En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
Más información
| ACEPTO

Fundación Sur
Revista
Radio
Foro de Emprendedores

África en la Escuela
AfroIslam
Taller de Radio


Búsqueda personalizada


Blog Académico
Situación de los afrocolombianos. Una simple mirada , por Licenia Salazar
...leer más...
Reflexión sobre la situación de la enseñanza del español en África subsahariana y los factores que impulsan su expansión, por Leyre Alejaldre Biel
...leer más...
Ruanda, creación africana del tratado de Versalles (1919), por Carlos A. Font Gavira
...leer más...
Adónde migran los africanos, por Pablo Moral
...leer más...
Resistencia política y creación literaria en Guinea Ecuatorial, por Joseph Desiré Otabela
...leer más...

Blog Académico

Noticias
El Tribunal Supremo de Kenia rechaza la petición de legalizar el sexo homosexual
...leer más...

Zambia recibe 100 millones de dólares del Banco Mundial para mejorar la gestión de los recursos naturales
...leer más...

Las negociaciones entre la junta militar y las fuerzas de la libertad y el cambio en Sudán no llegan a un acuerdo
...leer más...

El presidente Mutharika encabeza el recuento electoral en las elecciones de Malaui
...leer más...

Protestas en Bamako contra el cuartel de la G5 Sahel
...leer más...

El ejército argelino dice "no" a las principales demandas de la protesta.
...leer más...

El Banco Central de Sudán recibe un depósito saudí de 250 millones de dólares
...leer más...

El Consejo de Seguridad de la ONU extiende otros seis meses el mandato de la MINURSO
...leer más...

El crecimiento económico de Túnez alcanza el 1,1% en el primer trimestre de 2019
...leer más...

El FMI llega a un principio de acuerdo con Egipto para un prestamo de 2.000 millones de dólares
...leer más...

Una religiosa española asesinada en la República Centroafricana
...leer más...

La agroforestería crece en varias regiones africanas
...leer más...

El Banco Africano de Desarrollo aprueba una estrategia de integración económica para África Central
...leer más...

Médicos sudaneses en huelga en el Nilo Azul
...leer más...

La sociedad civil se implica en la crisis de las regiones anglófonas de Camerún
...leer más...


Noticias

Bitácora Africana
Guinea Ecuatorial: impasible, imposible, hacia el ismo, por Juan Tomás Ávila Laurel
...leer más...
Jóvenes africanos en países "inhabitables", por José Carlos Rodríguez Soto
...leer más...
Sin tambores para despedir a Binyavanga, por Chema Caballero
...leer más...
CAN 2019: Apodos del Grupo A, por Pancho Jaúregui
...leer más...
La UE se afianza en Somaliland por Pablo Arconada Ledesma
...leer más...

Bitácora Africana

Inicio > REVISTA > Crónicas y reportajes >

Una historia de Internet en Senegal
20/07/2011 -

Senegal ha sido un pionero y un vanguardista de la red para el África subsahariana. Esto es lo que dice con detalle y precisión el periodista americano de investigación tecnológica, aunque de origen iraní, Cyrus Farivar. Dedica a Senegal un capítulo de su libro “The Internet of Elsewhere” (sin traducir el título) donde describe la increíble aventura tecnológica a través del retrato de un hombre.

Amadou Top no tiene biografía en Wikipedia, ni página web personal que reúna su obra. Hoy con 64 años, este senegalés es una figura incuestionable del desarrollo de Internet en el continente. Este gurú de la web africana ha consagrado una buena parte de su vida a que las nuevas tecnologías germinen y a contribuir para que Senegal y la mayoría de los países del oeste africano se conecten a la red global. Tal y como ha escrito Cyrus Farivar en su libro (ouvrage), este “friki con bubú” fue el que animó al gobierno senegalés para que introdujese Internet en el país”. Eran los años 90 y el mundo occidental descubría el valor de la “www” (World Wide Web).

Pero mucho antes del comienzo de Internet, Amadou Top era un apasionado de la informática por entonces compleja y reservada para iniciados. Formado entre Dakar y Francia, en el prestigioso Instituto Nacional de Investigación Informática (INRIA), este ingeniero nada más terminar trabajó en la empresa americana IBM presente en Senegal desde 1946 mediante una invitación del gobierno colonial francés. Al comienzo como becario, llegó rápidamente a ser analista y programador. En 1982, Top es uno de los pocos empleados africanos de IBM y es seleccionado para continuar su formación en Francia y más tarde en EEUU para familiarizarse con el nuevo PC de IBM. A la par trabajó para el Ministerio de Hacienda contribuyendo a la informatización de las instituciones senegalesas.

“Cómodamente se podría haber quedado en el Ministerio y en IBM donde disfrutaba de una situación muy confortable y prometedora carrera. Pero como él mismo dice – tenía el virus del desarrollo – sentía la necesidad de descubrir el mundo. Pensaba entonces que podría mejorar el trabajo para ayudar a Senegal creando su propia empresa. Lo que llevó a cabo en 1987”, comenta Cyrus Farivar.

“Esto será la revolución”

Se impuso como un referente en el sector y consiguió ganar el premio senegalés de software en 1988. Una recompensa para Amadou Top que así allana el camino al abrir su empresa ATI. Se esfuerza en crear un sistema para la innovación tecnológica en Senegal. La Agencia de EEUU para el desarrollo Internacional (USAID) y la embajada de este mismo país en Dakar se fijan en su labor. Estas instituciones americanas deciden en 1995 invitar a Top a la Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas donde se reúnen las mejores empresas de nuevas tecnologías. Ese año en el CES, Netscape presenta la nueva versión “beta” de su navegador web que fue muy popular en los años 90. Top está convencido de que la web puede contribuir al desarrollo del África Occidental.

De vuelta a Dakar, Amadou Top programa y desarrolla varios proyectos de páginas web multimedia almacenadas en un servidor local sin conexión a Internet. La red en esa época aún no existe en Senegal, pero Top se anticipa e imagina una versión digital del sitio de l’Agence de presse panafricaine (PANA). Incluye fotografías de actualidad, videos, recrea una maqueta que permita jerarquizar la información. Quiere servirse de trabajos novedosos para presentarlos a los responsables económicos y políticos de su país. “Top quería que su presentación tuviera un impacto tan fuerte como la que tuvo Netscape. Dedicó semanas enteras a perfilar sus páginas para asegurarse que cada imagen se colocaba correctamente, que cada video y sonido se viese y escuchase” dice Farivar.

Después de la demostración ante el personal del Ministerio de Hacienda y hombres de negocios influyentes, Top fue invitado a presentar su ordenador al personal del gabinete de Abdoulaye Wade. En ese momento Wade era primer ministro del gobierno de Habib Thiam. El futuro presidente del Senegal quedó fascinado con la demostración de Top y su página web periodística. La reunión duró dos horas en lugar de una y Wade preguntó a Top sobre las posibilidades de Internet. “Esto será la revolución” concluyó Amadou que efectuó la misma presentación una semana después en el despacho del Jefe de Gabinete del Presidente de la República Abdou Diouf.

Y llegó Internet

A finales de 1995 la primera conexión a Internet de 64 kbps enlazó Senegal con el mundo de la www. Top continuó con la tarea. Dos años después este infatigable corredor de fondo de la tecnología crea l’Observatoire sur les Systèmes d’Information, les Réseaux et les Inforoutes au Sénégal (OSIRIS) que aún publica la excelente circular informativa “Batik”. El objetivo de este observatorio es procurar que el gobierno invierta más en el desarrollo de Internet por todo el país. Un “tanque de ideas” que estudie igualmente las repercusiones de la red sobre la sociedad: “La asociación agrupa a numerosas personas provenientes de diferentes áreas que se reúnen para intentar comprender la repercusión de las nuevas tecnologías en nuestras sociedades, especialmente en la senegalesa. OSIRIS también difunde estas tecnologías por los diferentes sectores, no solamente en los barrios pudientes, también en los populares, a los jóvenes y a las mujeres” explica Top en una entrevista realizada para Africultures

Un montón de recursos disponibles

Senegal es el primer país del mundo en poner en Internet el censo electoral. Fue en 1998 en plenas elecciones legislativas. El clima político era tenso. Wade dejó el gobierno para liderar el partido de la oposición (Partido Democrático Senegalés) y acusó al partido en el poder de fraude. El encargado del proceso electoral, el Ministro del Interior Lamine Cissé tenía como misión garantizar unas elecciones limpias. Haciendo frente a las acusaciones decidió dirigirse a Amadou Top con el propósito de que desarrollase una solución técnica para el censo y probar así la transparencia electoral. Y el “friki con bubú” ideó un sistema innovador para publicar el fichero electoral en la web. Su empresa ATI se encargó de la operación de poner esos recursos en abierto antes de tiempo. “Diría que fue una proto-operación de recursos en abierto” dice divertido Farivar. Aunque esta iniciativa inquietó a los inmigrantes ilegales senegaleses en Europa que no les gustaba ver en la web su nombre, fecha de nacimiento y nombre de su madre. Por lo que pidieron la supresión de la página, ya que a causa de este fichero tenían miedo de ser reclamados por la policía. Pero Top, gracias a su maestría con la web abrió el camino demostrando el poder de las herramientas tecnológicas.

De ayer a mañana

Hoy en día Senegal es un país con un fuerte potencial y con una tasa de penetración media de las más elevadas de África. Según el Banco Mundial, el porcentaje de usuarios de Internet en Senegal, en comparación con su población, ha pasado de cero en 1990 al 7.4 % en 2009, tasa ligeramente inferior a una de las grandes economías del continente, Suráfrica, que tenía el 9 % el mismo año. Nigeria es el país que más usuarios de internet tenía en 2009, un 28.4 % de la población.

En términos de ancho de banda, la red senegalesa de Internet es la más desarrollada del continente después de Suráfrica. En las zonas urbanas, aunque los cibercafés suelen estar bien equipados todavía la fractura digital es bastante grande. Según l’OSIRIS, el 10% del país tiene acceso a Internet y la tasa de equipamiento es de 11,5 ordenadores por cada 100 hogares. Pero la fiebre de los móviles sigue aumentando en el continente y cada vez hay más “smartphones” sobre todo “androides”. En cualquier parte, cerca del 88% de los hogares senegaleses disponen de teléfono móvil. En las zonas urbanas, los cibercafés proliferan por el callejero de Dakar o en los hoteles caros de la ciudad se montan puntos informáticos más sofisticados. Pero en las zonas rurales, los cortes eléctricos y las dificultades relacionadas con las infraestructuras hacen que Internet sea casi inexistente.

En opinión de Farivar, la próxima etapa de desarrollo de Internet en Senegal pasa particularmente por el incremento de la alfabetización. “Se olvida a menudo que para utilizar Internet se debe saber leer y escribir. Senegal tiene una buena tasa de alfabetización en la región. Y si Internet ha podido desarrollarse en Senegal. Es gracias a la estabilidad política y económica del país durante la última década”. Otro parámetro a tener en cuenta es el alto coste de las conexiones ADSL, que tienen el mismo precio que en Francia. El Estado senegalés oficialmente puso en 2004 fin al monopolio de la histórica operadora Sonatel, “pero hasta 2007 no comenzó a operar la compañía sudanesa Sudatel autorizándole a prestar los servicios de ADSL y telefonía móvil” indica el autor. Así que para que Internet progrese en el oeste africano deben trabajar en paralelo el Estado y el sector privado. En todos los lugares de Dakar está presente la empresa californiana “Google”, habiendo instalado aquí su sede regional para el África francófona contratando a muchos informáticos senegaleses. Amadou Top y su observatorio OSIRIS continúan trabajando en el análisis y perspectiva de la red para seguir con la obra pionera iniciada hace 20 años.

Joan Tilouine

Publicado en la bitácora “Africa Tech”, el 18 de julio de 2011.

Traducido por Juan Carlos Solís Santander, para Fundación Sur.


Comentarios
Las opiniones expresadas en estos comentarios no representan necesariamente el punto de vista de la Fundación Sur. La Fundación Sur no se responsabiliza de las opiniones vertidas por los usuarios