han vivido allí décadas, por Chema Caballero
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > AfroIslam > Análisis de Prensa 2011-2013 >
-

Mikel Larburu

Mikel Larburu es un Misionero de África (Padres Blancos) nacido en Zumaya (Guipuzcoa). Ha estado trabajando por la sociedad argelina durante más de cuarenta años, especialmente con la formación profesional de la juventud del Sahara. Actualmente trabaja en un proyecto de Europa - Islam en Bruselas y es el coordinador de la sección "AfrIslam" del Portal del Conocimiento sobre África de la Fundación Sur.

Ver más artículos del autor

Análisis de Prensa 14-10-2011 / 16-10-2011
17 de octubre de 2011

LOS CRISTIANOS, LOS GRANDES PERDEDORES DE LA PRIMAVERA ÁRABE

Dimanche Express

16-10-2011

Por Pascal André

Las revoluciones árabes han levantado en el mundo entero una inmensa esperanza, incluyendo en el plano del pluralismo religioso. Todos recordamos todavía la fraternidad que se manifestó en la Plaza Tahrir en el Cairo, durante las manifestaciones que acabaron con la dictadura de Mubarak: coptos y musulmanes cuidaban los unos de los otros, mostrando respectivamente con orgullo el Corán o el Crucifijo.

Desgraciadamente el salafismo ha puesto fin a este intento de confianza, empujando al éxodo decenas de millares de coptos, que temen una victoria de los hermanos musulmanes en las próximas elecciones. Según la Unión egipcia de los Derechos Humanos, 100 000 coptos habrían huido del país desde el mes de marzo. Es verdad que asistimos estas últimas semanas a un aumento de incidentes interconfesionales. El 9 de octubre pasado, un nuevo límite ha sido ha sido superado ya que el Cairo ha conocido las violencias más asesinas desde que Mubarak fuera destituido. Una manifestación pacífica de coptos que protestaban por el incendio de una de sus iglesias degeneró, haciendo 24 muertos y más de 200 heridos.
Los derechos de las minorías

La situación en los otros países árabes no es más optimista. Que sea en Túnez, en Libia, en Irak o en Siria, los cristianos están inquietos por su porvenir y se preguntan si podrán soportar todavía mucho tiempo las discriminaciones, desprecios y ataques que son objeto. Formando una pequeña minoría, los cristianos de Siria, por ejemplo, temen que su situación se agrave después de la caída del dictador y que se instalen en el poder los partidos islamistas que borrarían todas las libertades a las otras religiones. Estos precisamente podrían hacerles pagar caro la relativa protección que han beneficiado con Bachar el Asad.

¿Cómo se podría ayudar a las comunidades de Oriente a permanecer en la tierra donde nació su religión? Todo lo que se puede hacer es continuar a recordar a todos los que están comprometidos a luchar contra las dictaduras árabes que en democracia, la ley de la mayoría no vale si no respeta los derechos de las minorías, y particularmente la libertad religiosa.


La policía disuelve una protesta de salafistas en Túnez

AGENCIAS Túnez

14-10-2011

Unas 10.000 personas se dirigían a la oficina del primer ministro para reclamar la imposición de la ley islámica

La Policía tunecina ha empleado hoy gases lacrimógenos para intentar disolver una protesta de unos 10.000 islamistas, algunos de los cuales intentaron abrirse camino hasta la oficina del primer ministro interino en el centro de la capital, según informa un reportero de Reuters sobre el lugar de los hechos. Los manifestantes, que coreaban "Allahu Akbar" (Dios es el más grande) y reclamaban la imposición de la sharia en Túnez, respondieron lanzando piedras contra la Policía.

Túnez, el lugar donde nació la primavera árabe, votará la próxima semana en una elección histórica que corre el riesgo de ser eclipsada por las crecientes tensiones entre los islamistas y laicos.

Los congregados, que tuvieron que ser dispersados con gases lacrimógenos, protestaban por la reciente emisión en la televisión local Nesma de la película "Persépolis", basada en la novela gráfica del mismo nombre de la dibujante iraní Marjane Satrapí.

Un segundo grupo de salafistas intentó dirigirse a la sede del referido canal, que emitió hace una semana este largometraje que narra en clave autobiográfica y desde la crítica laica la creación del Estado islámico de Irán tras la revolución de 1979.

Desde la difusión de la cinta han aparecido numerosas amenazas en Internet contra la referida cadena, cuya sede decenas de rigoristas islámicos ya trataron de asaltar el pasado domingo. Ambos grupos formaban parte de una manifestación mayor, en la que participaron unas 3.000 personas, y que comenzó a la una de la tarde, tras la oración del mediodía, sin el respaldo del partido An Nahda, principal formación islamista moderada de Túnez, que se desligó de la misma a través de su página web.

Los manifestantes, convocados a través de las redes sociales, partieron de la mezquita Al Fath y en su mayoría se disolvieron de manera pacífica al llegar a Bab Suika, zona situada en el centro de la ciudad. En la marcha, en la que se gritaron alabanzas a Alá y se pidió una segunda revolución, se podían ver pancartas del grupo de tendencia salafista Hizb al Tahrir.

Esta no es la primera vez que la corriente islámica reacciona violentamente en el país ante lo que considera una ofensa contra sus creencias. El pasado 26 de junio, un grupo de salafistas asaltaron un cine situado en el centro de la capital en protesta por la proyecciónde la película "Ni Dios, ni amo", de la cineasta tunecina Nadia el Fani,a la que los radicales islámicos han amenazado por sus posiciones laicas.

El incremento de la actividad de los salafistas, liberados tras la revolución que a principios del presente año hizo caer la dictadura del presidente Ben Ali, es observada con temor por los movimientos laicos tunecinos.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios